Maybeshewill: “Spotify es injusto con los artistas independientes”

Por Rob, 0 reacciones

Con una vida relativamente corta (la banda nació en 2005), los británicos Maybeshewill han logrado hacerse un hueco en el saturado mundillo del post-rock apostando por un sonido que lejos de embolicarse en largas travesías sonoras, busca atrapar al oyente menos paciente y llegar a captar su atención rápidamente. Y no es sencillo: es también un arte lograr composiciones consistentes que no duren más de cinco minutos. Tampoco es que todas sus canciones sigan el libro de estilo de la canción radiable pero intentan no alargarse porque si.

Su concierto el pasado mes de abril fue una demostración palpable de que no son un simple experimento de estudio y que sobre las tablas se defienden con solvencia.

En las horas previas a su concierto, pudimos departir con el guitarrista fundador, John Helps, y con el teclista y ocasional guitarrista Matt Daly, sobre su existencia como banda, las giras para hacerse un nombre o el futuro de la industria musical.

pA: ¿Como va chicos?

John Helps: Bien, gracias.

pA: ¿Qué tal la gira?

JH: Muy bien. Está siendo larga.

pA: ¿La más larga que hayáis hecho?

JH: Si, la más larga de una tacada, si. Hemos hecho giras donde hemos estado fuera y vuelto a casa una semana o unos días y luego volvíamos a salir. Nunca hemos estado lejos de casa cinco semanas y ya llevamos cuatro.

pA: ¿Qué tal se está comportando el público?

Matt Daly: Bastante bien, si. Hemos visto muchas caras nuevas en esta gira. Hemos tenido buena prensa. Especialmente en Alemania ha venido mucha gente a vernos y a conocernos por primera vez. Eso ha sido realmente positivo. Y bueno, luego en todos sitios también ves caras conocidas. Han habido algunos conciertos particularmente positivos pero en general han sido positivos.

JH: La asistencia media de los conciertos ha sido más alta que antes, así que la cosa ha ido muy bien.

pA: ¿Hasta qué punto habéis notado cambios respecto a vuestra anterior gira? Más gente, locales más grandes…

JH: Sin duda, más consistente. Matt no estaba con nosotros cuando vinimos la primera vez. Aquello fue más como un buen concierto y uno malo, un local grande y otro pequeño… Ahora también hay locales grandes y pequeños pero ya se acercan en tamaño. En general creo que hemos mejorado.

pA: Habladnos un poco de la composición del último trabajo, “I Was Here For A Moment, Then I Was Gone”.

JH: Cada álbum ha sido diferente en cuanto a como lo hemos enfocado. Este ha sido más una vuelta a construir canciones y presentárselas a la banda para que luego la gente le añadiera partes más que no empezar con un riff -como hicimos en el segundo disco- y empezar a construir (la canción) desde ahí en el local de ensayo. Este ha sido todo más considerado y pensado, esa es la mayor diferencia en cuanto a la composición. En lo que respecta a la grabación, ha sido el primer disco que hemos grabado en un estudio de grabación real. Sónicamente es muy diferente a los otros dos.

pA: ¿Trabajáis ya en nuevo material? ¿Como soléis componer? ¿Estando de gira hacéis algo?

JH: De gira es dificilísimo componer. Normalmente Robyn (Southby, guitarrista-teclista) empieza con una idea electrónica. Al menos así es como ha ido en el último disco y creo que es como funcionará el siguiente disco. Robyn presentará una idea predominantemente electrónica, la oiremos y escogeremos lo que nos gusta, descartando lo que no nos gusta personalmente y aportando lo que nos gustaría. Así es al menos como ha funcionado la cosa recientemente.

pA: ¿Todos trabajáis por vuestra cuenta y luego lo ponéis en común?

JH: Hasta cierto punto si. Si bien hay mucha colaboración, todo empieza con la idea de alguien. Normalmente Robyn pero a veces otros miembros…

pA: ¿Qué papel ha tenido internet para vosotros no solo como herramienta promocional sino también como herramienta de trabajo?

JH: Esencial: imagino que no seríamos una banda a día de hoy si no fuese por internet. Cuando haces música que no es ‘mainstream’, es por internet como encuentras tu público. Cuando hicimos nuestro primer EP lo pusimos en la red y la gente empezó a escucharlo. Nos pedían que fuesemos a hacer conciertos a todas las partes del mundo. La cosa ha ido creciendo con cada disco. No tenemos un sello con un gran presupuesto así que, aparte de por salir y hacer conciertos, todo el que ha llegado a la banda ha sido a través del murmullo de internet y el intercambio.

pA: ¿El sello es vuestro?

