Maynard James Keenan en profundidad

Por Rob, 0 reacciones

No son demasiado habituales las entrevistas con Maynard James Keenan, frontman de Tool y menos las que tienen cierta extensión. La gente de AVClub.com mantuvo una larga conversación con Keenan tratando toda clase de temas. A continuación os ofrecemos íntegramente las declaraciones del vocalista.

Keenan justifica el porqué de las poquísimas entrevistas que da: “Es porque no soy un hombre educado. Solo sé lo que me cuentan y no me cuentan demasiado; no tengo un esquema de referencia de como situar las cosas en la historia (que me permitirían) ser un líder responsable. Todo lo que puedo hacer es ser un artista y, básicamente hablar sobre mis sentimientos que ayudan a la gente a, ya sabes, pasar por un conducto reticular pero realmente no les ayuda a lidiar con materia política. Todo lo que puedo decir es que huelo una rata. No sé donde está ni qué clase de rata es pero como artista puedo expresar (como me siento al respecto). Pero no puedo levantarme responsablemente y decirle a la gente qué camino tomar porque entonces soy tan culpable como la gente que le dice a todo el mundo qué hacer y donde ir.

Probé lo que es eso con el álbum político de A Perfect Circle (se refiere a “eMOTIVe“, el disco de A Perfect Circle). Ni siquiera escribí esas canciones; solo hice oír a la gente lo que ya dijeron antes de mi, las cosas que me inspiraron de niño y cosas dichas en varios tiempos turbulentos. Y, joder, fui crucificado. Si vuelves atrás y oyes ese disco y te olvidas que son versiones, es un buen álbum pero fue crucificado por su contenido porque hay un ejército de mocosos engreídos ahí listos, entrando en todos los chats, soltando mierda y socavando a cualquiera que tenga algo que decir. Es como esa enfermiza infraestructura de 1984/Gran Hermano.

Se trata este último uno de los motivos por los que Keenan tiene letras tan crípticas. “Pienso que es más importante solo inspirar a la gente a levantarse un día y coger un libro y empezar a sentirlo por ellos mismos. No puedes decirles que lean un libro. Solo tienes que hacer eso y evocarles de algún modo, y aportarles algo de vez en cuando que entiendan. Es como estar en una clase de artes marciales, dando golpes, y llevas haciéndolo desde hace 10 años, y en un momento, un día, algo encaja. Y tan pronto lo entiendes, y tienes esa sensación en el cuerpo y esa mirada, miras a tu sensei y tu sensei te está mirando, asintiendo, en plan, 'Lo has hecho bien'. Sabes, y entonces sigues adelante. Pero hasta que no lo haces tu, no vas a entenderlo.

Creo que la situación en América está cerca de llegar a un punto crítico,” asegura el cantante al hablar sobre la situación política de su país. “Ha llegado tan lejos, y la gente que ha sido engañada está avergonzada pero no van a hacer nada al respecto. Van a atenerse a las instrucciones solo para ver si hay éxito en su dirección para poder decir, 'Ves, tenía razón'. De verdad que está implosionando; es una locura en todos lados y es en toda la nación, incluso globalmente, empujando esa polarización fanático religiosa que infecta todo. ¿Uno de los hermanos Baldwin es ahora predicador? Santa-puta-hostia. Está todo tan polarizado que no hay grises y todo termina en una guerra religiosa.

De gira creo que será peor para mi por ahí fuera. No sé cual es la solución, otra que no sea esperar que podamos aplacar el temporal y podamos mirar a sitios como Europa, post 1ª y 2ª Guerra Mundial, donde las comunidades que sobrevivieron son las que ya estaban sobreviviendo: tenían su propia pequeña economía localizada y granjeros e intercambios, para superar el invierno. Son los que sobrevivieron y han sobrevivido y sobrevivirán. Así que eso es positivo (risas). Ese es mi resquicio de esperanza: empezar una comunidad vinícola en Arizona esperando que todo Estados Unidos pase por una saturación de bodegueros y se enderece en lo que resultará ser una industria de casas campestres y la gente sobrevivirán localmente, sin importar qué payasos manejen el cotarro.

