Mouth Of The Architect: «En EEUU no nos dejan ni hacer la prueba de sonido antes del concierto»

Por Rob, 0 reacciones

Mouth Of The Architect visitaban por primera vez España y pA quiso aprovechar el paso del grupo de Ohio por Barcelona para charlar con el guitarrista Steve Brooks y el batería Dave Mann sobre la vida en la carretera, su último EP («The Violence Beneath«) o el porqué del nombre del grupo.

pA: ¿Como lleváis la gira hasta ahora?

Steve Brooks: Bueno este es solo el…¿Qué es? ¿El quinto concierto?

Dave Mann: Si.

SB: Pues eso, el quinto día por aquí (Europa) y hasta ahora muy bien. Tocamos en Paris y no había tanta gente como habíamos oído que iba a haber pero aparte de eso fue un concierto bastante bueno. Lo estamos pasando realmente bien. Eso, si, está yendo todo bastante bien.

pA: ¿Es vuestra primera vez en Europa?

DM: Si.

SB: Bueno, de hecho es la primera vez que yo estoy en Europa. Él (mientras se dirige a Steve Mann) ya había estado aquí antes.

DM: Si, con otra banda pero para esta banda es la primera vez.

pA: ¿Con qué otra banda estuviste aquí?

DM: Dead Blue Sky.

SB: Kevin, nuestro otro guitarrista, estuvo aquí con otra banda llamada Twelve Tribes. Él y Dave habían estado aquí antes pero para el resto es nuestra primera vez.

pA: ¿A qué hora habéis llegado hoy aquí?

SB: Tarde…Como a las 19h.

pA: Así que poco tiempo para turismo habréis tenido, ¿no?

SB: (risas) Qué va. No, hemos tenido un viaje de 600 kms y pico.

pA: Desde Paris.

SB: Si. No, no, no desde Paris sino desde Burdeos.

pA: ¿Como estáis viendo el público?

SB: Varía.

DM: El del Roadburn fue genial.

SB: Si tocamos para un buen número de personas en el Roadburn Festival en Tilburg. La cosa salió muy bien. Luego fuimos a Metz, en Francia, que fue también bastante bien. Luego en Paris había como 15 personas. Y anoche fue genial, en Burdeos, fantástico.

pA: Extraño, ¿no? Que en Paris, ciudad grande, no hubiera más de 15 personas suena raro…

SB: Si, luego fuimos a Burdeos y fue un concierto genial. Pero en Paris salimos por ahí a algunos bares y algunos 'after hours'. Pero vamos, hasta ahora, todo genial.

pA: ¿Notáis diferencias entre el público europeo y el norteamericano?

DM: Si, parece que aquí hay un porcentaje mayor de gente emocionada en un concierto. En América hay tantos conciertos y cada día de la semana que la gente pasa ya un poco y eso si viene a vernos.

SB: Creo que hemos tenido y vamos a continuar teniendo una mejor reacción de la gente europea que de la de EEUU. La verdad es que ya ni nos gusta salir de gira por EEUU porque la gente ya no quiere…Mira, aquí tienen comida preparada, cervezas…Llegamos y podemos hacer la prueba de sonido. Luego vendemos nuestro merchandising y esas cosas. Eso no es el caso de EEUU. Ahí no te dan de comer y si lo hacen, te dan lo más barato posible: una pizza congelada o así, dos tickets para bebida para cada uno…No nos dejan hacer prueba de sonido. No es ni de lejos cómodo para una banda.

pA: Es decir, tenéis que llegar y tocar, sin pruebas previas…Suena raro porque aquí estamos acostumbrados a que todas las bandas -teloneras incluídas- tengan sus 15/20 minutos de prueba de sonido. En fin. Bueno, habladnos un poco de vuestro nuevo EP. ¿Cuando empezasteis a componerlo? ¿Qué idea hay detrás?

