Pelea de viudas

Ozzy Osbourne ha interpuesto una demanda contra su compañero de banda en Black Sabbath, Tony Iommi, acusándole de llevarse él solo todos los beneficios producidos por el nombre Blck Sabbath. Ozzy le reclama el 50% de los beneficios obtenidos del nombre y una parte proporcional de las ganancias que haya obtenido el guitarrista por el uso de la marca.

Lo explica el vocalista en un comunicado de prensa:

«Es con gran pesar que tengo que emprender acciones legales contra mi socio de muchos años Tony Iommi pero tras 3 años de tratar de resolver esto de forma amistosa, siento que no tengo otro camino.

A mediados de los 90, tras constantes y numerosos cambios de miembros en la banda, la marca 'Black Sabbath' estaba, literalmente, en la taza del water, y Tony Iommi (girando bajo el nombre de Black Sabbath) se reducía a tocar en clubs. En 1997, Geezer (Butler, bajista), Bill (Ward, batería) y yo volvimos a la banda, Black Sabbath recobró su antigua gloria mientras encabezábamos conciertos llenando pabellones y teatros tocando frente a 50.000 personas en cada concierto que dábamos en todo el mundo. Trabajamos colectivamente para recuperar la credibilidad y devolver la dignidad al nombre 'Black Sabbath', lo que llevó a que el grupo pasase a formar parte de los salones de la fama del rock del Reino Unido y de EEUU, en 2005 y 2006, respectivamente.

A lo largo de los últimos 12 años, fueron mis managers los que se encargaron de hacer el control de calidad de la marca 'Black Sabbath' en el Ozzfest, las giras, el merchandising y las reediciones de los álbums. El nombre 'Black Sabbath' tiene ahora un prestigio mundial y un valor de merchandising que no tendría de haber seguido el camino que llevaba antes de lagira de reunión de 1997.

Tony, siento tanto tener que haber llegado a este punto de tener que tomar esta acción en tu contra. No tengo el derecho de hablar por Geezer y Bill pero siento que moral y éticamente, la marca tiene que ser propiedad de los cuatro a partes iguales. Espero que el que tome este primer paso sea también para que eso termine así. Hemos trabajado todos muy duramente y durante mucho tiempo en nuestras carreras para permitir que vendas merchandising que contenga nuestras caras, viejas portadas de Black Sabbath y logos de la banda, y que luego nos digas que tu tienes el copyright.

Por favor, haz lo correcto.»

Aparte de este comunicado de prensa, Ozzy escribe que «la marca 'Black Sabbath' debería ser propiedad a partes iguales de Geezer, Bill, Tony y yo porque la formación auténtica de Black Sabbath es Tony, Geezer, Bill y yo. Hemos sido colegas desde la escuela. Siempre he dicho que hay un hilo invisible que nos mantiene juntos.

Tony, arreglemos este estúpido problema y sigamos adelante con nuestra vida. Tu tienes 61 años. Yo tengo 60. Espero que nos queden unos buenos 20 años por delante pero ¿y si no? Dios no quiera que te pase nada pero, ¿qué le pasará a la marca 'Black Sabbath'? ¿Quien la supervisará? ¿No crees que una vez ya no estemos los derechos deberían quedarse en tu familia, en la mia, en la de Bill y en la de Geezer?»

Esta demanda de Ozzy es la respuesta a una que interpuso Iommi el pasado diciembre contra Live Nation, en la que el guitarra alegaba que la empresa llevaba vendiendo desde 2006 merchandising del grupo pese a que la relación contractual que les permitía hacerlo había terminado.

Artistas relacionados:
Black Sabbath