Conociendo su personalidad, es preguntado sobre si cree que es dificil trabajar con él. “No, no del todo. Lo que pasa es que no sufrimos a idiotas a la ligera. Sabes, somos artistas, y trabajamos duro en lo que hacemo, y asumimos que cuando hablamos con un periodista, son tan apasionados con lo que hacen como nosotros con lo nuestro. Y entonces acabas hablando con ese bufón que no vale ni para trabajar en Starbucks (risas). Así que nos metemos en harina, haciendo entrevistas donde nos ponemos en plan, '¿Sabes qué? A la mierda. No voy a hacer esta mierda'. Nosotros solo salimos y hacemos lo que hacemos, y la gente vendrán de uno en uno y luego se lo contarán a un amigo, y entonces empezarán a venir y ver de qué vamos. Eventualmente eso quizá lleve a que haya gente que venga sabiendo de qué vamos, y sabiendo que esto es una conversación entre dos humanos apasionados con lo que hacen. Cuando eso pasa, entonces quiero hablar con ese tipo.

Contundente se muestra Keenan al hablar sobre el público que sigue al grupo. “Me siento fuera de contacto con la mayoría de nuestro público. No tengo ni idea de quien son esa gente – especialmente cuando viajamos por Europa. Y no todo es culpa nuestra; es una serie de eventos. Tocas música heavy y tu compañía de discos, que nunca ha tenido un disco como lo que hacemos nosotros, inmediatamente te etiqueta al obvio niñato apestoso con rastas y la orina en los zapatos porque ha estado durmiendo en su propia porquería en un festival en medio de la lluvia. Básicamente etiquetan directos a ese tío. Y luego te das cuenta que los únicos que vienen a tus conciertos son esos primates, esos estúpidos…Entonces, resulta que estás en una cafetería, y tienes un amigo al lado, y has estado leyendo algo de Noam Chomsky, o estás leyendo 'The Onion', y miras alrededor y ves a un puñado de niños que parece que podrían estar hechos de queso porque tienen moscas en todos sitios. Y dices, '¿Quieres ir a donde van?' y todos dicen, 'Joder, no'. Y llevan camisetas de Tool. ¿Por qué querrías ir allí? ¿Por qué querría alguien que no fuese uno de esos niños ir a ver a Tool si esa es nuestra representación en esa area? Así que termina siendo una situación perdedora. Por supuesto que esto ha sido un ejemplo extremo.

Pese a todo Maynard sigue sorprendido por la acogida que ha tenido el último disco de la banda, entrando directamente al número 1 del Billboard. “Creeme, estoy absolutamente encantado; estoy totalmente sorprendido y agradecido que haya un montón de gente ahí fuera que entiendan lo que pasa. Pero sabes, yo soy negativo por naturaleza, un cascarrabias, el tipo-que-siempre-ve-elvaso-medio-lleno-y-con-un-agujero, que de todos modos es el combustible que me hace funcionar. Sin eso, no sería yo.

Tool sigue siendo un reto para mi porque el reto para nosotros siempre ha sido encontrar un espacio donde todos nos encontramos en el medio. Cuando estás en un local de ensayo, como en el que hemos estado desde el primer día, en 1990, piensas, 'Ok, si, quiero/me encantaría ir en esta dirección…' Pero no puedes ni dejar que eso te entre en la mente; lo que tienes que hacer es oír lo que pasa y entonces reaccionar a lo que sale de todos. Y sea cual sea el resultado, es lo que acaba saliendo en el disco. Y de esa forma, desde que los cuatro somos individuos completamente diferentes que crecemos de forma totalmente diferente y experimentamos cosas diferentes, ese punto intermedio siempre se estará moviendo cada vez que nos juntemos. Así que, en teoría, los resultados deberían ser diferentes cada vez.