SB: Debimos empezar a hacerlo en marzo o abril del año pasado. Nos tomamos unos pocos meses para componer las cosas. Yo no vivo en la misma ciudad que ellos, vivo a 3 horas. Así que yo compongo cosas, se las mando y ellos ensayan. Nos juntamos cuando podemos.

DM: Nos vamos mandando e-mails con las grabaciones e improvisaciones.

SB: Cuando me bajé ahí, trabajamos en el nuevo material y lo grabamos. Nos tomamos de dos a tres meses para componerlo todo. Hay una versión así que eso siempre lleva menos tiempo, un puñado de ensayos y estaba hecha. Grabamos todo por nuestra cuenta. Normalmente nos vamos a Seattle donde trabajamos con nuestro amigo Chris Common. Es un tipo genial pero no teníamos el dinero por lo que dijimos, 'Lo haremos nosotros mismos'. Así pues, lo hicimos en nuestra ciudad, Dayton, con nuestro amigo John que fue el ingeniero y lo grabó. Nuestro amigo Chris (Fullam) hizo todo el 'artwork'. Esta vez hemos hecho mucha cosa por nuestra cuenta. La verdad es que la cosa ha salido muy bien. Una de las cosas más guays es el 'artwork'.

DM: Al haber hecho casi todo por nuestra cuenta…En pasados álbums el 'artwork' siempre era un problema, la masterización era siempre un problema…Al final todo daba la sensación de haberse hecho deprisa y corriendo y nunca estábamos contentos con el resultado final. Con este todo lo hicimos nosotros: nada se hacía hasta que nosotros lo decíamos.

pA: ¿Y como decidisteis el 'artwork'?

SB: Le dijimos algo a Chris. Le contamos el nombre que iba a tener el álbum, le dimos una demo de las canciones para que pudiera oírlo. La verdad es que es un pintor muy bueno, un artista muy bueno. Todo lo que hace mola.

DM: Se pasó una noche bebiendo café y fumando cigarrillos (risas)

SB: Y nos pasó este dibujo y nos quedamos como, '¡Es genial!'.

pA: Dejadnos preguntaros sobre el nombre de la banda. ¿Por qué Mouth Of The Architect (La boca del arquitecto) y no «La oreja del fontanero»?

SB: (risas) ¿La raja del culo del fontanero? (Plumber's buttcrack) (risas) No sé, podemos cambiarlo a 'La raja del culo del fontanero'.

DM: Empezando hoy mismo (risas)

SB: Vale, hoy seremos 'Plumber's Buttcrack'.

pA: ¿Hay alguna razón específica para llamaros Mouth Of The Architect?

SB: Es de una película…

DM: Es una referencia de una película pero es la idea de que el arquitecto construye todo, le da la estructura a todo. Y de su boca sale el como se hará todo.

SB: La vida y todo. Supongo que, sería como decir Dios o en lo que crea cada cual, la boca del arquitecto creó todo. Es una referencia de una película de Dario Argento, 'La iglesia' o algo así se llama.

pA: Genial. Confesadnos: ¿es difícil sobrevivir en Mouth Of The Architect?

SB: (risas) ¿Te refieres a que hay peleas hasta la muerte del adversario? (risas) Eso lo hemos hecho (risas)

DM: (risas)

pA: (risas) Bueno, a que en vuestros poco más de 7 años, habéis cambiado muchos componentes…

DM: Bueno, yo y Jason (Watkins, teclista) somos los únicos miembros originales que quedamos. Steve es luego el miembro que más lleva aparta de nosotros dos.

SB: Yo llevo ya casi cuatro años. Yo debí entrar después de 'The Tides That Blank'; hicisteis una o dos giras sin mi y entonces entré. Yo llevo desde entonces.

DM: Gran culpa de eso es que nuestra agenda de gira era tan exigente en EEUU…Algunos años hicimos más de 200 conciertos en EEUU. Era difícil para alguna gente equilibrar esa agenda de banda y tener una vida y un trabajo. Era demasiado para mucha de la gente que hemos tenido.

