Las alABBAnzas de Steven Wilson

Por Rob, 0 reacciones

A Steven Wilson, frontman de Porcupine Tree, le han preguntado sobre qué le parece que Gavin Harrison, batería de su banda, haya sido elegido como tercer mejor batería de los últimos 25 años por la revista Rhythm Magazine.

Gavin es maravilloso. Gavin es el músico de la banda, en el sentido de que ninguno de nosotros es lo que dirías…Ninguno de nosotros somos técnicamente…Es decir, no me sé ni los nombres de los acordes que toco, sabes, así que es un acercamiento muy intuitivo a la música y para mi es más, compones la canción y luego le haces lo que necesita.

Gavin tiene como arte ser músico y ver como puede dar con nuevas formas de enfocar el arte de tocar la batería en una banda de rock lo cual está muy establecido, y algunos dirían, de una forma muy genérica, así que él siempre está rompiendo esos patrones. Literalmente.

Eso es muy inspirador porque compongo canciones con una clase de ritmo estándar 'dang dong dang' y Gavin viene y dice, 'Bueno, ¿qué tal si cambiamos esto y probamos esto?' y de golpe la música entra en un área mucho más interesante y me encanta eso porque siempre trato de evitar ser genérico y él también así que a ese nivel estamos unidos.

También es un técnico extraordinario. Su 'timing' es perfecto y hace que tengas que subir tu nivel; no es suficiente salir al escenario y tocar chapuceramente la guitarra. Tienes que estar ahí; encajando el 'timing' y todo. Pero sabes, todo eso de que voten a Gavin…Es mejor que los tipos por encima suyo, sin duda. Pero todo se basa en el poder de los fans.

Joey Jordison no es mejor que Gavin, lo siento. Estoy seguro de que es un buen batería pero no es mejor…De algún modo, esas encuestas son algo estúpidas. Es decir, Gavin sería el primero en decirte que hay gente que casi no saca ni un voto en esas encuestas que es mejor que él y que tiene como referentes. Gente como Steve Gadd, sabes. Esas competiciones son como concursos de popularidad. ¿Quien tiene más fans en Facebook? No sorprende que fuese Joey Jordison.

Wilson explica como los fans de Porcupine Tree también tienen en alta estima a Oceansize. “Es divertido, estuve hablando de ello con Mike (Vennart), el cantante y ellos han estado por ahí y han abierto para Faith No More y Coheed And Cambria y no les fue muy bien con sus fans. Creo que los fans de Porcupine Tree, por su estilo de música y el hecho de que el público tiende a ser un poco mayor…Es más que es gente más abierta mentalmente con la música. Y aman la música. Y no estoy sugiriendo que la gente que va a ver a Faith No More y Porcupine Tree no sean amantes de la música pero creo que el público de Porcupine Tree tiene la mentalidad más abierta a lo que llamarías, música más experimental; más de canciones que pasan por tener acordes más inteligentes y canciones que van y vienen por diferentes ambientes y texturas y la idea de que la música es una especie de viaje musical que tienen.

No estoy seguro de que el fan medio de Faith No More responda bien a eso. Pero a nuestros fans les gustan mucho. Han salido con nosotros dos o tres veces y siguen volviendo y creo que la razón por la que vuelven es porque hacen nuevos fans cada vez que vienen a tocar con nosotros. Y de alguna manera, el subidón más grande para mi es saber que podemos presentar música que me encanta, que nos encanta -y yo soy un grandísimo fan de Oceansize– a nueva gente y a nuestros fans. Son chicos super amables y siempre es un placer salir de gira con ellos.

De sus próximos proyectos cuenta que “tengo tres nuevos discos todos ellos en diferentes estados de progreso. El primer es un nuevo disco en solitario que es un disco muy diverso y ecléctico. Tendré a muchos músicos invitados en el CD, desde el death metal hasta…Música de cine, cosas de rock progresivo, industrial mezclado con de todo; es como una guía de todos mis diferentes estilos.