Precisamente el hecho de ser individuos con gustos tan diferentes hace que los teloneros que suelen tener son bandas que se salen de lo convencional (Tomahawk, Isis, Mastodon) y eso mismo también el sirve a Maynard para inspirarse. “Hemos salido con gente que nos gusta y mientras pasa el tiempo, por supuesto, nuestros gustos musicales han ido en diferentes direcciones. Ahora hemos llegado a un punto en el que mientras dos personas voten por algo, ese lo escogemos (risas) No me entiendas mal: me gustan Isis y Mastodon pero yo preferiría salir con Peaches o Autolux o los Yeah Yeah Yeahs; solo algo que se salga de lo ordinario pero que no sea más heavy o oscuro que Tool. Pero es la belleza de nuestra banda: somos unos pensadores tan diversos. Así que sé que giraré con Mastodon e Isis y yo nunca habría tomado esa decisión. Para mi es genial porque ahora he estado expuesto a música que de otra forma nunca hubiera estado expuesto.

Soy fan de Meshuggah pero no soy tan fan de Meshuggah. Ya sabes, crecí escuchando a Joni Mitchell. Yo gravito alrededor de la melodía y es mi trabajo escuchar a lo que les sucede cuando esos tipos toman esos caminos rítmicos matemáticos enfermizos. Es mi trabajo suavizarlo y llevarlo de vuelta al centro, para que puedas oírlo sin tener dolor de ojos (risas). Yo soy como el elemento impredecible, irracional, emocional.

Las tan traídas y llevadas interpretaciones de las letras que escribe son objeto de pregunta. “¿No es genial? Lo ponen al revés y les sale algo así como, 'tienes que pillarte un granizado (Slurpee) pero solo medio lleno, y cuando te lo estés bebiendo, justo con el último trago, el ritmo del sorbo coincide con…'. ¡Dios mío! ¿Estás de broma?.” Le cuentan la leyenda urbana que circula que si se unen 3 temas del “10000 Days” se forma un nuevo tema escondido a lo que el vocalista responde con risas. “Casi ni podemos decidir si vamos a hacer una gorra de beisbol o un gorro. ¿Sabes a lo que me refiero? Ahora eso si, si te suscribes a todo el nivel espiritual, energético, cuando entras en ese extraño estado meditativo…Trato de dar con una palabra…¿Sufismo? No recuerdo lo de los derviches giradores. Cuando, en algún momento, entras en ese extraño estado mental, tu cuerpo se sale, y tienes una extraña experiencia de estar fuera del cuerpo, y entonces puedes pinchar entre esas cosas inconscientemente. Así que si la gente está viendo esa clase de cosas que básicamente no tienen nada que ver con nosotros, solo son momentos en que nosotros coincidiendo en un momento y siendo auténticos con ese proceso de los dervuches giradores de emocionarse los unos con los otros. Algunas de esas cosas parece que accidental y naturalmente salen. Pero de ningún modo es una cosa producida por nosotros.

Con 25 o 26 años que fue cuando empecé con esta banda no es que tuviéramos pensado hacer todos esos discos que hemos hecho.

Sobre su trato con la prensa el cantante asegura: “Estoy seguro que seguimos siendo víctimas de nuestros conceptos iniciales porque sabíamos que íbamos a emerger en el despertar de Nirvana y que nos perderíamos en la baraja, queríamos que la primera impresión de nosotros que tuviera la gente fuese una duradera. Así que susurramos en lugar de gritar; dijimos 'no' en lugar de 'si', y eso funcionó para nosotros al principio. Y creo que la impresión inicial fue buena para nosotros porque terminamos viendo las cosas que queríamos que se viesen, no algo que cualquiera quería que viéseis. Por supuesto, el inconveniente de eso es que tienes un montón de gente que se hacen llamar periodistas a los que se les no permitió el acceso y aún siguen quejándose de ello, diciendo que somos difíciles y duros de alcanzar. En realidad, no hicieron sus deberes, y nosotros, básicamente, les hicimos callar.