SB: Está lo de dejar a tu novia, el trabajo, meterte en una furgoneta con seis tíos y hacer eso durante seis semanas…

DM: Es complicado encontrar a gente que quiera hacer eso.

pA: ¿Como afecta toda esta agenda de conciertos a vuestra vida 'normal'?

SB: En todo.

DM: No tenemos otra vida (risas)

SB: Hace un tiempo tuvimos que tomarnos un paréntesis tras girar con 'Quietly' unas cuantas veces. Tuvimos que tomarnos un paréntesis porque básicamente éramos vagabundos.

DM: Vagabundos, sucios y borrachos (risas)

SB: No teníamos ni agua ni luz…

DM: Absolutamente lamentable.

SB: Tuvimos que tomarnos un descanso y trabajar y vivir y hacer dinero. También pasar algo de tiempo con nuestras novias, cosas así. Jason (Watkins) se casó. Y eso, afecta en todo de tu vida. No hay forma de evitarlo. Si vas a estar en una banda, vas a salir de gira y salir ahí a hacerlo. Es un gran esfuerzo.

pA: ¿Os arrepentís de algo?

SB: Tío, desearía que mi padre no me hubiera enseñado a tocar la guitarra cuando tenía 12 años (risas) Me arruinó mi vida (risas) No, no estaría aquí si no lo hubiera hecho y esto es genial.

DM: Si, mira, aquí estamos en Barcelona, España y eso es algo genial. Todos los sacrificios son parte del juego, son cosas que tienes que hacer si quieres que pase lo que quieres que pase.

pA: ¿Sois felices haciendo lo que hacéis?

SB: Si, sin duda.

DM: Si, si.

SB: Todos tenemos nuestras vidas 'individuales'. Nos juntamos y salimos de gira y grabamos y tal pero no es como cuando salió 'The Tides That Blank' o 'Quietly' que estábamos constantemente en la carretera. Eso no lo vamos a repetir.

DM: Por entonces aceptábamos casi toda oferta de gira que nos llegaba y hubo un tiempo en que nos llegaban muchas. No paraban de llegar y decíamos, 'Si, por supuesto'.

pA: Ahora sois más selectivos.

SB: Si, no vamos a repetir aquello.

pA: ¿Como os surgió esta oferta de hacer esta gira por Europa?

DM: Pues nos ofrecieron, ahora no recuerdo si primero el Asymmetry Festival o el Roadburn, y dijimos que claro. Entonces, Avocado (promotora) nos propuso montar una gira aprovechando eso.

SB: De hecho, la gente de Avocado nos mandó un e-mail preguntando, '¿Querríais hacer una gira por Europa?'. Y dijimos, 'Joder, ¡claro que si!'. Así que bueno, nos ha llevado mucho papeleo, mucha sincronización de agendas…

DM: Mucha impresión.

SB: Si, nosotros mismos nos encargamos de imprimir nuestras propias camisetas, comprarnos el billete de avión, y reunir dinero y prepararlo todo. Pero la verdad que es genial estar aquí.

pA: Sois vuestros propios managers, claro.

SB: Si, si: básicamente lo hacemos todo nosotros (risas)

DM: También nos imprimimos nuestras camisetas y tal.

pA: ¿Cuales son vuestras mayores influencias como banda y como músicos individuales?

DM: Esa pregunta es complicada…Si le echas un vistazo a todos nuestros iPods de forma individual verías que es un completo desastre.

SB: Hay de todo. Desde música clásica, a jazz, a death metal, a black metal…

DM: Música tradicional india…

SB: Música india, si, y cosas más normales como rock n' roll, viejo rock n' roll como Led Zeppelin

DM: Prácticamente escuchamos de todo. La regla es que siempre hay algo bueno en toda clase de música. Tenemos nuestras cosas favoritas pero como grupo exploramos casi todo.

