Justin Hawkins le dice adiós a la oscuridad

Por Rob, 0 reacciones

De acuerdo al tabloide por excelencia, el diario británico The Sun, Justin Hawkins, frontman de The Darkness, ha dejado la banda para proseguir con su carrera en solitario. Al parecer el resto del grupo (el hermano de Hawkins, Ed Graham y el bajista Richie Edwards, que siempre según el periódico, será el nuevo frontman) seguirá con la banda.

Recién salido de rehabilitación, el frontman confiesa que en los últimos 3 años gastó la friolera de unos 220.00 euros en cocaína. Los fans del grupo recordarán que su último trabajo, “One Way Ticket To Hell And Back” empieza oyéndose a alguien esnifándose una raya.

'One Way Ticket' es, por supuesto, autobiográfico. Estaba consumiendo del orden de 5 gramos (de cocaína) al día lo que me costaba 1.000 libras (1.500 euros) a la semana, a veces más. Me habituaba a estar despierto cuatro días por juergas con coca y alcohol. Afectaba a cada una de las decisiones que tomaba. Todo se basaba en que yo quería tomar cocaína en cualquier momento. Pedía que fuésemos los primeros en las entregas de premios para que yo pudiera seguir con lo de beber y drogarme.

El pasado agosto, el cantante dio un paso al frente y fue internado en un centro de rehabilitación. “Entré ahí y me hundí. Temblaba como una hoja y tenía mono.

Hawkins, en sus primeros días fuera del centro, afirma que se toma la vida con calma. “Por estúpido que suene ahora me estremezco con cosas como ponerme un jersey de chamemira y sentir lo suave que es. No solía notar cosas como esas. Aún así, no me siento curado – nunca lo haré.

Explica su decisión de dejar la banda: “Me siento mal por los otros (de la banda). Será un trastorno. Pero es hora de seguir adelante. Sería perjudicial para mi salud seguir. No le echo la culpa al grupo de mi problema – Soy un adicto. Hay gente que puede seguir en una banda y seguir limpios pero yo no soy uno de esos.

Hawkins se concentrará en grabar un disco en solitario y en componer bandas sonoras para películas.

Ver más de The Darkness.