The Damned Things: “Mola que gustemos a la gente más por la música que por quien somos”

Por Rob, 0 reacciones

Compuesto por miembros de Fall Out Boy (banda que alcanzó la popularidad a mediados de la pasada década con su pop-punk edulcorado pero que hace un par de años decidía abrir un paréntesis indefinido), los veteranos Anthrax (uno de los padres del ‘thrash’) y Every Time I Die (‘metalcorers’ sin miedo a mezclar el ‘mathcore’ con el rock sureño), The Damned Things se presentaban el pasado año con un debut meritorio en el que la mezcla de las partes tenía como resultado un sonido que contiene elementos de cada uno de los grupos de los que provienen sus integrantes.

Nacido de la mente del guitarrista Joe Trohman después de que Fall Out Boy optaran por tomarse un descanso sin fecha de retorno definida y con la ayuda del carismático Scott Ian, seis cuerdas de Anthrax, el grupo daba sus primeros pasos en Chicago para, tras la incorporación del vocalista Keith Buckley, asentarse como algo más que un divertimento.

Y lo cierto es que tras hablar con el propio Trohman nos queda la sensación de que esta banda le hace mucho más feliz que su anterior grupo, pese a las evidentes diferencias que a nivel comercial presentan.

A pocos días de su visita a España charlamos con el guitarrista sobre su anterior banda, el conocer y montar un grupo con uno de sus ídolos o lo complicado que resulta trabajar con productores entrometidos.

pA: ¿Como estás Joe?

JT: Bien, tío. ¿Y tu?

pA: Bien, gracias. Nada, imagino que estarás algo cansado y aburrido de entrevistas…

JT: Nah, de aburrido nada. Para mi son cosas que hacer y mola. Además, así ves que importas a la gente.

pA: Genial. Bueno, déjame empezar preguntándote si recuerdas el día que decidiste que querías hacer algo más metalero que tu anterior banda, Fall Out Boy. ¿Fue su paréntesis el escenario ideal para empezar algo heavy?

JT: La verdad sea dicha, me encanta el metal y sin duda soy un metalero. Sabía que, llegaría el día en que, independientemente de lo que durara Fall Out Boy, haría otras cosas. El darle tiempo a Fall Out Boy era en beneficio de la banda más que en mi beneficio. Pero la banda llegó a un punto en el que, al menos para mi, no lo disfrutaba… ¿Como lo diría? Digamos que no estaba disfrutando como debería. Y pensé que no era justo para mi ni para la banda ni para los fans si seguíamos con la banda si no estaba disfrutándolo completamente. Es mejor hacer un paréntesis para relajarlo todo un tiempo y quizá volver si nos entra el gusanillo y el ambiente es el adecuado. Mientas tanto yo empecé a trabajar con Scott (Ian) y me di cuenta de lo afortunado que era de poder hacer algo con Scott… Pero también tenía toda esa música ahí que necesitaba sacar por mi y mi alma. La verdad es que me dejaba mal cuerpo no poder sacar todo ese material y me hizo darme cuenta de que tenía que sacarlo y que tenía que hacer otras cosas. No es saludable para un músico tener que… No es que… A ver, soy muy afortunado pero también he trabajado muy duro. No es que Fall Out Boy llegáramos ahí porque alguien nos diera un ticket a la fama. Tienes que trabajar muy duro para llegar ahí. La gente tiende a olvidar eso. Yo no lo doy como algo seguro pero al mismo tiempo necesitaba salir y hacer otras. Me parece insano para un músico tocar lo mismo una y otra vez sin que haya alguna especie de parón o algo que lo cambie y lo haga más emocionante.

pA: ¿Como se formó la banda? Ciertamente no erais bandas que compartieseis giras…

JT: No, obviamente, no. La cosa fue vía un amigo común mío y de Scott que pensó que podríamos ser amigos. Lo cual fue muy astuto de su parte porque en seguida nos hicimos muy buenos amigos. Le conté a Scott que tenía material que había estado componiendo y a Scott le interesó cuando le describí el estilo. E inesperadamente, ahí estábamos. Empezamos a ensayar poco después de conocernos yendo cada vez que nos veíamos un paso más allá y traíamos a más gente al redil, tomándonoslo más en serio y dando forma a las canciones hasta que llegó el día en que nos dimos cuenta de que teníamos que grabar un disco y ser una banda.

pA: ¿Recuerdas el día que conociste a Scott? Siendo un tipo con la carrera que tiene… No sé si antes de conocerle le tenías como ídolo…