SB: Contesté esto en una entrevista el otro día: no hay nada específico que me influya cuando ando componiendo un riff o así, en plan, cuando componemos una canción pensamos en tal cosa. Es más como nos sentimos o qué hacemos en ese momento (de componer) y lo que salga. Componemos así y empezamos a improvisar y colaborando tomamos decisiones, terminando por ser una canción. No te diría que hay una banda como para decir, 'Esta banda me influye para hacer esto'. Cuando tenía 10 años, mi padre tenía discos de Black Sabbath. Y claro, yo decía, 'Hostia, esto mola'.

DM: Mi primer cassette era uno de Black Sabbath.

SB: Toda clase de rock-heavy, como Pink Floyd y Black Sabbath.

DM: Si, Pink Floyd y Black Sabbath fue lo que más escuché cuando crecía.

SB: Si, a los 10-12 años escuchaba yo también eso.

pA: ¿Te acuerdas tu Steve, del primer disco que compraste?

SB: Bufff, era uno terrible. Era…(se dirige a David) ¿Te acuerdas aquella canción pop horrible? ¿Una que sonaba mucho en la radio? Yo tendría como siete años. Era sobre un cowboy.

DM: (medio tararea) 'Cowboy, I Wanna Be a Cowboy' (risas)

SB: Era terrible.

DM: Mi primer cassette fue 'Paranoid' de Black Sabbath. Me compré dos aquella vez: el otro era de Run DMC, 'Rising Hell'. Una cinta de metal y otra de rap. Y aquí estoy en una banda de metal así que parece que no elegí…

SB: Si, elegiste el rap (risas)

DM: Si, rapeo muy bien (risas)

pA: Hablabais de vuestro iPod. ¿Hay algo ahí que os dé vergüenza reconocer que tenéis ahí?

SB: Mmm, ¿qué tengo en mi iPod? Me gusta escuchar muchas cosas. Escuché Fight el otro día.

DM: La verdad es que no hay nada en mi iPod de lo que me avergüence. Escucho muchas rarezas por lo que, en ese aspecto, tengo la mente muy abierta. Escucho mucho a Burt Bacharach, Randy Newman y cosas así (risas) Harry Belafonte.

SB: Si, Harry Belafonte.

DM: Hay mucho calypso.

SB: Si, calypso y esas cosas (risas)

pA: Ah pero eso es gracioso, la verdad. Bueno, cambiemos de tercio. ¿Qué pasa con las fotos de vuestro Myspace donde salís con armas? ¿Queríais dar algún tipo de mensaje con esas fotos?

SB: Me gusta disparar (risas)

DM: Teníamos muchas armas y pensamos en hacerles fotos.

SB: Fue más que nada algo divertido.

DM: Nada, nos echamos unas risas y pegamos unos tiros.

SB: A mi me gusta disparar armas, es divertido. Mi familia tiene muchas armas, está un poco loca. Pero vamos, simplemente salimos ahí a pegar cuatro tiros, hicimos fotos y ya está. No fue en plan, 'Somos el ejército, vamos a matar a todo el mundo'. Fue más bien, 'Venga, ya que tenemos esas armas, vamos a hacer el cabra y a echarnos unas risas'.

pA: Steve, ¿has conseguido vender tu guitarra? (Brooks colgó en la web del grupo un mensaje en el que ofrecía su guitarra con la que está realizando la gira europea para quien estuviera interesado en comprársela).

SB: La uso en esta gira pero…Mira, puse eso por poner en la web para así no tener que facturarla y traerla de vuelta a EEUU. Un par de personas me escribieron preguntando cuanto pedía y esas cosas pero ningún interés sólido. Ya veremos en el último concierto si hay alguien interesado. Si no, me la llevaré de vuelta porque ahí en casa conozco a alguna gente que podría estar interesada en comprarla. El tema es que tengo un puñado de guitarras…

pA: No la echarás de menos.

