Bill Ward: “Hay muchísimos baterías cambiando la forma de tocar el heavy metal”

Por Rob, 77 reacciones

El ex-batería de , Bill Ward, ha charlado con Hellbound sobre sus quehaceres desde que ya no es miembro de la mítica banda.

Cada día ensayo pero no es necesariamente prácticas con las baquetas, trabajo en ritmos probablemente dos o tres horas al día. Trabajo en ideas estrafalarias, reinvento ideas. Me reto a mi mismo, me lo pongo increíblemente difícil al tocar las cosas que toco. Por ejemplo, cuando uso mi teclado, compongo con la mano izquierda pero toco la batería con el teclado con la derecha, para que la otra mano tenga que tocar las partes de batería – así que a la tercera o cuarta hora de hacerlo, las manos me matan. Me he enseñado nuevas técnicas en la bañera poniendo el pie fuera del agua golpeando el lateral de la bañera – tratando de crear ritmos contra la resistencia del agua, lo cual es también muy difícil. Pero tocar y practicar estas rutinas tan difíciles, cuando de hecho toco baqueta con caja (de batería), todo encaja mucho mejor, como, oh, esto sienta bien, cuando el pedal rebota. Son pequeñas técnicas que he ido mejorando a lo largo de los años para ser un mejor músico.

Preguntado por bandas nuevas que oiga:

Oh Dios, ¡hay tantas! Amon Amarth están progresando muy bien. Tengo que ondear la bandera por bandas como , que no son necesariamente nuevos pero que progresan y tocan jodidamente bien. Lo mismo que una banda como , que escucho y me pregunto, “¿Qué van a hacer luego?” Me alucinan esos tíos. Otros de mis favoritos son Cetic Frost. También me gustan . Y – sé que nunca pasará, con la muerte de Henke, pero me gustaría que volvieran Disfear.

La verdad es que no tengo ningún género predilecto – si la música me llega al corazón y a los oídos, eso es. Normalmente me entero después como se llama el género. Si suena bien, voy pillando de ahí – desde Cryptopsy o Arch Enemy, Krisiun – es material tan bueno, tocan de forma muy dramática. Mira, es la energía la que me atrae. Tengo una mente abierta y trato de ser acrítico con esas bandas, incluso aunque no sean de mi gusto. Después de todo, alguien ha trabajado mucho en hacer esa música.

De su forma de tocar y los nuevos valores de la batería:

Yo no soy muy fan del ‘blastbeat‘. Algunos de mis colegas tocan ese estilo. No soy un gran fan, no – y la única razón es porque me distrae de otros elementos de las dinámicas. ¡Es un poco abrumador! Pero creo que esos baterías son jodidamente fantásticos. Mi bandera ondea alta por ellos pero también estoy contento y feliz porque haya habido un crecimiento tan enorme e inteligente entre los baterías. Flipo. Algunos de esos tíos que conozco son bastante buenos y les veo tocar y no sé como lo hacen. Gene Hoglan es uno de mis amigos y cuando le veo tocar, alucino: no me creo lo que hace su cuerpo. Estamos en tiempos geniales en lo que a baterías y bajistas – comparado con lo que había. Creo que los baterías han crecido mucho pero no se han olvidado de músicos como Gene Krupa u otros músicos. Muchos de esos tipos andan metiendo técnicas de jazz. Uno de mis últimos discos fue uno de y oigo algunos de esos movimientos en lo que hace su batería.

Brann Dailor de , sin duda; me recuerda a cosas que me gusta tocar. Esos redobles profundos. Soy yo. O cuando se mete en el rollo swing. Me encanta lo que hace.

También tengo que citar a Dave Lombardo, es un batería tan grande – y no solo me refiero a pero él mismo, es un batería genial. Lo mismo con Brian Tichy; tantos buenos baterías, cambiando la forma de tocar el heavy metal y aportando constantemente nuevas técnicas. A veces digo, “No sabía que podíamos hacer eso”.

Ver más de Bill Ward o Black Sabbath.