Dave Grohl y Krist Novoselic volvieron a tocar el “Smells Like Teen Spirit” al terminar de grabar “Wasting Light”

Por Rob, 0 reacciones

Dave Grohl ha hablado con Entertainment Weekly sobre “Wasting Light”, el nuevo disco de Foo Fighters. Sabiendo que el álbum se ha grabado en su garaje, le preguntan donde guardó la diana, las herramientas de jardín y la colección de porno sueco.

Es gracioso porque cuando digo que he hecho un disco en el garaje la gente dar por hecho que tengo un puto Learjet ahí metido o algo. Que es un puto hangar en una caverna. Pero solo hay algo de equipaje viejo y un par de bicis. Es lo suficientemente grande para meter un monovolumen. Y ya. No hay diana. No soy tan macho (sic) Es una locura. Mi cueva de hombre no es tan cueva de hombre.

De volver a trabajar con Butch Vig y Krist Novoselic, asegura que “decidir volver a trabajar con Butch fue un gran paso para mi, personalmente. Porque he tenido que andar sobre esta fina línea entre Foo Fighters y Nirvana durante 17 años. Le debo todo a Nirvana pero no puedo dejar que eso le haga sombra al futuro. En los primeros años, no quería ni siquiera hablar de Nirvana. En parte porque era doloroso hablar de la pérdida de Kurt pero también porque quería que los Foo Fighters significasen algo. Pasado un tiempo se hizo más fácil hablar de ello. Pero había ciertas cosas que sobrepasaban los límites. Como que no podía haber hecho el primer álbum de Foo Fighters con Butch. Y no creo que hubiera podido hacer el segundo con él. Y llegué a un punto donde sentí que quizá iba siendo hora. Pero terminé estando en este incómodo lugar de, ‘Nos acercamos al vigésimo aniversario del ‘Nevermind’, ¿tengo que esperar otros 10 putos años?’ Luego empecé a pensar, ‘Esta es mi puta banda. ¿Por qué iba a dejar que nadie influyera en lo que quiero hacer musicalmente? A la mierda, vamos a trabajar con Butch’. Y entonces empiezas a liberarte de todas esas restricciones que te habían ido poniendo encima.

A Krist no le son extraños los Foo Fighters. Ha grabado con nosotros en el estudio antes, ha tocado con nosotros en directo. Pero metes a Krist y a Butch en el estudio por primera vez en 20 putos años y se convierte en algo más que una colaboración y un día en el estudio. Tiene mucho más peso. Lo cual entiendo totalmente. Pero para mi, tener a Krist y que tocara en el disco era más una oportunidad personal. Pensé, ‘Qué flipada estar junto a Krist y Butch y Pat (Smear, guitarrista de Nirvana y ahora en Foo Fighters) en el estudio’. Porque eso no se suponía que fuese a volver a pasar.

El día que terminamos el disco teníamos un concierto en un club. Era en un pequeño bar que hay cerca de mi casa, un concierto sorpresa. Invité a Krist a venir y tocar una canción. Queríamos tocar ‘Marigold’, que era la cara B del single de ‘Heart-Shaped Box’ y fue la única canción de Nirvana que canté. Le dije, ‘Krist, para el bis yo tocaré la batería y tu el bajo, Pat tocará la guitarra, haremos esa canción. Y esa será la primera vez que estaremos juntos en un escenario desde que se acabó Nirvana’.

Así que fuimos al estudio ese día a ensayar. Hicimos la canción una vez y Krist dice, ‘¿Os apetece hacer algunos clásicos mohosos?’ Y yo y Pat nos miramos y decimos, ‘Vale, ¿qué quieres hacer?’ Y nos dice, ‘Hagamos Smells Like Teen Spirit’. ‘OK’. No había tocado esa canción en 18 años. Ni siquiera había tocado el ritmo de batería de esa canción en 18 años. Y la tocamos. Y solo había otra persona en el estudio, Scott, el manager del estudio. A media canción, abre la puerta, mira dentro, se queda mirando un minuto y vuelve a cerrar la puerta. Terminamos la canción y nos miramos unos a otros, ‘Eso fue raro’. Salimos y Scott nos dice, ‘Si, ha sonado bastante bien. Deberíais guardar eso’.