SB: No, de hecho la compré especialmente para esta gira. Tengo una Les Paul realmente bonita y no quería que se me jodiera así que me compré esta porque pensé que esta podría sufrir mejor el 'maltrato' de aeropuertos y escenarios por lo que me desharé de ella.

DM: Una Gibson de usar y tirar (risas)

SB: Eso, eso (risas)

pA: ¿Qué tal las colaboraciones en vuestros dos últimos discos? En «Quietly» colaborasteis con Julie Christmas de Made Out Of Babies. ¿Como fue eso?

DM: Fue muy fácil.

SB: No hicimos nada.

DM: Le mandamos algunas pistas sin mezclar diciéndole, 'Mira, tenemos una larga intro en esta canción, haz lo que veas'. Y ella dijo (Mann imita la voz de Christmas, en un tono suave y dulce), 'Vale' (risas) Y cuando llevábamos unos días de sesiones de grabación, nos mandó cuatro pistas distintas de voz y muchos coros y tal. Elegimos lo que queríamos, editamos y lo mezclamos.

SB: Terminó siendo algo muy guay.

DM: Sonaba bien y casi no tuvimos que hacer nada.

SB: No supuso esfuerzo casi. Su guitarrista, Brendon, grabó sus partes en Nueva York y no nos tuvimos ni que reunir. Vivimos en el otro lado del país. Nosotros en Seattle y ella en Nueva York. Lo grabó ahí y nos lo mandó por mail. Y lo mezclamos en una hora.

pA: Pero la conocíais de giras y tal, ¿no?

SB: Si, habíamos salido de gira con Made Out Of Babies. Y de hecho, ella había hablado con Jason sobre colaborar y realmente fue Jason quien logró que se pudiera hacer.

DM: Tocó el teclado en el último disco de Made Out Of Babies.

SB: Fue como un intercambio. Ella puso algo de voz, él algo de teclados.

DM: Fue algo como, 'Yo toco en tu disco si tu tocas en el mío'.

SB: Te enseño la mía si tu me enseñas la tuya (risas)

pA: ¿Qué proyectos tenéis para el futuro? ¿Por qué un EP ahora?

DM: Firmamos para hacer 'Quietly' y un EP.

SB: Hemos cumplido nuestro contrato. Si, ahora mismo estamos sin contrato. Este ha sido nuestro último…Bueno, tampoco quiero decir que vaya ser nuestro último disco para Translation Loss (Records) pero si será nuestro último disco con este contrato. Ahora somos libres y estamos abiertos a hacer lo que sea. Ya hemos estado trabajando en un puñado de canciones nuevas. Quizá hagamos una demo casera y todo por nuestra cuenta. De hecho estamos interesados en (discográficas) europeas. Hemos oído cosas muy buenas al respecto: logras buena distribución, buenas giras en Europa…No sé.

DM: Iremos 'vendiendo' la demo a ver si alguien muestra interés. ¿Alguna discográfica que oiga esto interesada? (risas)

SB: Europa – contrato discográfico – venga (risas)

pA: ¿Qué opinión os merece la actual situación de la industria musical? Las descargas y esas cosas.

DM: Todo está cambiando.

SB: Es todo diferente. Todo esta digitalizado, todo va por ordenador. Yo hago esto: grabo mis cosas en la mesa de mi cocina con mi portátil. Todo el mundo puede hacerlo, es algo completamente distinto.

pA: Y luego suena todo bien, profesional.

SB: Si.

pA: Y si lo hubieras hecho hace 10 años el sonido hubiera sido horrible.

SB: Hace 10 años ni podrías haberlo hecho. Tan rápido va todo. En 10 años pasas de tener una pequeña caja para grabar, un grabador digital. Yo tenía aquella cosa Roland. Ahora lo único que tienes que hacer es ponerte en tu portátil, pagar 50 pavos y tienes un programa de grabación. O cómprate un Mac y tendrás el GarageBand. Está en todos lados. Lo puedes encontrar en todas partes, y es fácil de usar y suena genial. Hay un millón de bandas ahí fuera, haciéndolo y usando eso. Y está cambiando todo. Está siendo muy perjudicial para las ventas de discos porque todo se filtra y todo el mundo se lo descarga.

