Crónica Mark Lanegan, Sala Bikini, Barcelona (17-05-10)

Por Rob, 1 reacciones

Mark Lanegan pasó como un ciclón por la sala Bikini de Barcelona: visto y no visto. Descargó veintidós temas en poco más de una hora. Con la ayuda de David Rosser a la guitarra, hizo un repaso a toda su carrera, desde Screaming Trees a Soulsavers, pasando por Queens Of The Stone Age. Incluso tuvo tiempo de versionar «Julia Dream» de Pink Floyd, aunque, por supuesto, el set estuvo centrado en su carrera en solitario.

Como telonero de este tour acústico estaba Duke Garwood, un cantautor inglés con aires blues bastante intrascendente que aburrió más que entretuvo con sus cortas canciones, pero que sirvió como relajante y de anticipo al espectáculo vocal que nos iba a ofrecer el Sr. Lanegan.

Tras la media hora de rigor del telonero, apareció Mark Lanegan vestido de negro inundando el escenario con su presencia. La primera canción de la noche fue «When Your Number Isn’t Up», tema que abre su último disco «Bubblegum» del ya lejano 2004, momento en el que inundó la sala con su peculiar voz. Siguió con tres temas de su anterior disco «Field Songs«, tocados en el mismo orden que en el álbum, «One Way Street», «No Easy Action» y «Miracle».

Poco a poco fue recordando temas de sus anteriores discos como «Siloh Town» de su álbum de versiones «Ill Take Care Of You«.

Uno de los momentos más esperados por el público fue cuando sonaron los acordes de «Where The Twain Shall Meet», tema de la banda que lideraba a finales de los 80 y principios de los 90, Screaming Trees.

El público estaba entusiasmado con los registros vocales de Lanegan. Hacía bastante que no se pasaba en solitario por este país y la gente ya tenía ganas de verle otra vez. Su última presencia en España fue acompañando a Soulsavers en Noviembre de 2009.

Con «On Jesus’ Program» llegó el primer final de la noche y también uno de los temas en los que Lanegan puso de manifiesto que es una de las mejores y más peculiares voces del rock actual. Tras esto, el parón habitual que daría paso a los bises, tocando más temas de su carrera en solitario como «Bombed» o «Wild Flowers», la maravillosa «Traveler» de Screaming Trees y para finalizar «Hagin’ Tree», tema del genial «Songs For The Deaf» de Queens Of The Stone Age.

Esperando que este concierto sirva como precedente a un nuevo disco en solitario y deseando volver a ver pronto por estas tierras al genial Lanegan, ya sea con su banda, con alguna de sus múltiples colaboraciones o en acústico, donde podemos apreciar su voz con más contundencia acompañado solamente por una guitarra.

Ver más de Duke Garwood, Mark Lanegan o Screaming Trees.