JT: Yo era un fan de su trabajo, si. En todas las entrevistas que he hecho lo he comentado, soy un gran fan de Anthrax. El caso es que no lo hice por hacer algo con Scott Ian, simplemente pasó. Al principio tuve cierta aprensión porque soy un fan de Anthrax y un fan suyo por lo que fue extraño. No tengo la necesidad de conocer a la gente que escuchaba mientras crecía. Di el salto, le conocí y fue genial. Es maravilloso, maravilloso tocar en una banda con él.

pA: Muchas veces ocurre que cuando conoces a alguien que has tenido como ídolo…

JT: Al final quizá te guste mucho una banda y entonces decide… Hay tanta gente a la que le parece una genial idea aparecer y castigar a alguien que admira de lejos. Entonces esa persona reacciona de forma pobre y se sorprende. No es buena idea construirte un mito en tu cabeza porque esta persona, al final, no es más que un ser humano. No es más que una persona. No puedes esperar que toda persona reaccione como te gustaría que reaccionara.Yo mismo trato de ser realmente amable con todo el que conozco pero a veces puedo tener un mal día y si alguien dice algo equivocado no me corto en decirle que se vaya a tomar por culo porque soy un ser humano. Y Scott igual. Cuando llevas ya un tiempo te haces profesional en esto de ser de una banda y lo que ocurre es que llega un momento en el que ya no puedes dar una determinada cara a la gente, serás quien eres para la gente. Yo trato de ser amable con la gente porque no soy una mala persona. La mayoría de gente simplemente quiere hacerte saber lo mucho que les gusta lo que has hecho. Todos apreciamos lo mucho que le importa a la gente esto, yo personalmente aprecio que a la gente le importe lo que hago. Hubo momentos (en el pasado) en que había gente que venía y te decía algo realmente desagradable y yo igualmente era amable. Ahora si alguien viene y me dice algo desagradable se la devuelvo en la cara. Constantemente recibo toda clase de mierda pero siempre la misma por lo que ya sé lo que decir (risas)

pA: ¿Qué tal el primer día en el local de ensayo?

JT: Genial. La primera vez que toqué con él en una habitación de hotel y la primera vez en que nos juntamos en un local de ensayo muy guay en Chicago con Andy (Hurley, batería) fue maravilloso. Fue muy divertido. Creo que eso fue lo que realmente moló de empezar esta banda: Fall Out Boy tiene y tuvo sus dramas, Anthrax tuvo y tiene sus dramas… Cuando llevas tiempo en una banda, siempre surgirá algún drama: habrá algún problema, estás con la misma gente todo el tiempo y algo ocurrirá. Estuvo bien poder empezar a hacer música con gente con la que haces música que te gusta de verdad y algo que es divertido y relajado, sin un historial de sentimientos negativos ni de problemas sino todo nuevo. Es, por así decirlo, el momento de la cita. Todo muy divertido.

pA: ¿Cuando entró Keith (Buckley, vocalista de Every Time I Die)?

JT: No mucho después de que empezáramos a ensayar juntos, cuando Scott, Andy y yo empezamos a tocar juntos en Chicago contactamos con Keith y le preguntamos si le interesaría. Le fuimos mandando demos para irle emocionando. Así estuvimos los cuatro durante un tiempo grabando demos y tal. Luego se involucró Rob (Caggiano, guitarrista) que fue más bien por casualidad. Scott, yo y Rob estábamos realmente borrachos. Scott dijo, ‘Deberíamos meter a Rob’ y dije, ‘Vale’. Y entonces le dijimos a los otros chicos que habíamos invitado a otra persona a la banda. Le pregunté si quería tocar el bajo y dijo que no quería hacerlo. ¿3 guitarras? Dije, ‘Vale, vamos a ver si tu y yo nos podemos llevar bien’. Nos sentamos, probamos con algunas canciones y el rollo iba muy bien así que dije, ‘Vale, haremos una banda con tres guitarras, ya veremos como’. Ensayamos, hicimos un disco y tras hacer el disco incorporamos a Josh (Newton, bajista de Every Time I Die) y encajó perfectamente así que ahora también es miembro fijo de esta banda de seis personas.

pA: ¿Tenías un nombre pensado antes de empezar todo el proceso? ¿Como lo decidisteis? ¿Tuvisteis algún otro nombre?

JT: Por un tiempo tuvimos el nombre de Methuzalem, por lo del hombre más viejo del mundo pero hablando con un amigo abogado me dijo que había una banda de los 60 que se llamaba así y no queríamos correr el riesgo de ser demandados pese a ya no estar en activo. Como hicieron discos podrían demandarnos fácilmente. Así que decidimos cambiar el nombre. A Keith se le ocurrió.

pA: ¿Como fue compuesto el álbum? ¿Cual fue la mayor diferencia entre componer esto y componer con Fall Out Boy?

