Ken Andrews: “Failure será recordada como una banda oscura”

Por Rob, 0 reacciones

Hay multitud de disciplinas (ya sean artísticas, deportivas, empresariales, etc.) en las que hay personajes que pese a contar con talento a manos llenas, no logran el reconocimiento merecido.

Muchas veces es estar en el sitio adecuado, en el momento justo. Otras, tener padrinos. También puede ayudar ser un buen relaciones públicas.

Desafortunadamente para él, quizá ninguna de esas circunstancias se cumplió con Ken Andrews y Failure, banda que lideró en los 90 y que nos obsequió con una de esas joyas definitorias de una década como es “Fantastic Planet”, álbum editado en 1996 y que sirvió para plasmar en sonido el espacio exterior, el universo. Y es que cuando hablamos de rock espacial hoy en día nos viene a la mente ese disco de Failure, el “Electra 2000” de Hum o el “Jupiter” de Cave In. Pero como decíamos, pese a la magnificencia de esa obra, está costando que sea reconocida. Poco a poco, eso si, y gracias a la red, cada vez más va incluyéndose en las distintas listas de discos clave de la década de los 90.

De cualquier modo, reducir la carrera de Andrews a solo ese álbum sería un ejercicio nuevamente injusto. Los álbums anteriores (“Comfort”, quizá más flojo, y “Magnified”, excelente precursor del tremendo “Fantastic Planet”) tienen su propia personalidad.

Tras la separación de Failure, Andrews probó suerte con un proyecto mucho más electrónico (ON) que mantuvo las señas identitarias que ha caracterizado su carrera pero con una mayor preponderancia de la electrónica.

En 2003 resurgió con Year Of The Rabbit, proyecto con el que publicó un EP y un magnífico álbum que, nuevamente, y como suele ser habitual en su carrera, no logró la trascendencia y éxito que mereció.

Cuatro años después, Andrews optó por lanzarse en solitario con un disco, “Secret Of The Lost Satellite”que, para variar, cumplía con el listón cualitativo al que nos ha venido acostumbrando.

Pero es que su carrera no se ha centrado solo en la composición y ejecución sino que su destreza como productor / mezclador también ha sido valorada por multitud de artistas (Blinker The Star, Tenacious D o Beck, por citar algunos).

Últimamente sabemos que anda ocupado con un interesante proyecto que hizo nacer en 2005 llamado Los Angeles Digital Noise Academy, en el que varios músicos (entre ellos su esposa Charlotte Martin) colaboran de forma virtual para componer material.

Así, puestos en antecedentes, no os entretenemos más y os dejamos con las más que interesantes respuestas que dio a nuestras preguntas. Desde luego, todo un honor.

pA: ¿Cuando empezó tu relación con la música?

Ken Andrews: Probablemente a los 10 años Andaba muy metido en el metal.

pA: ¿Recuerdas tus días en Failure? ¿Cual fue tu primera banda? ¿Fue tu primera banda? ¿Como se formó?

KA: Fue la primera de verdad con la que hice conciertos. A mi compañero de piso, que era batería, le gustó la demo de 4 pistas que estaba haciendo en mi cuarto y me dijo que deberíamos montar una banda. Buscamos un bajista durante dos años hasta que encontramos a Greg.

pA: ¿Por qué Failure como nombre? Ha quedado demostrado que la banda ha sido todo menos un error (risas)

KA: Al principio todo fue como un proyecto paralelo para mi. Fui a la escuela de cine y ya dirigía vídeos musicales. Lo de la banda lo hacía como un proyecto artístico paralelo molón. En esos tiempos, las ‘hair bands’ trataban de hacer del éxito comercial la única meta. Simplemente pensamos que sería divertido darle la vuelta a esa idea.

pA: Ya han pasado 14 años desde vuestra obra maestra “Fantastic Planet” y recientemente habéis reeditado ese álbum. Es asombroso como ha aguantado el paso de los años: suena como si se hubiera grabado ayer y disteis en el blanco con las canciones, no hay ningún relleno. ¿Como recuerdas la composición y grabación de aquel álbum? ¿Fue diferente a los anteriores?