JH: No, llevamos nuestro propio sello pero sacamos nuestros álbumes a través de Function Records que es de un tipo, Shane (Billingham), que fue muy entusiasta con la música y pagó para que nuestra música fuese editada, por lograrnos publicidad en el Reino Unido… Ahora está trabajando por lograr que editemos (el disco) en EEUU a finales de año. Eso no lo podríamos hacer nosotros y necesitábamos a alguien por eso (firmamos por el sello).

pA: ¿Se puede vivir haciendo lo que hacéis?

JH: Ni de lejos (risas) Somos cinco personas que tenemos que vivir del caché de los conciertos y la limitada venta de CDs. Así, internet es a partes iguales maravilloso y muy…

MD: Es una bendición y una maldición, a la vez.

JH: Exacto, una bendición y una maldición. No podríamos viajar a todos los sitios a los que vamos a tocar o los que hemos visitado a base de CDs pero la mayoría de la gente que escucha nuestra música se la ha intercambiado (en la red). Así que, si, hay muy poco dinero en una banda.

pA: ¿Y como os las apañáis para continuar adelante como banda?

MD: Hay una línea finísima entre tener un trabajo o una carrera en casa y poder salir de gira con la banda. A veces es muy difícil porque nos ofrecen largas giras que querrías hacer pero que tienes que recortar un poco para poder mantener el trabajo en casa. Yo y John tenemos mucha suerte por tener trabajos con mucho tiempo libre para poder salir de gira.

JH: Trabajamos para locales de música… Jamie (Ward) tiene un estudio de grabación y es autónomo y nosotros trabajamos en empresas que tienen como 10-12 empleados por lo que podemos tener tiempo libre. Pero los otros miembros de la banda tienen que coger días de vacaciones y días de sus trabajos, lo cual hace que los pierdan y que cuando volvemos de la gira, tengan que volver a buscar trabajo.

pA: Es decir, que esto tiene muchos sacrificios…

JH: Si, diría que si.

MD: Si la cosa llega al punto en el que tienes la oportunidad de estar más tiempo de gira que no, entonces si es un compromiso porque… Si llega el momento en el que estás más tiempo lejos que las vacaciones que te pertocan, si pierdes demasiado tiempo del trabajo y se convierte en un problema, es cuando la cosa se pone comprometida porque si pones en peligro tu trabajo o tus estudios es cuando se pone difícil. Al principio no es un compromiso porque sales de gira y ya pero cuando la cosa llega a cierto nivel en el que – probablemente nunca sacarás el dinero suficiente de ello pero…

JH: Es un área muy difícil estar en una banda. Puedes estar en una banda y hacer algunos conciertos de tanto en cuanto en tu ciudad y los alrededores, eso es fácil. En el área de en medio, cuando te ofrecen giras de cinco semanas y tienes que vivir de estar en una banda… Esa es la parte más difícil. Cuanto más subes en esa área, más y más difícil se hace. Tienes que decidir mentalmente si puedes llegar a vivir de la banda pero en ese proceso, perder tu trabajo y joderte la vida en casa.

pA: ¿Como lleváis lo de la familia? ¿Como se consigue equilibrar eso?

JH: Bueno, si…

MD: Algunos tenemos pareja, si.

JH: No diría que es difícil pero si duro. Es más duro para novias y así que para nosotros. Nosotros lo pasamos genial (actuando).

pA: ¿Hacia donde creéis que camina la industria musical? ¿Que os parecen sistemas como Spotify? ¿Es ese el futuro?

JH: Sinceramente, no sé…

MD: Spotify es un paso en la dirección adecuada pero no es (la solución).

JH: Necesitan ser mucho más justos con los artistas independientes. En fin, no sé si lo sabéis, pero Spotify es propiedad de los grandes sellos por lo que hay un tratamiento muy preferente para sus artistas y los sellos independientes tienen muchísimos problemas por sacar algo de dinero de Spotify. No sé cuantas veces hemos sonado en Spotify pero imagino que bastantes y creo que hemos sacado dos libras de Spotify en un trimestre, así que sacamos 8 libras al año de ahí. Ahí ves lo duro que es esto…

MD: Un tipo como Jon Hopkins tenía más de 90.000 escuchas en Spotify…

JH: Fue nominado a un Brit Award, ¿era un Brit Award?

MD: Si, si. Pues sacó 8 libras de Spotify. Si en lugar de eso, hubiera vendido por ejemplo, 9000 discos, sería mucho más que 8 libras…

JH: Es difícil. Es una gran herramienta, tener acceso a tanta música. Como oyente es maravilloso pero como artista es fantástico pero, ¿está quitándote a gente que compraría tu disco o está permitiendo a gente que no puede permitirse comprarse tu disco y no importa?

pA:¿Y qué hay de la otra vía de conseguir dinero al que muchas bandas se aferran estos días, el merchandising?