Preguntado sobre porqué no incluye las letras en los libretos de los discos y si las acaba publicando en la red, comenta: “Leer es más un proceso de la parte izquierda del cerebro, y escuchar música es una función de la parte derecha. Y la función derecha es mucho más emocional y tiene bordes suaves, así que cuando oyes por primera vez el álbum, debes oírlo y sentirlo. Cuando empiezas 'leyéndolo', estás pensándolo, y te robas a tí mismo de esa primera impresión de como los sonidos te afectan (risas). Voy a quemar algo de salvia ahora mismo – estoy por quemar algo de incienso en esta entrevista. Pero, en serio, creo que cuando entras en un museo o una galería, las piezas más poderosas son las que no tienen palabras debajo que te distraigan de la pieza. Sabes, si la 'Mona Lisa' tuviera en una esquinita escrito, 'Come en Joe's', eso sería lo que recordarías.

Hablando de arte, hay que reconocer que sus discos -el libreto y el artwork en general- son auténticas obras de arte. Es por ello que le preguntan si es fácil conseguir la aprobación del sello discográfico para publicarlo tal como quieren. “Con '10000 Days' tuvimos que ir a la compañía de discos y enseñarles, 'Véis, esto es lo que haremos cuando estemo0s de gira. Esto es lo que hacemos con las ventas de discos. No necesitamos hacer discos. ¿Vosotros queréis que hagamos un álbum, dinosaurio?'. Si ellos quieren sobrevivir al próximo milenio tienen que encontrar una manera, pero nosotros queremos divertirnos con el artwork de nuestro álbum porque entienden que es algo que tienen que hacer para ser relevantes en este nuevo orden mundial.

En el artwork del disco se ve una copa de vino, “un oporto Burmester del 1963” cuenta Maynard, lo que sirve para hablar de su afición por la viticultura. “Creo que estaba predestinado. Me retrotraeré un segundo para darte la historia de lo que me llevó a plantar mi primera vid pero (después) de plantar mi primera vid, estaba en la cena de Acción de Gracias con algunos familiares, y me transmitieron que mi tío-abuelo por parte de padre, y los abuelos de mi padre, tenían o habían tenido viñedos en lo que era el norte de Italia, que luego se convirtió en el sudeste de Francia. Pero hacían vino: tipos italianos, norte de Italia, haciendo vino y yo no tenía ni idea. Así que pensé que era una especie de sincronización, sabes. Aquí estoy buscando mi camino de vuelta al camino correcto, habiendo saltado una generación. Pero si, creo que siendo un tipo corriente de pueblo estando en la carretera, de golpe ves a tus contables y agentes y managers a tu alrededor con esas copas de jugo rojo que pinta bastante atractivo, y están 'oooh' y 'aaaah' sobre ello, mientras tu estás ahí con una bolsa de patatas, oliéndole el culo y los a tus compañeros de banda de camino a Boise. Y tu te quedas en plan, '¿Qué cojones hay en ese vaso y quien la ha pagado?'. Y por supuesto, lo hice yo. Así que empezamos a cogerles la botella cuando no miraban y yo me daba el gusto y me di cuenta, 'Ey, esto tiene algo'. Con el paso del tiempo, descubrí más y tuve esa clase de epifanía cuando tienes esa botella con la comida adecuada que le da sentido. Y entonces me marché a mi estado decadente de coleccionar vino, que me llevó a buscar fuera de mi casa en Arizona y mirar el terreno, y soltando, 'Tío, esta es una propiedad de viñedos, esto puede ocurrir. Y entonces empecé a mover tierras.

Pese a que la gente crea lo contrario, Arizona es genial (para estas cosas). Estamos sobre 155.000 metros, 122000 en algunas partes, y Dick Erath, el tipo que prácticamente fue el pionero del pinot negro en Oregón, vendió su bodega y su marca recientemente y compró terreno cerca de algo de terreno que compraré en el area de Wilcox, en Arizona. Así que él ve lo que yo veo en Arizona, que hay potencial para un vino asombroso, intenso, soleado.

