19 interacciones

Biffy Clyro: “La música se ha convertido en algo desechable”

El éxito comercial de le llegó tras su cuarto disco, “Puzzle”, cuando de algún modo, dejaron de lado su lado más sucio y experimental para buscar réditos más allá del ‘underground’. Lo lograron sin perder la dignidad y en una lógica transición. “Only Revolutions” incidió en ese viraje comercial.

En 2013 llegó su trabajo más ambicioso, “Opposites”, un doble álbum en el que de algún modo recopilan parte de las características de su carrera sin perder de vista esa accesibilidad que sus dos anteriores discos ya habían mostrado.

Desde pA siempre hemos tratado de dar cobertura al trío de escoceses (apuntalados en directo por el gran Mike Vennart y Richard “Gambler” Ingram, ambos ex-) por lo que aprovechando su visita a Barcelona departimos con los hermanos Ben y James Johnston, batería y bajista de la banda.

clyro1

pA: Hola chicos, ¿como estáis?

James Johnston: ¡Genial, tío! Contentos de estar de nuevo en Barcelona. Estamos aún alucinados del concierto de anoche en Madrid.

Ben Johnston: ¡Colgamos el “no hay billetes”! ¡Increíble!

JJ: Hicimos un concierto en España, en verano, en el BBK, que ya fue una sensación como de estar en casa y bueno, la sensaciones que tenemos ahora mismo en España son muy guays y notamos el amor.

pA: Ciertamente increíble, si, porque años atrás era casi imposible veros por aquí y ahora ya veis, tocando ante aforos completos. ¿Qué sensación os da? ¿Qué ha cambiado en estos años para lograr este cambio?

BJ: Supongo que hemos sacado más música desde entonces (risas) Pero supongo que es una cosa que se ha ido gestando a fuego lento y han ido pasando muchas cosas para nosotros en España. Ha sido un crecimiento bastante orgánico. Obviamente no hemos estado tanto aquí ‘castigando’ con muchos conciertos como en otros países así que no puede haber sido eso sino más bien por la gente hablando de nosotros. Sabemos de la actividad online y tal, que tenemos un gran seguimiento en la red desde España así sabemos que los fans han sido muy pacientes con nosotros esperando que vengamos. No vamos a dejar que pase tanto tiempo la próxima vez.

JJ: Creo que la cosa ha sido lenta y eso es algo bueno a largo plazo porque tienes fans a los que les interesa la música, gente que nos ha conocido a través de un amigo. Y por supuesto por la ayuda de gente como vosotros.

clyro2

pA: Habéis cambiado, es evidente. El sonido de vuestros primeros álbumes no tiene nada que ver con el que tenéis ahora. ¿Es algo que habéis hecho de forma consciente o simplemente ocurre de forma natural?

JJ: Teníamos 18-19 cuando hicimos el primer disco y es algo propio de esa época. Bueno, hay cosas conscientes y otras subconscientes. También hemos madurado, ahora tenemos treinta y pico por lo que es parte de eso. Hay parte de aprender a tocar canciones, a componer. Y luego también está el hecho de no querer hacer el mismo álbum una y otra vez, y quieres retarte y tratar de hacer algo diferente. Pero creo que sigue sonando como la misma banda y aún oyes ideas que están ahí desde que empezamos, como melodías en las canciones y ritmos y marcas de tiempo extrañas. Pero más allá de eso, sigue siendo lo mismo: hacer música que queremos oír.

BJ: Me gusta vernos como una banda de rock a la que le gusta tomar riesgos. Así empezamos y creo que hemos mejorado con los años, mejorado en tomar esos riesgos. Y quizá la cosas (musicalmente) no parecen tan raras como solían ser pero si miras un poco más a fondo siguen siendo muy raras.

pA: Se cumple el décimo aniversario de “Vertigo of Bliss”; ¿qué recordáis de aquellos años?

BJ: Aquel fue el álbum que más rápido hicimos. Grabamos 16 cortes en un día y luego jugamos a la Playstation tres semanas (risas) Fue genial. Fue un periodo muy experimental, no había reglas ni límites. Tampoco ahora pero supongo que por aquel entonces como éramos muy jóvenes y nos quedaba tanto por ver, cada canción tenía un millón de ideas y es muy difícil encasillar ese álbum en una categoría musical. Tiene de todo. Las veces que que lo escuchamos la mitad de las veces nos partimos la caja, en plan, “No me puedo creer que hiciéramos eso, ¡estábamos locos!” Era una locura pero seguimos estando orgullosos de él. Hay riesgos alocados, mucha improvisación y nos divertimos muchísimo. Era como que nuestra vida estaba llena de aventura y que podíamos ir a donde quisiéramos. Y supongo que aún nos sentimos así…

JJ: Fue la primera vez que hicimos un álbum… El primer álbum fueron diferentes sesiones… Este fue el primer álbum que hicimos estando en el mismo estudio, quedándonos ahí, dándole las buenas noches al productor (risas) Era esa sensación de estar juntos y la emoción de hacer otro álbum. Eran tiempos realmente maravillosos. Como decía Ben, creo que hemos retenido parte de esa sensación, aún somos algo ingenuos, si, aunque hemos aprendido algunas cosas. Pero fueron tiempos increíbles.

clyro3

pA: ¿Por qué ahora un doble álbum? En el pasado habéis tenido suficientes temas extra y caras B como para hacer un disco doble…

BJ: Probablemente, si, cierto. Pero creo que si sacas un doble álbum demasiado pronto en tu carrera es pedirles demasiado a tus fans. Una vez que has sacado cinco álbumes, cuando vas a sacar el sexto álbum ya tienes la base de fans que con suerte tendrá la paciencia de digerir un doble álbum. Y… Teníamos 45 temas, más temas que nunca. Siempre tenemos demasiadas pero esta vez teníamos más que nunca. Fue difícil reducirlo a veinte y no había manera de reducirlo a menos de veinte.

pA: ¿O sea que no fue algo que hubierais pensado antes de poneros a trabajar en el disco?

