La última cabezada

Por Rob, 0 reacciones

BrooklynnVegan.com ha charlado con Al Cisneros, el 50% de Sleep, sobre el regreso a los escenarios de la influyente banda, catalogada como precursora del 'doom metal'. Será un único concierto en el marco del festival «The Fans Strike Back», a celebrar en el Reino Unido los próximos 8, 9 y 10 de mayo y aquellos que tuvieran la esperanza de que pudiera significar el principio de algo más tendrán que seguir rezando porque no da la sensación de que vaya a ser nada más que una bonita despedida.

Cisneros asegura que los planes de volver a tocar juntos «siempre han estado en modo tentativo para cuando llegara el momento adecuado. Siempre hemos estado en contacto. Nunca hemos estado perdidos durante demasiado tiempo desde que la banda se separó en 1996. Es realmente difícil tenernos a los tres en la misma habitación al mismo tiempo…Agendas de conciertos, agendas de grabaciones, toda clase de factores diferentes. La primera vez que nos juntamos desde la disolución de Sleep fue en una fiesta en mi casa en San Francisco hará como seis años y hablamos de ello pero fue más bien en plan, 'algún día deberíamos hacerlo'. En mi boda, el pasado agosto, estuvieron Matt (Pike, ahora en High On Fire) y Chris (Hakius), y fue otra rara oportunidad de discutirlo en persona, más que no vía comunicaciones telefónicas a terceras personas. Fue entonces que dijimos, 'Hagámoslo'. »

Recordad que el final de la banda fue del todo menos idílica. Y no, no hubo ninguna clase de mal rollo entre los 3 miembros. Simplemente fue la cabezonería de su sello discográfico la que les hizo dar carpetazo al grupo. La banda firmó por London Records en 1994. Un año después terminaron su debut para el sello, titulado «Dopesmoker», que solo contenía una canción pero de más de una hora de duración. A los jerifaltes del sello no les gustó y le pidieron a la banda que rehicieran el disco. El trío accedió: cambió de título el álbum a «Jerusalem» y acortó la duración del tema dejándolo en algo más de 50 minutos. Pero ni por esas: London Records nuevamente rechazó el disco y se negó a publicarlo, hecho que provocó que el grupo, harto de las injerencias del sello, optara por poner fin a su carrera.

Con esos antecedentes no es extraño preguntarse el motivo del regreso: ¿lo hacen por los fans o simplemente por ellos mismos? «Los promotores han tratado constantemente volver a juntar la banda, así que eso nunca fue el ímpetu (detrás de la reunión). Era más de estar igual de preparados como la gente. La principal razón, la única razón, realmente…Los tres, como amigos, pasamos por una decepción tan grande con Sleep…Nunca floreció de un modo que centráramos nuestras jóvenes energías y entonces se rompió…Cuando terminó el último ensayo, estábamos devastados…Con el corazón roto y despedazados. Era debilitante para todos, de un modo catatónico…Sea como fuere, siempre hemos reservado una opción para ver cuán reparador sería volver a tocar esas canciones en nuestros propios términos, y no en los términos de Earache o London o cierto-no-quiero-ni-mencionarlo…Sino para nosotros, los amigos que nos conocimos en la escuela. Desde que Sleep terminó, estas canciones han permanecido como energía atrapada dentro de nosotros durante 12 años. Estos conciertos ofrecen una manera de curar y cerrarlo con paz y con una sonrisa. Es una oportunidad de tener una catarsis y poner esas canciones en el cielo donde corresponden…De superarlo y dejar que purgue.»

En el festival, la banda tocará, íntegro el álbum «Holy Mountain«, en dos noches. «Tocaremos 'Holy Mountain' ambas noches, diferentes porciones de 'Dopesmoker', y hay algo de música que teníamos compuestas que iban a aparecer en 'Jerusalem' que nunca vieron la luz. Una canción, especialmente, nos encanta pero nadie la ha oído nunca…»

Sin embargo, parece que no hay que hacerse ilusiones sobre más conciertos. «La intención es esa (hacer los dos conciertos del festival). Om haremos nuevo disco en marzo, High On Fire grabará su nuevo álbum en abril, Shrinebuilder grabaremos nuevo álbum en enero y ahí es donde todos tenemos la mente y el corazón hoy día…Y esa es siempre la prioridad. Así que si, no puedo decir nada más sobre el futuro de Sleep…Haremos estos (conciertos) y ya está.«

Ver más de High On Fire, OM o Sleep.