El plan de escape de Chris Pennie

Por Rob, 0 reacciones

Hace poco más de un mes que se confirmaba oficialmente un rumor al que no demasiada gente acababa de dar crédito: Chris Pennie, batería y miembro fundador de The Dillinger Escape Plan, dejaba definitivamente la banda para unirse a Coheed And Cambria. El hecho es que Pennie no fue demasiado franco con sus ahora ex-compañeros.

Nos enteramos que estaba tocando con Coheed a través de internet,” explica el guitarrista Ben Weinman a MTV.com. “Greg (Puciato, frontman) me pasó un link a un comunicado, y yo me quedé, '¡¿Qué?!' En ese momento pensaba que solo iba a grabar con ellos – no era como si no fuese a tocar más con nosotros pero nos preguntábamos si mantenerlo en la banda porque era embarazoso. Pero, obviamente, sentíamos que su talento era tan necesario en la banda que tratamos de que funcionara, y dejamos que pasara esta pequeña crisis de la mediana edad o lo que fuese porque nunca pensamos que se uniría a esa banda dejando esta. No tiene sentido. Ellos no son Linkin Park. Si vas a venderte, véndete, ¿sabes?

Es increible, y lo gracioso es que antes de que esto se produjera, solía reírse de esa banda. Imitaba la voz (del frontman de Coheed And Cambria y decía, 'Son un truñaco' y toda esa mierda. Es divertido porque todo el mundo nos mira en plan, '¿Ein?', y nosotros tuvimos la misma reacción. El otro día estábamos por ahí con Travis Barker (batería de Plus 44) y el tío que tenemos ahora como batería (Gil Sharone de Stolen Babies) que es buen amigo suyo, y es un gran fan de Dillinger y nos preguntó, '¿Qué ha pasado con vuestro batería?' Le dijimos que 'Se ha ido y se ha unido a Coheed' y se quedó bastante confundido.

Según el guitarrista no hay una razón específica que explique la marcha de Pennie. Al menos no tuvieron malos rollos ni discusiones. Tampoco diferencias en cuanto a la dirección del grupo. Simplemente se fue sin más.

Reprise Records, el sello de The Dillinger Escape Plan, tampoco ha quedado muy contento con la actuación de Pennie: no les hacía gracia que el batería trabajara para otras bandas (Coheed And Cambria e Idiot Pilot) teniendo aún contrato con el sello.

Ben Weinman entiende el enfado de Reprise. “Estamos obligados contractualmente con un sello discográfico, y cuando tienes un contrato no puedes ir tocando con otras bandas sin tener permiso. Así son las cosas. No puedes ir tocando en los discos de otra gente y no lidiar con la parte financiera del asunto. Chris quería hacer eso todo el rato y no querer tratar con el aspecto legal de ello y no entendía el porqué debía hacerlo. Incumplíamos nuestro contrato por ello. Realmente, al final, terminó haciendo algo con Claudio (Sánchez, líder de Coheed And Cambria) para algo en lo que estaba trabajando, para una película, y supongo que como Coheed estaban buscando nuevo batería, le preguntaron. Supongo que le ofrecieron una buena cantidad de dinero.

Pese a todo, resulta que Pennie no toca en el nuevo disco de Coheed And Cambria, “No World For Tomorrow” siendo el batería de Foo Fighters, Taylor Hawkins quien lo hace. “Así que es el batería de reemplazo de Taylor Hawkins. Es el músico de directo de ese tío.

El caso es que teniendo ya nuevo batería, los de New Jersey ya están en plena faena con su próximo álbum, “Ire Works“. En octubre se pondrá a la venta.

Cuando Chris oiga el disco se sentirá como un auténtico gilipollas. La ha cagado. El tipo (Gil) que tenemos tocando en este, su forma de tocar es increible en este disco. Una de las mejores baterías que hemos tenido en cualquiera de nuestros discos. Y ahora, Gil va a ser conocido como el tipo de esta clase de cosas. Este habría sido el disco que habría colocado a Chris como un tío de baterías – como un tipo de sesión, un tipo de clinics – y ahora es Gil el que tiene todas esas compañías haciendo anuncios con él tocando en este disco.

Sobre el sonido del disco, cuenta Weinman que será “tan diverso” como “Miss Machine“, su anterior trabajo. “Este disco es una especie de combinación de casi todo lo que hemos hecho en el pasado pero aumentado. Todo está correcto. Y todo es bastante emocional también. Todo tiene mucha mala leche, incluso cuando la música no es del todo agresiva. Con estas canciones es como, 'Oh, vas a quedar complacido con donde estás con esta canción', y luego, de golpe, te vuelve a dar un hostión y te vuelve a sacudir. Es como estar en una puta montaña rusa.

Ver más de Coheed And Cambria o The Dillinger Escape Plan.