Somos muy pocos ahí haciendo vino, y estamos en contra de esa abstinencia de la comunidad republicana de todo esto. Así que han habido muchos obstáculos pero creo que hemos sido capaces de superarlos porque al final, va a acoger exactamente lo que esta gente quiere acoger, lo que son valores familiares, pequeñas comunidades, granjeros autosuficientes que van sobreviviendo.

Sin duda que eso sirve para darles un buen nombre. Esa es la cosa: si podemos hacer este trabajo, no es solo por montones de autobuses cargados de viejos con presupuesto para comprar un tomahawk de plástico y una taza de té. Será gente que quiera pasarse una noche y desayunar, comprará algo de vino local e irá a un buen restaurant, de los que hay muy pocos. Pero con el paso del tiempo, habrá más competencia y por lo tanto mejores cocineros, mejores restaurantes, y la gente esforzándose más.

Yo acabé en Arizona casi de accidente. Tuve un sueño donde se supone que estaba en este sitio que nunca había visto; parecía que podía ser Arizona pero no se parecía a ninguno de los sitios en los que había estado: Phoenix o Flagstaff, en ninguno de ambos tenía interés en vivir. Tim Alexander, el batería de Primus, vivía en la ciudad en la que vivo ahora, Jerome, y me dijo, 'Vamos a ver este pueblo, déjame que te enseñe de qué va esto'. Así que fui con él y me di cuenta, 'Este es mi sueño; esto era lo que vi'. Quien sabe, puede ser que los sitios por los que conduje en la Toscana durante la gira se me quedaron grabados en la mente. Ya sabes, las colinas del sur de Francia o así. Pero salió en ese sueño. Así que fui, me empadroné y me compré la casa.

Su bodega, Caduceus, ya ha lanzado al mercado algunos vinos. “Solo he lanzado tres hasta ahora. Está el clásico cabernet, que creo que será uno de mis vinos más refinados. Es un vino muy añejo que puedes dejarlo reposar; es una inversión, sin duda pero no es mi favorito. Hay el (Nagual de La) NAGA que es un cabernet sangiovese, mezcla al estilo toscano; mucha fruta, un vino acerezado al estilo Brunello di Montalcino, que realmente me gusta. Pero mi favorito es una especie de experimento: cogí algo de (uva) syrah de estilo Shiraz, le añadí un toque de (uvas) Malvasia, que es una variedad italiana, blanca, y le dió ese aroma realmente próximo; lo hueles, y es todo flores y miel pero lo bebes y es un gran Shiraz. Así que es una bonita introducción a los vinos porque puedes sentarte y tomarte una copa, y no tienes porqué entenderlo. Se te presenta solo. Pero no es engañoso como el shiraz yellotail que compras en el super y no es siquiera zumo de uvas; sabe a zumo de madera. Es seductor pero no es realmente vino. Pero el Premier Paso, la mezcla shiraz-malvasia es uno de los vinos que, si tienes una botella, te hará o no un fan del vino.

Sé del estigma de los famosos y el vino y no hay nada que pueda hacer para evitarlo. Pero la diferencia que veo es que ellos no hacen el vino; tienen a alguien que lo hace por ellos. Yo hago los vinos. Ahora estoy de gira, así que no puedo estar tan encima como me gustaría pero tan pronto como tenga un descanso…Es decir, volví de una gira por EEUU el 7 de octubre y el 9 estaba pisando uvas a las 6 de la mañana. Eché de menos eso en septiembre pero estaba ahí por lo que pudiera pasar.

Los vinos de Ford Coppola son realmente buenos. Aún no he tomado nada de la cosecha de este año pero los que recuerdo haber tomado eran relevantes. Lo que si evitaría a toda costa es nada que tenga que ver con el vino de Vince Neil. Dios santo, no puedo ni acercarlo a la copa. Lo viertes y te dices, 'Joder, Dios, ¿hay encurtidos ahí dentro?'

Maynard es también socio de un restaurante en Los Angeles llamado Cobras & Matadors.