JT: Para Fall Out Boy hice algún riff aquí y allí y compuse muchas texturas en las canciones. No era yo el compositor principal. En esta banda compongo mucho más, probablemente haya compuesto más de la mitad del disco. Musicalmente es diferente. Y la forma de encarar la composición también: es la mitad mi forma de encararlo y la otra mitad es la mía con Rob. Scott compuso un par de cosas aquí y allí pero básicamente él se encargó de los arreglos. Con Fall Out Boy estaba Patrick (Stump), el cantante, que componía mucha de la música y muchas partes vocales -no las letras. Con esta banda fue, ‘Vale, traigo toda esta música’ y terminé cosas que tenía con Rob. Luego Keith trajo algunas ideas vocales y luego él, Rob y yo hicimos algunas otras cosas melódicas, otras de frases y algunas colaboraciones vocales. Keith escribió el 99% de las letras porque es muy bueno en ello. Las letras es uno de sus fuertes pero es que trajo también su forma particular y propia de cantar. Nunca tratamos de joder eso. Si coges una banda como Every Time I Die, tiene un enfoque musical bastante libre. En cambio esta banda si tiene canciones con una estructura (más convencional) y para él eso, de alguna manera, era nuevo. Era nuevo escribir una letra con estribillo, que tiene que ser repetitiva y tiene que pasar de tanto en cuando con ligeros cambios aquí y allí. Hay colaboración entre Rob, él y yo para lograr que todo encajara. Pero la mayoría de cosas que aportó eran ideas bastante sólidas.

pA: Es también un modo de dar a conocer otra cara, ¿no? En Every Time I Die se desgañita y se deja la voz mientras que en The Damned Things le oímos cantar muchísimo más…

JT: Si, si, eso es verdad. Obviamente no tendría sentido para él hacerlo si fuese a hacer lo mismo que hace en ETID y lo mismo cuenta para el resto de nosotros. Pero más que a como canta yo siempre me refiero a como compone. Si escuchas como canta o grita en Every Time I Die no hay un estribillo o una repetición, las canciones no culminan en una parte que sea una repetición, algo que venga una y otra vez. Es libre de estilo, como ‘free jazz’. Con esta banda hay estructura. He hablado con mucha gente de otras bandas que son más libres de estructuras y siempre dicen que si tienen que volver a las estructuras es muy duro. Y viceversa, claro. Un tío que esté acostumbrado a tocar en una banda con temas de estructura clara si tiene que tocar con una banda con canciones de las que 9 partes no se repiten, le cuesta recordarlo. Todo depende de a lo que estés acostumbrado. Es como un reaprendizaje. El hecho es que expande tu habilidad para componer y tocar.

pA: También te has encargado de producir el álbum. ¿Fue tu primera vez? ¿Como ha sido la experiencia?

JT: No quiero quitarle ningún mérito a Rob porque él lo ha coproducido pero si ha sido la primera vez que lo he hecho. Ha sido una experiencia guay, interesante. Me ha servido para prepararme a como enfocar las cosas por si quiero hacer cualquier producción en el futuro. Creo que, a cierto nivel, cuando compongo también hay cierto aspecto de autoproducción. Con esta banda si hacemos otro disco en el futuro me gustaría probar con un productor (ajeno al grupo) simplemente para recordar el valor de tener a alguien de fuera de la banda que entienda lo que haces, en plan, ‘No hagas esto, no hagas aquello’, ‘Estás perdiendo el tiempo con esto, ya lo tienes, sigamos adelante’. Está bien tener las ideas de alguien y sus opiniones cuando entiende lo que haces. Por otro lado también tienes al productor con el que te pasas todo el rato peleándote, al que odias y que no pilla lo que haces. Y esa es una situación mierdosa. Creo que esa es parte de la razón por la que quisimos meternos solos en el estudio pero también me ha servido para recordarme lo importante que es un productor ajeno a la banda. Pero es que esto lo hemos grabado nosotros por nuestra cuenta y ha acabado sonando bien así que no hemos hecho nada mal. Para mi ha sido una experiencia de aprendizaje molona. Sé que Rob está acostumbrado a producir a Anthrax. Ha producido un par de discos de Anthrax por lo que tocó en los discos y los produjo. Aunque esto ha sido algo diferente incluso para él. Con Anthrax no hace nada de componer y se mete y produce. Y quieras que no es una silla un poco más cómoda. Esta es un poco más su banda igual que para mi es más mi banda. Lo hizo más difícil pero fue una experiencia genial.

pA: Nick Raskulinecz (Foo Fighters, Stone Sour) se ha encargado de mezclar el álbum pero también tocó algo de percusión, ¿no es así?