DM: Está destruyendo la industria pero logra que haya más acceso a más artistas. Más gente logra ser oída de forma más sencilla pero a la vez se saca menos dinero. Creo que mejora la vida de las bandas independientes porque es mucho más sencillo que tu material sea oído, mucho más barato para grabar…Las multinacionales tienen problemas.

SB: Ya no fichan bandas como…

DM: Nadie quiere arriesgarse. Ahora mismo es todo música pop o nada en las multinacionales.

SB: Sin duda ha cambiado la atmósfera y probablemente a peor para digamos, nuestra banda pero a mejor…

DM: Si quisiéramos vender muchos discos nos haríamos algún peinado estúpido o algo (risas)

SB: (risas)

DM: No es algo que nos preocupe…Si acaso no está facilitando la vida porque acabamos de grabarnos nosotros mismos nuestro último disco por muy poco coste y está siendo distribuido, ahí está. Así que…

SB: Ahora con Myspace, Facebook y Hotmail y todas esas cosas, nos están ayudando mucho. Es un contacto mucho más directo con los fans. Tenemos tal cantidad de fans en Facebook y Myspace que siguen nuestros conciertos y ponen cosas ahí.

pA: Es todo mucho más directo. Años atrás tenías que hablar con el manager, con el tipo de la discográfica, etc. Era un lío. En fin chicos, muchas gracias por vuestro tiempo y en seguida os vemos encima del escenario.

Mouth Of The Architect + Carontte – Barcelona, 19/04/2010

Mouth Of The Architect se presentaban la noche del 19 de abril en Barcelona por primera vez en su carrera, carrera que ya se extiende a 7 años. La banda que empezó bebiendo de las fuentes de Neurosis o Isis ha ido, con el paso de los años, logrando moldear un sonido que les ha destacado y diferenciado en el ya cargado sector del post-metal variante sludge. Curiosidad teníamos por ver qué tal defendían en directo la densidad sonora de sus discos.

Pero antes de que los de Ohio se subieran al escalón de la sala Rocksound, los badaloneses Carontte calentaron el ambiente de la mejor forma: su 'sludge' – 'post-metal' va creciendo en cada concierto y cada vez muestran una compenetración mayor haciendo que su sonido gane en contundencia y profesionalidad. Ocupando (o sobreocupando) el diminuto escenario de la sala Rocksound, el quinteto logró sonar de forma compacta y dando muestras de que cuantos más conciertos a sus espaldas, mejor sonido y mayor confianza. Su set de poco más de 40 minutos transcurrió sin sobresaltos (lo cual teniendo en cuenta la mala suerte de sus últimos conciertos, ya fue todo un logro) y evidenció que si se trabaja, los frutos acaban brotando.

Tras ellos, Mouth Of The Architect empezaron su set dando buena muestra de sus características: su sonido directo reproduce de forma fidedigna las tupidas cortinas sonoras que podemos oír en su discografía de estudio. Los matices electrónicos que aporta Jason Watkins se pueden apreciar en directo, si bien con menos intensidad, pero se notan.

Los temas nuevos de «The Violece Beneath» sonaron especialmente bien en vivo y nos dieron muestras de lo que puede ser el futuro del grupo, más aventurero y progresivo. Sin embargo, las canciones de sus anteriores trabajos gozaron del mimo requerido y el hecho de venir a presentar un nuevo EP no hizo que la banda levantara el pie; es más, la fiereza con la que pudimos oír «Harboring an Apparition», demostró bien a las claras que la serena contundencia de la que hacen gala en sus álbums, es trasladada fielmente al directo.

En definitiva, muy buen directo el mostrado por MOTA que pese a la «competencia» de Earthless, lograron atraer a un buen número de gente.

Ver más de Mouth Of The Architect.