Ray Luzier: «Era el batería putón de Los Angeles»

Por Rob, 0 reacciones

El batería de Korn, Ray Luzier, ha sido entrevistado con Live Metal con quienes ha hablado sobre si tiene miedo de que antiguos miembros de la banda -básicamente, el ex-batería David Silveria– puedan volver.

«Es raro porque en mi carrera me reemplazaron por Alex Van Halen en una pequeña banda llamada Van Halen. Incluso en mis ocho años con David Lee Roth, me dejaron ir, textualmente, cuatro veces porque andaban tratando de componer. Y entonces los hermanos se peleaban con Dave y me volvían a llamar – 'Estamos de gira'. Vale. Y entonces me llegaban cheques de finiquitos en el correo y me quedaba en plan, 'Oh no, me han despedido'. Y me decía, 'No, no te han despedido. Eddie y Al vuelven al grupo'. Y yo me quedaba como, 'Mierda'. Incluso con Robert y Dean DeLeo – estaba en una banda llamada Army Of Anyone y yo soy un grandísimo fan de STP. Tuve la fortuna de sustituir a Eric (Kretz, batería de STP) en un par de conciertos. Incluso con esa entidad, sabía que Army Of Anyone era un proyecto paralelo para ellos y que STP acabarían por volver. Y así lo hicieron. Así que con esta banda, lo único buen que he oído por ahí es que David ha vendido todas sus baterías; no quiere tocar más la batería. Eso para mi es genial (risas) En cuanto a Head, andan comunicándose con él. El tiempo dirá si es el momento adecuado. Creo que todo es cuestión de coordinación. Ahora mismo, aún están pasando muchas cosas. Al final, para mi sería genial si algún día pudiera tener a los cuatro ahí y yo con ellos.»

La banda ha sido reacia a poner bajo los focos a los sustitutos de Silveria y de Head. «No sé porqué no han añadido un guitarrista permanente. Esa silla, desde Clint Lowery a Rob Patterson a Shane (Gibson) ahora – es fenomenal. Han tenido tantos. Esa silla ha sido una cosa tan dudosa.»

Bromea sobre su entrada oficial como miembro permanente: «Si, se bebieron mi sangre, como Kiss (risas) No, simplemente no quería que fuese a otro lado. Me dijeron, 'Nos caes bien aquí. Entendemos que estás acostumbrado a tener como nueve bandas a la vez'. Porque así es. Te digo, yo era el batería puto de Los Angeles. Literalmente tocaba en un disco, iba a dar clases de batería y por la noche hacía un concierto. Hacía de todo: desde discotecas, bodas, estadios con Ozzy. Hice de todo. Ellos nunca han hecho algo así. Estos tíos, son Korn y eso es. No fue una locura. Me dijeron, 'No queremos que te vayas. Queremos hacerte miembro y que seas parte'. Eso es lo que hizo que me dieran el OK.»

Lo cierto es que ha entrado en una época calmada, nada que ver con los inicios y los años más fiesteros de la banda. «No sé si podría haber estado en esta banda hace 10 años cuando todo estaba jodido. Eran tiempos de mucha fiesta. Sinceramente puedo decir que he pasado toda mi carrera sin tomar ni una droga y estoy bastante orgulloso de ello. Simplemente veo lo que le hace a otra gente. Cuando separaron a C.C. DeVille de Poison, yo era el batería, me pusieron en nómina y yo estaba en su banda paralela. El libertinaje y las drogas – las cosas que vi y vi lo que le hizo a la gente y a sus carreras. Sigue siendo buena gente. Los químicos, la mierda artificial que se meten en sus cuerpos altera su estilo de vida, jode a las familias, lo jode todo. Es jodido cuando lo ves. La gente siempre se pone, 'Vamos, te metiste algo'. Y yo digo, 'No'. El vino pero eso lo controlo. No necesito drogas. Soy la prueba viviente de que puedes tener éxito sin necesidad de tener esa mierda. Las relaciones dentro de Korn ahora son geniales. Jonathan acuesta a sus niños vía Skype y llaman a sus mujeres. Es un rollo tan guay. Oigo historias de lo que solían hacer y 'guau'. No sé si yo podría haber aguantado.«

Ver más de Korn.