Stuck Mojo: otra forma de entender la industria musical

La gente de MetalSucks.net han charlado con Rich Ward, líder de Stuck Mojo, sobre su nuevo disco, que han tenido la elogiable iniciativa de poner en su web absolutamente gratis para que se lo descargue todo aquel que lo quiera.

«Ha sido un proceso asombroso,» explica sobre todo el proceso de creación y posterior promoción de «Southern Born Killers«. «He pasado de ser un músico que ha estado de gira a todas horas para poder vivir, haciendo uno o dos discos al año, dependiendo de lo atareado que estaba. Stuck Mojo siempre ha sido mi banda número uno pero tengo un proyecto paralelo llamado Fozzy, y saqué un disco con ellos el año pasado. Pese a todo eso, la prioridad siempre ha sido hacer música para los colegas y luego llevar toda esa música a una compañía discográfica que lo distribuiría, y a veces, lo etiquetaría y lo promocionaría. Pero esta vez, con este nuevo lanzamiento de Stuck Mojo, nos hemos decantado por tomar el camino de la acción y editarlo nosotros y venderlo a través de pedidos por correo, y ahora me he convertido en el aprendiz de cartero más atareado del mudno (risas).

(La respuesta de la gente) está siendo maravillosa. Pensé que venderíamos bien porque mucha gente, hoy día, vive con sus reproductores de mp3 o ponen música en sus ordenadores personales y la hacen sonar. ASí que me figuré que teníamos dos opciones: o dábamos la música gratis o si querías apoyar a la banda con su música, si comprabas el álbum directamente del grupo, sabrías que el dinero iría directamente a los tipos que la crearon. Va a pagar los costes de grabación y básicamente permitir a los músicos recibir algunos dólares por disco, en contraposición a cero céntimos por disco. Pese a que nuestros en antiguos contratos discográficos, se suponía que recibiríamos un dolar por CD, eso antes del recorte de los gastos de producción, grabación, etc. y las bandas no ven el dinero hasta que, literalmente, llegan a tener ventas multiplatino…Las bandas nunca ven nada de dinero. Lo que yo dije, es quizá, el código de honor que solía tener hace años, cuando ibas al club que tenía piscina y había una caja de caramelos, y sabes, no es una máquina expendedora, solo un hueco en el que dejar el dinero. Y yosentía que era lo correcto hacerlo. Y darlo a los colegas, si creen en la banda, creen en el producto, y creía que lo comprarían. No pensé que lo fuesen a comprar decenas de miles pero al paso que vamos, lo vamos a conseguir. Lo cual es increible porque mi plan era envolverlo todo aquí en mi casa y enviar el producto y cuidarme de todo los primeros meses pero estoy literalmente sentado en el suelo de mi oficina y está literalmente inundada con sobres llenos de CD's. Los numero y trato de darle una conexión personal con los fans, haciéndoles sentir que no solo apoyan a la banda sino que están construyendo una relación con unos músicos que son apasionados con lo que hacen y que deben apreciar el apoyo que reciben de los fans.»

Las reticencias a la menor calidad sonora de los mp3 no hicieron desistir a Ward de su idea. «Me solía preocupar (la calidad sonora) porque gastaba tanto dinero en ello y ahí estás -y esta vez no ha sido muy diferente, volamos a Inglaterra para grabar las partes de batería y bajo con mi colega Andy Sneap, que está haciendo el nuevo disco de Megadeth. Fue mi padrino de boda, somos muy buenos amigos, ha pasado las navidades y el año nuevo en mi casa muchas veces pero aún así no es como si fuese gratis (risas) Sabes, solo conseguir hora para su estudio es caro, y sus honorarios no son baratos. Es caro. Así que hicimos eso, y mezclamos aquí en Atlanta en el mayor estudio con el productor Shawn Grove…Ha mezclado los últimos discos de Sevendust y de Collective Soul. Gastamos dinero. Es maravilloso. Así que me aseguré de gastar dinero en el producto. Y me pasé meses y meses haciendo las cosas que requieren hacer un disco genial. Y si, cuando consideras todo eso y lo bajas a 96k, dices 'Mmmm' por la batería guarra y el ruido y esas cosas. Pero lo que yo espero es que la canción sea lo suficientemente buena hasta llegar al punto de que la gente disfrute de ella. Y quizá esa gente no tengan un oído que discierna esa clase de cosas. Creo que la mayoría de gente que escucha música son oyentes casuales que disfrutan de una buena melodía, un buen ritmo, un buen riff, o lo que sea, y en algún momento, si la gente está realmente preocupada por la calidad de audio, esa gente no se andará con remilgos por pagar 12 dólares + 3 de gastos de envío para tener una buena copia del CD. Si no les importa tener la versión descargada, y tenerlo comprimido y que suene un poquito raro, entonces pueden tenerlo gratis. Y ahora me parece bien eso porque me doy cuenta de que una vez el álbum esté en las manos de la gente, será libre de cualquier forma. Prefiero ser el tipo que lo da y dice, 'Ey, esto es mi música, yo la compuse, me he gastado 40 grandes grabándolo, voy a ser el tipo que te lo de', y al menos estaré al cargo del destino de mi música. Si no, sabes, algún tipo de alguna compañía de discos al que enviamos una copia, hace copias para todos sus colegas, y entonces, antes de que salga el álbum, está en la red. Sentí que había un poquito de orgullo e integridad relacionada con saber que cada paso del camino yo controlaba el destino del producto. Si la gente lo tiene gratis o no, eran los creadores los que ofrecían esa opción., y eso, como he dicho, era lo que le daba sentido a esto.«

Artistas relacionados:
Stuck Mojo