BJ: Bueno si, algo habíamos hablado…

JJ: Otra cosa es que la gente ahora saca una canción, la música se ha convertido en algo muy desechable: está aquí y ya no está rapidísimamente. Nos gusta pensar que aún hay fans de la música a los que le gusta sentarse con un LP, mirar el ‘artwork’, leer todas las letras, los agradecimientos… Creo que nos estamos manifestando contra todo lo que está de moda ahora. No era la idea principal pero creo que fue algo bastante importante.

BJ: Te da mucha fe cuando ves que el álbum entra en el número 1 siendo un doble álbum. La gente debería darse cuenta de eso, de que el público en general aún tiene paciencia para la música y no todo son singles desechables. Si, deberíamos ponerle más fe en los discos.

clyro4

pA: ¿Qué beneficios y perjuicios tiene internet para una banda como vosotros?

BJ: Lo bueno es la facilidad de descubrir cosas pero eso es también algo malo porque puedes ser una banda una semana, grabar algo y ponerlo online pero el problema es que aún no eres muy bueno por lo que ya tienes una grabación y un nombre y quizá sea una mierda, y de eso no te podrías recuperar porque tu nombre ya está asociado a eso. Eso es una bendición y una maldición al mismo tiempo.

JJ: También se ha perdido el misterio. Todo lo que tienes que hacer es conocer el nombre de una banda, puedes encontrar todo de ella. Por no haber crecido con ello no es algo que nos interese demasiado, me sigue gustando algo el misterio y eso se ha perdido. Pero también supongo que si tienes 13 ó 14 años y te metes en la música tiene que ser maravilloso porque estés donde estés del mundo puedes escuchar cualquier banda de cualquier época. Ya no tienes que esforzarte.

pA: Hay demasiado al alcance…

BJ: Hay demasiada cosa y es demasiado fácil acceder a ello. Siempre se dice que si no tienes que esforzarte o dedicar tiempo o energía como se solía, buscando una revista o preguntarle a un amigo, escuchando cassettes sin caratulas ni nada y te enamorabas solo por esa cinta y luego ibas a ver a la banda en directo y eran más altos de lo que pensabas o “Ah, ¿ese tío es el que toca la batería?” (risas) Eso es realmente emocionante. Y por esa inversión tu amor por la banda dura más.

pA: Y seguramente ahora se le presta mucha menos atención a una banda debido a las casi infinitas posibilidades que hay…

BJ: Hoy la imagen importa más que nunca y nosotros nunca hemos sido fans de eso. La música no debería juzgarse por el aspecto de la gente, eso no tiene nada que ver con la música. Desgraciadamente ahora por como se consumen las cosas la imagen es casi tan importante como la música.

JJ: Ya no existe aquella relación que tenías con el tipo del mostrador de la tienda de discos que te decía, “Si te gusta esto que suena, te gustará también esto”. Eso ya es historia. Quedan muy pocas tiendas así.

clyro5

pA: Ya casi lleváis diecinueve años como banda. ¿Cual sería el punto álgido y cual el peor en todos estos años?

JJ: El mejor está aún por venir (risas) Eso es lo más emocionante.

BJ: Cada año que pasa es el mejor.

JJ: Este verano ir a Budapest por primera vez, el BBK fue una experiencia impresionante, habíamos estado antes en ese festival y volver y que fuese mejor fue una sensación increíble, tocar en Reading y Leeds también fue impresionante. Hacer cosas nuevas es lo emocionante. Volver a sitios y tocar para más gente hace que veas que la cosa a avanzando.

BJ: Las cosas malas solo nos hacen más fuertes. No lo miras como algo malo sino como algo educativo.

pA: Siempre sacarle lo bueno a la vida…

BJ:
Exacto, ¡hay que ser optimistas!

pA: Bueno chicos, muchas gracias por vuestro tiempo y mucha suerte para el concierto.

Agradecimientos: Daniel / Jordi (Warner Music)
Texto: Rob Merino
Preguntas: Elías Huerta / Rob Merino
Fotos: Nuria Ocaña

Publicado por Rob

Ver más contenidos de Biffy Clyro.

  • backdoorman

    Perfecta transcripción de cómo se accedía antes a la música en comparación con la situación actual. Sí, yo soy de los que necesita la música en soporte físico y me gusta esforzarme en oir un disco y dedicarle muchas escuchas…también era lo que había cuando empecé en la música. Todavía queda alguna tienda de esas…en la que puedes interactuar con el dependiente.

    En cuanto a Biffy, les vi en el BBK de 2.010 a las cinco o seis de la tarde y con muy poco público y lo disfruté en grande. El otro día en Madrid también. Pero ojo, desde lo del “Madrid Arena”…el cartel de “no hay billetes” se corresponde con un 3/4 de aforo por motivos de seguridad. Solo os digo que, a los Smashig los vi desde la puerta prácticamente…en cambio a los Biffy y a Alter Bridge desde una de las barras laterales con mi consumición en la barra y suficiente espacio para botar y hacer “air guitar”…vamos como en casa.