El documental “Back And Forth” es otro de los puntos importantes de este 2011 para Foo Fighters. Aparte de los muchos dramas no conocidos del grupo y otros momentos agradables tampoco publicitados, Grohl explica que estuvo a punto de convertirse en el batería de Tom Petty tras el fin de Nirvana.

Fue interesante. 1994 fue un año realmente raro. El principio de ese año fue la primera vez que estuve en una banda en la que ya no quería estar. La última gira de Nirvana fue difícil. No había humor y era algo deprimente. No sé si nadie quería estar ahí. Y luego Kurt murió y hubo un largo período de sentirse perdido y confundido y no saber qué hacer.

Entonces recibí una llamada de alguien del management de Tom Petty diciéndome que quería que tocara con ellos en el Saturday Night Live. Mi primera reacción fue, ‘¿Qué coño? ¿No ha podido encontrar un batería de verdad?’ Por supuesto, acepté porque siempre me ha encantado Tom Petty, incluso cuando era un tozudo punk-rockero gilipollas y cínico, seguía gustándome. Porque sentía que él también era un tozudo punk rockero gilipollas y cínico. Así que fue interesante. Podría haberme convertido fácilmente en el batería de alguien. Pero no quería convertirme en el batería de cualquiera.

Siendo la entrevista en tono jocoso le preguntan si la causa de que tanta gente dejara Foo Fighters o amenazara con hacerlo en la primera parte de la vida del grupo tuvo algo que ver con problemas de olor corporal. “De hecho, no empecé a sudar hasta que no tuve hijos. Fue una de las primeras cosas de las que me di cuenta cuando nació Violet – empecé a tener un olor corporal infame. ¿Sabes que hay diferencia entre el olor corporal del baloncesto y el del estrés? Este era de estrés. En plan, olor corporal de padre primerizo.

Nunca he estado al cargo de nada. Siempre he trabajado para alguien. Trabajé en un almacén de muebles. Trabajé de albañil. Siempre tuve un jefe gritándome. Así que nunca estuve al cargo de una organización. Y joder, era joven. Tenía 25 ó 26 años. Ahora es diferente. La forma en que encaro las cosas ahora es muy diferente a hace 16 años. Cuando montas una banda siempre hay la ética del ‘uno para todos y todos para uno’. Te juntas como se junta la pandilla de gamberros del colegio, sabes. Y eso funciona por un tiempo hasta que se convierte en algo más que un grupo de chavales. Y es entonces cuando la cosa se pone delicada. La mayoría de problemas por los que pasamos son por los que pasa cada puta banda del mundo. Nosotros simplemente lo hicimos público. De no haber estado en Nirvana a nadie le hubiera interesado nuestro primer batería. A nadie le habría interesado que Pat se fuese y volviese. Pero como había tanta atención cuando empezamos, todo fue hecho en público y fue incómodo. Pero no cambiaría nada. Todo lo que pasó en los primeros tres o cuatro años está totalmente justificado y tengo buena consciencia por ello. Pero fue duro.

Hace unas semanas Grohl dejaba claro su poco aprecio por “Glee”. El mensaje que quería transmitir el ex-batería de Nirvana es “que las bandas tienen que entender que está bien existir en su propio mundo, fuera del mundo convencional. No tendrías que sentirte presionado a hacer nada. No creo que a ninguna banda deban decirle lo que hacer o sentirse culpable por no hacer algo. Sabes, yo podría sentarme a tomarme una cerveza con cualquiera. Podría salir por ahí con los putos Jonas Brothers y luego ir a tomarme unos tragos con Pantera. Para mi, al final, la gente es gente y no soy de los que guardan rencor. Hay muy poca gente con la que haya estado enfadado más de un ratito.

En otro orden de cosas, cuenta que “me fui a revisar los oídos una vez (en toda mi vida). Una. Y no volveré a hacerlo. A la mierda. Me dijeron algo así como, ‘Estás sordo’.

Ver más de Foo Fighters o Nirvana.