KA: Fue muy diferente en cuanto a que compusimos y grabamos todo el material en un largo proceso (de 6 meses). Componíamos la canción y luego la grabábamos al momento, nada de pre-producción, nada de probarlas en directo. Luego íbamos a la siguiente canción. Un proceso muy diferente para nosotros.

pA: Ese álbum es considerado por muchos como uno de los pilares de lo que se vino a llamar ‘rock espacial’. Normalmente lo de las etiquetas es un ejercicio inútil pero realmente creo que esta es acertada: muchas de vuestras canciones suenan como si hubieran sido grabadas en Marte o algo así. ¿Fue algo consciente?

KA: Greg y yo éramos grandes fans de las películas de ciencia-ficción, ambos bien versados, y oscuros. Veíamos esas películas mientras hacíamos el álbum para inspirarnos.

pA: ¿Qué hay del ‘artwork’ de “Fantastic Planet”? ¿Fue idea tuya o de grupo?

KA: Encontramos algunas novelas de ciencia-ficción de los 50 de las que nos gustaron la portada y se las dimos como ejemplo al artista (que creó la portada) e hizo algo nuevo para nosotros.

pA: ¿Como fue la decisión de deshacer la banda? ¿Hubo mal rollo o simplemente pasó que se perdió la química que teníais cuando empezasteis?

KA: La drogadicción destrozó la habilidad de la banda para funcionar.

pA: ¿Crees que podríamos ver en un futuro no tan lejano una reunión de Failure? Muchas bandas de los 90 están volviendo: Alice In Chains, Soundgarden, Faith No More, Rage Against The Machine… ¿Qué te parecen esas vueltas? ¿Te parece una señal de que el rock’n’roll está casi muerto?

KA: La cosa no pinta bien pero nunca se sabe…

pA: ¿Cual crees que es el legado de Failure?

KA: No estoy seguro; sé que sigo consiguiendo trabajo parcialmente por ‘Fantastic Planet’. Pero nunca triunfamos así que creo que siempre se acordarán de nosotros como una banda oscura.

pA: Tu siguiente paso fue ON; aquello fue más una visión experimental al rock y a la música alternativa con un toque más electrónico. ¿Fue algo consciente?

KA: ON era yo descubriendo sonidos electrónicos. Creo que también fue una reacción a haber estado en una banda centrada en la guitarra durante siete años.

pA: Uno de los proyectos más curiosos en los que has estado involucrado fue Replicants, una banda donde trabajaste con Greg (y Paul D’Amour y Chris Pitman). ¿Como decidiste las canciones que querías versionar? ¿Hubo una canción (o más) que no superaran el corte? ¿Podemos esperar un segundo álbum de ese proyecto?

KA: Cada miembro elegía 2 – 3 canciones y si todos estábamos de acuerdo, le dábamos forma. No hubieron caras B ni descartes. No estoy seguro de una continuación pero nunca se sabe.

pA: Más tarde vino Year Of The Rabbit, con un maravilloso EP y un álbum no menos maravilloso. ¿Por qué Year Of The Rabbit como nombre? ¿Hay opciones de que veamos más material de ese proyecto?

KA: Sabes, a Tim Dow (batería) se le ocurrió el nombre y a todo el mundo le gustó. Dudo que YOTR haga nada en el futuro pero nunca se sabe.

pA: ¿Hubieron muchas diferencias entre componer y grabar para Year Of The Rabbit y tus anteriores proyectos?

KA: El punto de YOTR era hacer un álbum de banda de guitarras. Nada de teclados y nunca más de 2 partes de guitarra a la vez. Podíamos tocar el álbum en directo, igual que fue grabado.

pA: Decidiste, hace un par o tres de años, editar un álbum bajo tu propio nombre (un disco increíble, hemos de decir); ¿por qué optaste por hacerlo? Es decir, ¿como es que no buscaste otro nombre bajo el que editarlo?

