Blind Melon

For My Friends

Cuando hace casi 2 años se confirmaba que Blind Melon retomaban nuevamente su carrera musical incorporando a un nuevo cantante, Travis Warren (ex-Rain Fur Rent), además prometían su entrada al estudio para registrar un nuevo album.

Lo primero que me pregunté fue: ¿Realmente merece la pena desenterrar el pasado de esta banda 13 años después de la desaparición de Shannon Hoon?

Blind Melon fue una banda interesante, que lamentablemente tuvo una muy corta trayectoria musical. Uno de sus principales activos siempre fue el característico y carismático estilo que S. Hoon aportaba a la banda. Tras su triste desaparición y la conmoción que supuso, poco sentido tenia continuar. De hecho, el resto del grupo no tardo mucho tiempo en reconocer que sin Shannon, Blind Melon ya no eran lo mismo…

Pero el tiempo pasa, y tras varios proyectos fallidos por parte de los que fueran sus compañeros y amigos en la banda, finalmente han decidido resucitar a Blind Melon.

Desde el año pasado han ido filtrando algunos de los temas que pasarían a formar parte de este nuevo disco, una buena manera de comprobar la aceptación de las nuevas canciones. Incluso el pasado otoño tras 12 años, la banda apareció de nuevo sobre un escenario para presentar algunos de los nuevos temas que forman parte de “For My Friends”, así como para interpretar todos los exitos más populares del pasado. Ya en aquel momento quedó claro que la magia que un día desprendieron, forma parte del pasado. T. Warren es un buen cantante, de hecho su estilo se asemeja al de Shannon pero, objetivamente, no consiguió transmitir ni una cuarta parte que Hoon.

Los temas nuevos que interpretaron, «For My Friends», «Make A Difference», «Harmful Day» y «Whissing Well» sin ser mediocres, tampoco desprendíeron un magnetismo especial en directo.

Así que lo mejor sería esperar a escuchar todo el contenido del nuevo disco para tener una idea más objetiva sobre el nuevo material que estaban grabando para «For My Friends«. En el plano musical no existen diferencias sustanciales con respecto a lo que nos ofrecieron en el pasado, de modo que las composiciones donde las guitarras acústicas tienen una importancia vital siguen vigentes, los pianos, las secciones de viento y ese aire absolutamente deudor del ‘folk’ no han variado un ápice.

Quizá no han conseguido un ‘hit’ en potencia como lo fuera la irrepetible «No Rain», pero tengo la sensación de que tampoco lo han pretendido. De hecho, a medida que se avanza en el disco se hace mas evidente la intención de Warren por desviarse de posibles comparaciones con Hoon, su registro mucho menos agudo se ha adaptado mucho mejor de lo que esperaba y al final hasta me ha cautivado en varios de los temas, especialmente en «Sometimes», donde junto al sonido del piano, Warren muestra sus mejores virtudes como cantante, o incluso en el medio tiempo «Tumbling Down» donde sigue mostrando sus mejores cualidades como vocalista. Es en «Make A Difference» (tema que ya conocíamos desde hace algunos meses) donde los actuales Blind Melon más descaradamente recuerdan a su pasado, y donde menos convencen…

Por lo demás el resto del album circula sin sobresaltos por los mismos derroteros del pasado: temas de carácter atemporal, que se disfrutan en mayor medida tras varias escuchas.

Un trabajo muy correcto, que sin ser sobresaliente en absoluto, nos devuelve a una banda en mejor forma de lo que cabía esperar. El futuro que tengan dependerá de la capacidad y convicción que sean capaces de mostrar para entregarnos buenas canciones sin tener que recurrir al recuerdo de aquel magnifico y excepcional cantante que fue Shannon Hoon.

Artistas relacionados:
Blind Melon