Luego tengo el próximo disco de mi proyecto Blackfield, que es una colaboración con el músico/compositor israelí, y luego el tercer disco es uno con Mikael (Akerfeldt de Opeth), que está en progreso después de 10 años de hablar de él. En marzo nos pusimos de veras en ello. No hay presión temporal en ese sentido porque no es que nadie trabaje con una fecha tope en este disco. Sabes, hemos estado hablando de esto durante 10 años así que nos vamos a tomar nuestro tiempo para asegurarnos de que será exactamente lo que queremos que sea.

Es un disco muy experimental, va a dejar a alguna gente alucinada. No es lo que la gente espera. No es metal, no es orquestal. Son piezas muy experimentales y largas…Casi teatreras, es algo con lo que ambos estamos muy emocionados y muy orgullosos de lo que hemos hecho hasta ahora. Así que, si, el año que viene será realmente de trabajo de estudio y quizá juntarnos Tree, para esta época del año que viene para empezar a pensar en el siguiente nivel.

Wilson considera que no hay que cerrarse los oídos a nada. “Todo desde Captain Beefheart a Frank Zappa a Scott Walker a esos discos clásicos de The Beach Boys y The Beatles, ¡incluso bandas como Abba! Si escuchas la música de Abba de los 70, si quieres entender como producir grandes discos, componer grandes canciones de pop, escucha a Abba. Son maravillosos. ¡En serio! Para mi son como los mecánicos de la composición de pop genial. The Beatles, The Beach Boys, Abba Y Mikael de Opeth es un gran fan de Abba y estamos como unidos por eso.

Creo que eso le sorprende a la gente y le hace sonreír cuando lo dices pero no bromeo (risas) Esos tíos, si, compusieron música pop ñoña comparada con la más seria de Frank Zappa y King Crimson pero lo hicieron al más alto nivel y puedes aprender mucho de oírla. Y creo que siempre puedes notar -y me irrita pero creo que siempre se nota- si una banda tiene una limitada dieta de escuchas.

La cosa se pone aburrida rápidamente si solo escuchas death metal todo el día o solo escuchas hip hop todo el día. Lo bonito es cuando oyes una banda y piensas, '¡Quien coño sabe lo que escuchan!' (risas) Me gustan las bandas que se enfrentan a tus expectativas y eso viene de haber tenido una dieta de escuchas y no solo de oír rock progresivo. Creo que la gente cree que solo escuchamos discos de Yes y Genesis todo el día. Si, hubo un tiempo cuando era niño en el que me zambullí por completo en ese mundo pero no he oído mucho esa música en los últimos 20 años y eso es lo que oyes cuando escuchas a Porcupine Tree.

Escuchas esos riffs de death metal y esos ritmos industriales y esas canciones pop y esas armonías vocales y esas secciones ambientales porque no solo escucho rock progresivo y creo que es genial -creo que es muy importante- creo que todo el mundo debería escuchar algunos discos clásicos de (rock) progresivo – algunos de Crimson, algunos de Floyd, quizá alguno de los primeros de Yes – eran discos extraordinarios y eran discos que realmente trataban de alcanzar algo…Las estrellas, ¿sabes?

Desafortunadamente la música británica tiene tendencia a reírse de todas esas bandas por excederse y ser pretenciosas y pomposas, lo cual es irónico cuando ves a Muse pero bueno (risas) Y me encantan Muse, por cierto, pero quiero decir que es una banda que también trata de alcanzar las estrellas y a veces llegan ahí y es entonces cuando la música se hace emocionante, cuando tienes a músicos que, casi se exceden, porque no hay nada más aburrido que una banda feliz por tocar según las reglas. No hay nada más aburrido que una banda que ha escogido leer el manual de instrucciones y apegarse a él. Quiero ver a bandas que vaya más allá, incluso de lo que crean que son capaces, y eso es lo realmente importante.

Ver más de Backfield, Opeth, Porcupine Tree o Steven Wilson.