JT: Si, hizo un par de cosas. Necesitábamos una pandereta en unas partes y él estaba en el estudio y lo hizo. Hizo un par de pistas de percusión. La verdad es que es tremendo. Es curioso porque difícilmente mezcla algo que no haya producido. Quedó alucinado con este disco y quería ser parte de él y tuvimos mucha suerte porque es una de nuestras mejores elecciones. Es maravilloso, un tío maravilloso. Es un ingeniero, mezclador, productor tremendo. Encara la mezcla con un estilo de productor e incluso creo que tuvo ideas de productor que de alguna manera nos dio mientras estábamos en el estudio mezclando. De hecho llegamos a grabar algunas de sus ideas. La verdad es que sería una genial elección por si hiciéramos otro disco porque entiende a la banda.

pA: Hablabas hace un rato de malas experiencias con productores. ¿Alguna vez te has encontrado en una situación en la que no te gustara trabajar con un productor porque dijera algo que no te gustara o, lo que sería peor, te propusiera hacer algo que que no te convenciera demasiado?

JT: Si. Era mucho más joven y no tenía la mentalidad de sentir que estaba en posición de poderle decir al tío que se fuera a tomar por culo. Si me pasara hoy le diría al tío que se fuera a tomar por culo. Al final terminas con una sensación como si hubieran abusado de ti, con una sensación de haber hecho algo que no querías hacer. No te gustaba la idea del tío pero lo acabas haciendo y quizá acaba en el disco o quizá no pero tienes la sensación de que han abusado de ti. Acabas sintiendo que te han forzado a hacer algo que no querías.

pA: Supongo que te convences diciéndote que es lo mejor para la banda. Si un productor te dice, ‘Tienes que hacer esto o aquello’…

JT: Bueno, nunca te dice 'tienes que hacer’ sino ‘prueba esto’. Y a mi no me gusta pero lo pruebas de todos modos. Y si a todo el mundo le gusta, lo haces. Al final termina siendo una cosa de banda pero es algo que el productor ha sugerido y me tiende una trampa de alguna extraña manera. Yo quiero trabajar con alguien que tenga perspectivas similares. Y está guay que te pidan hacer algo que no quieres hacer, lo haces y poder decir ‘es increíble’, algo que nunca hubieras pensado hacer y que luego te haga pensar, ‘Me alegro de haberlo hecho’. Probaría (hacer) cualquier cosa pero si es una mierda no quiero hacerlo. Es ese bebé artístico que tengo dentro. Soy yo siendo un bebé, un rollo de arte.

pA: ¿Por qué ‘Ironiclast’ como título para el álbum?

JT: Keith te dará una mejor explicación pero te daré una de ellas, ya que hay varias. Si coges a los miembros de la banda son representativos de un género musical con el que les gusta ser asociados y les hace ser gente iconoclasta. Y creo que hay cierta ironía en juntar a esta gente que normalmente no mezclarías y que creen algo bueno. Es decir, piensas que será malo pero es bueno. O al menos es bueno para nosotros. Eso es la palabra que creamos, ‘Ironiclasta’. Keith tiene otra maravillosa explicación basada en la literatura pero que yo no recuerdo.

pA: ¿Como ha sido la reacción del público hasta ahora? ¿Has notado muchas diferencias entre el público de Fall Out Boy y el de The Damned Things?

JT: En general tocamos ante público de más edad que el que yo había tenido antes. Y eso mola. A la gente parece molarle más por la música en si y menos por la gente (que hace la música), lo cual mola. Eso me gusta.

pA: Déjame que te lo pregunte porque es algo que la gente querrá saber. ¿Hay futuro para Fall Out Boy?

JT: No lo sé, sinceramente. Voy día a día.

pA: Bueno, Joe, ¿algún mensaje para tus fans en España?

JT: Apreciamos la excitación que han demostrado por nosotros y estamos emocionados por ir allí y tocar.

pA: ¿Tenéis planes de visitar Sudamérica?

JT: No hemos recibido ninguna oferta pero si la recibimos y tenemos tiempo, nos encantaría. Pero por ahora no tenemos ofertas así que no hay planes. La gente nos ha pedido que vayamos a sitios como Brasil específicamente pero no hay nada.

pA: Bueno, eso ha sido todo Joe. Ha sido un placer hablar contigo y esperamos con ganas verte sobre un escenario en unas semanas.

JT: Lo mismo digo, tío. Muchas gracias. Cuídate.

Ver más de The Damned Things.