KA: Sentí que la cosa se estaba haciendo confusa. La huella en la red de Ken Andrews era mayor que cualquier proyecto en el que había estado así que le vi el sentido.

pA: ¿Como ves el futuro de la música? ¿Cuales crees que serán los formatos de futuro? ¿Crees que volveremos a algo físico o estamos abocados al mundo digital?

KA: Para alguna gente, (el formato) físico es la única manera de quedar satisfecha así que no creo que veas desaparecer completamente eso en el futuro cercano. Pero lo digital va mejorando más y más y hay mucha gente que ya no tiene esa necesidad de tener algo físico.

pA: ¿Cual es tu opinión sobre la actual situación de la industria musical e internet (con los mp3s, las descargas, etc.)?

KA: Pienso que, cuando toda película y videojuego puede ser conseguido de forma gratuita en internet, verás un cambio radical en como la ley de copyright se hace cumplir. Simplemente no sé como puedes conseguirlo habiendo una ley de copyright. Si la gente no puede sacar dinero haciendo contenidos, dejarán de hacerlos. La industria musical es lo suficientemente pequeña como para que la hayan dejado marchitarse a la sombra de lo que era. Creo que habrá demasiado dinero que perder si no encuentran el modo con el que parar de verdad esta piratería sistemática. ¡Va a ser interesante!

pA: ¿En qué estado está el “Los Angeles Digital Noise Academy”? ¿Como funciona? Si no tenemos mal entendido es un proyecto de grupo virtual en el que múltiples músicos trabajáis en un tema, ¿no?

KA: DNA está a la espera de que haga un vídeo más para otra canción. Lo daremos como hicimos con ‘Melting Inside’. Quiero que los fans sepan que lo que estamos haciendo es de calidad. Vamos a anunciar a los fans que podrán unirse al club para lograr una canción nueva de DNA cada mes. Va a ser una cosa que funcione como con suscripción.

pA: Hablando de tus producciones, ¿cual es el último álbum que has producido?

KA: Ahora mismo ando desarrollando dos nuevas cosas. Unos se llaman Bowery Beasts (website) y otro se llama Adam Oliver. Bowery Beasts andan por ahí, haciendo conciertos y buscando el sello adecuado. Adam Oliver sigue en el estudio conmio pero creo que va a lanzar un EP esta primavera.

pA: Sabiendo que eres un auténtico creyente de las grabaciones digitales, ¿le sigues viendo futuro a grabar en analógico?

KA: Si, lo he hecho mucho recientemente. El sonido sigue siendo diferente, especialmente si buscas nivel pero la verdadera razón por la que lo hago mucho últimamente es porque limita la cuenta de la canción (a 24) y complica arreglar las cosas. Ambas cosas tienden a que el proceso de grabación se centre más en la canción y en como se toca, y menos en trucos de producción.

pA: ¿De cual de tus proyectos podemos esperar material nuevo?

KA: Probablemente de DNA. Ahora mismo no estoy super inspirado para hacer otro álbum solitario.

pA: ¿Has oído el nuevo disco de Autolux (“Transit Transit”)?

KA: Si, me encanta Autolux. Banda guay.

pA: Y para terminar, la pregunta más importante de todas (risas) ¿Qué tenemos que hacer para poderte ver tocando en España? ¿Y en Europa? ¿Sudamérica (México, Argentina, Colombia…) está en tus planes?

KA: No planeo tocar en directo en el futuro. Ahora mismo no me interesa. Ando mucho más metido en hacer bandas sonoras, la fotografía, mi hijo de 2 años y medio y ¡mi pequeñita que nacerá en marzo!

pA: No nos queda más que darte las gracias por atendernos porque sabemos que eres una persona muy atareada por lo que el hecho que hayas guardado algo de tiempo para contestar nuestras preguntas significa mucho para nosotros. Y gracias, sobre todo, por compartir tu talento con todos nosotros.

KA: Gracias por interesaros en mi.

Ver más de Failure, Ken Andrews o Year Of The Rabbit.