Con tantas cosas en las que anda metido, le preguntan como logra estar centrado y tener éxito en tantas actividades distintas: “Pienso en ello como un plan para el futuro. Ahora tengo la energía para hacerlo y cuando no tenga la energía para hacerlo, pararé de lo que necesite parar. Ahora mismo, me va bien haciendo malabarismos pero si, es algo a lo que tienes que prestar atención también. Con muchos asuntos entre manos, algunos van, otros no pero la única forma de hacer que vayan es si eres apasionado con ellos y te involucras con ellos y los haces. Alguna gente está contenta con ponerle su nombre a algo y que se vanda. Pero la prueba es el meollo, especialmente con el vino. Pueden hablar lo que quieran pero al abrir y beberte una botella lo sabes.

Por si no hace suficientes cosas, Maynard también tomó clases de uno de los más grandes maestros de jiu-jitsu del mundo, Rickson Gracie. Habla el cantante de la experiencia. “Es sin lugar a dudas una experiencia humillante. Te das cuenta, cuando eres un tipo de mi talla, que te van a dar de palos de todas todas (risas) Tengo algunas habilidades que puedo usar pero solo soy un tipo pequeño y me enseñó que en cuanto a los hombres y sus niveles de testosterona, y lo que ocurre en las situaciones en las que esos niveles de testosterona se elevan, no hay cantidad de razonamiento y disciplina en el mundo que puedan hacer que un tipo medianamente o nada hábil pueda creer que no está bien hacerle daño a alguien. Es como una mentalidad del experimento de la cárcel de Stanford, donde, cuando llega a cierto punto, son como toros luchando. Lo aprendí de la forma más dura: estás ahí tratando de entrenar, intentando aprender, tratando de desarrollar lo tuyo, y entonces, de golpe, viene ese tipo de 85 kilos que no puede controlarse; no se da cuenta de que cada día hace pesas levantando 140 kilos, y yo solo pesaba 70, tío. Así que cuando me empujas, te tienes que acordar de eso. Ellos no se acordaban.

Le recuerdan un mítico vídeo que circula por Youtube en el que se ve a Maynard tumbando a un fan que se había subido al escenario. “Si, ocurrió en una gira. Un gilipollas se subió al escenario y era una de esas noches en qu, ya sabes, todo había salido mal, y la gente estaba poniendo a prueba mi paciencia, y un chaval se sube al escenario. ¡Perdona!

Entre todo el misticismo que rodea al grupo, le interrrogan donde está el verdadero Maynard. “Voy a adoptar la posición del loto -a tener un enema new age…Mmm (risas) Todo son partes mías, es decir, ¿quien cojones es Christian Bale? ¿Acaso importa? En lo que respecta a nosotros, como artistas, y afrontémoslo: somos artistas (habla de 'entertainers' que en puridad tendríamos que traducir como 'entretenedores' pero como es una palabra inexistente, lo dejamos en 'artistas'); no somos filósofos ni nada por el estilo: básicamente somos payasos. Eso es lo que somos. Así que te disfrazas como un payaso, y te hace más fácil ser un payaso. Te permite expresarte libremente, salirte de tu propio cuerpo y divertirte con el personaje. Con suerte, alguien sacará algo de ello. Yo sé que saco algo de ello. Me divierto.

Y es que, pese a la imagen que algunos puedan tener de él, Maynard es un cachondo. Por un lado, si bien sus bodegas tienen el nombre de un antiguo símbolo sanador, los viñedos se llaman Merkin, en honor a una peluca púbica. Tool siempre se han caracterizado por hacer música compleja, oscura, seria pero luego tienen las canciones títulos realmente ridículos. “Si, sabes, hablar de una violación anal por parte de un miembro de la familia mientras llevo una peluca de Bozo el payaso con la cara pintada a lo kabuki. '¿Son tetas de verdad? ¿Se ha puesto tetas de verdad?'.