MD: Está claro que no vas a sacar mucho dinero pero es una bonita manera de que los fans sientan atracción por la banda.

pA: Pero claro, hacerlo también cuesta dinero…

MD: Por supuesto, claro. Pero si un fan está dispuesto a llevar algo tuyo eso es genial.

JH: No es todo por el dinero. Nosotros haríamos esto porque si. De hecho lo hacemos porque si porque no sacamos dinero de esto. Queremos hacerlo porque es una experiencia maravillosa, hemos visitado países en los que nunca habíamos estado así que si, es maravilloso.

pA: ¿Os da tiempo a visitar los países en los que tocáis?

MD: Hoy tengo la sensación de que no vamos a ver nada de Barcelona (risas) No, yo ya había estado en Barcelona al igual que Jamie. Es una ciudad preciosa, nos encanta. Hemos llegado del tirón y por la mañana nos vamos.

pA: ¿Normalmente es así o tenéis algo más de tiempo?

JH: 9 de cada 10 veces no ves nada de la ciudad que visitas. Y luego una de cada diez puedes darte una vuelta a la manzana (risas) En muy raras ocasiones tenemos un día libre. Tuvimos un día libre en Berlín y fue maravilloso. Y otro en Colonia. Pudimos ver algunas cosas. Siempre que no esté muy lejos podemos ver algo de la ciudad pero hoy hemos conducido 7 horas y mañana tocan otras 7 horas…

MD: Esa es la parte desgraciada de las giras. En casa, cuando ves la lista de ciudades que visitas piensas, ‘¡Guau! ¡Mira todos los sitios a los que vamos!’ Pero luego no los vemos (risas) Es bonito pero por ejemplo hoy estamos en Barcelona pero si me dijeran que es cualquier otro sitio me lo creería (risas)

JH: Podría ser Birmingham (risas)

pA: Si, incluso el tiempo de hoy es propio de ahí (risas) Por cierto, ¿notáis diferencias entre públicos?

MD: Si, sin duda.

pA: Es decir, ¿el público español sería…

MD: Bueno, el español aún no lo podría calificar porque aún no hemos tocado aquí.

JH: Una vez estuvimos a punto de tocar en un festival en Mallorca: llegamos ahí, hicimos la prueba de sonido pero hubo una lluvia torrencial y tuvieron que cancelar el festival. Tuvimos una cena fantástica y luego volvimos a casa (risas) Pero bueno, si, la verdad es que vimos un gran contraste cuando visitamos Rusia donde la gente fue realmente intensa y todo el mundo estaba tremendamente emocionado. Y luego en Japón, todo el mundo es bastante reservado y expresan su aprecio por la música de forma diferente. Son como dos extremos del espectro.

MD: Lo mismo ha pasado en esta gira: pasamos por Alemania y luego fuimos a Praga, en la República Checa, y aquello fue increíble. Supongo que el propio local también tuvo que ver porque era bajo tierra, muy pequeño y apretado pero había mucha gente y hubo una inmensa energía. Muchos de los conciertos de Alemania tuvieron mucha asistencia pero, de forma parecida a como John hablaba del público japonés, son más reservados y calmados. Así, expresan su disfrute y gratitud por la música de otra manera.

JH: A veces no sabes si lo están disfrutando y piensas, ‘Bueno, quizá no les está gustando tanto’ pero luego ves que has vendido más merchandising que nunca. Y todo el mundo está bastante emocionado y vienen a hablarte super emocionados. A veces es difícil de descifrar.

MD: También hemos tocado en Italia por primera vez, cosa que fue un gran desconocido para nosotros. Y luego algunos conciertos fueron realmente bien. Habían escenarios muy altos. Pero hubo muy buena asistencia y con la gente bastante entusiasmada, una persona en particular (risas) Es difícil juzgar como será el público español…

JH: ¿Como creéis que será?

pA: Creemos que será un éxito total (risas)

MD: No tengáis miedo de hacer ruido (risas)

pA: Para terminar, ¿qué tal va tu gira por los McDonald’s, John? Hemos leído en tu Twitter que andas probando los de todas las ciudades que visitáis (risas)

JH: Bueno, nació como una broma. Estábamos en Burdeos ayer y tenía que hacer algunas cosas en la ciudad así que anduve por ahí buscando algo que comer y paré en un McDonald’s. Y me pareció curioso que tuviera el mismo sabor que todos los que había probado. Allá donde vas, sabe igual.

pA: Dicen que la Coca-Cola tiene la misma fórmula en todos sitios y sin embargo sabe distinto de un país a otro. Dicen que depende del agua que usan.

MD: Muy cierto, si.

pA: Bueno chicos, muchísimas gracias por vuestro tiempo.

JH: Gracias.

MD: Si, gracias.

Ver más de Maybeshewill.