Quizá sea interesante que se sepa que estuve metido en comedia: estuve en un par de episodios de 'Mr. Show'. Era amigo de Bill Hicks, estábamos haciendo una gira juntos antes de que muriera. Una vez más, es un descubrimiento más. No es mi trabajo dar a conocer todo esto. Lo pillas o no. Si eres una persona leída, con suficiente conocimiento de base y algunas referencias, seguramente pillarás algunos de los chistes. Por lo general, no importa demasiado; ya hay humor y chistes suficientes ahí afuera para otra gente. Lo mío es, por Navidad siempre suscribo a alguna gente una suscripción al Onion – ese es mi gran regalo cada año. Y casi siempre, mis amigos lo pillan. Pero me encanta poner el periódico en algunos sitios donde alguien lo coge y no sabe lo que es, y empieza y se cabrea: '¿Como pueden decir esto?'. De forma similar, no sé si has oído alguna vez el Phil Hendrie Show aquí en Los Angeles, pero son las dos horas más entretenidas que puedas tener: solo oyendo a la gente como les ponen de los nervios: '¡No puedes decir que Thomas Jefferson era un violador! ¡No puedes enseñar eso en el colegio!'. 'Si, tengo que enseñarlo a los niños; es la verdad…' (risas) La gente se queda flipada.

Recuerda Keenan como decidió mudarse a Los Angeles. “Estaba trabajando en una tienda de mascotas en East Coast, Cambridge (Massachussetts), y decidí que estaba hasta las narices del frío, y de la llovizna que sigue incluso en agosto. Así que terminé con alguien de ahí (en Los Angeles) que tenía enchufe en algunas tiendas de mascotas y así poder seguir haciendo lo mío. Trabajé en rehabilitación de interiores y organizando cosas en tiendas; hice diseños y esa clase de cosas. Así que me fui ahí a hacer eso, y por supuesto, me despidieron enseguida. Así que empecé a trabajar en sets, y ya sabes, cuando fui ahí, conocí a Adam (Jones, guitarrista de Tool) y alguna otra gente, y me oyeron cantar en aluna vieja demo que había hecho en el instituto, y querían empezar una banda pero yo era reacio. Por un lado como que quería hacerlo para probarlo pero también terminé diciendo que si porque, sabes, quería gritar; quería sacarlo de mi, toda la frustración de haber sido despedido y perder mi apartamento, mi perro se fue, mi novia me dejó, el coche me lo embargaron, y toda esa mierda en espacio de un mes o dos. Así que estaba listo para gritar. Listo para 'emocionar'.

Cuenta que “creo que al fin he echado raíces en Arizona. Me fui ahí, me metí en el tráfico, conocí a alguna gente que, siendo de derechas como son, tienen los pies más en la tierra que cualquiera que te encuentres en cualquier estreno en Los Angeles. Y es refrescante, sabes, pese a que sabes que no estarían de acuerdo con el matrimonio gay de tu hermano. Pero aparte de eso, es…Yo me refiero a Arizona como la malvada anti-California. ¿Sabes esos superhéroes cuyos egos se parten por la mitad, y luchan entre ellos pero en realidad son una imagen igual unos de otros y completamente integrales? Eso es básicamente Arizona y California.

Le preguntan sobre los valores que le gustaría transmitir a su hijo. “Pienso que es realmente importante que la gente que tenga alguna clase de acceso a esta industria, o alguna clase de éxito, que entiendan que esto no es un mundo real. Si quieres que tus hijos crezcan en un ambiente estable, que vaya a fomentar sus aptitudes y que se traduzcan globalmente, no puedes hacerlo aquí. O eso, o ponerlos en una situación en la que van a crecer de forma diferente. Los Angeles es un mal sitio. Es la clase de sitio que acoge a niños drogadictos cuando tienen 17. Hay demasiados incentivos para el ego a demasiada pronta edad, y de golpe, esa novedad desgasta un poco, y la atención que consiguen, sabes, porque la atención no es el reconocimiento. La atención es atención – empieza a desgastar cuando entran en la decena, y empiezan a buscar otro incentivo. Y muy pronto, están jodidos (risas) Sabes, no todo el mundo puede volver como Drew Barrymore.

Ver más de Tool.