Pepsi Music 2010 – Rage Against The Machine y Queens of the Stone Age

Por sunburn, 0 reacciones

Miercoles 13 de Octubre, mitad de la semana, no es una de mis elecciones para una festival de tal magnitud, y viendo el resultado final fue algo agotador, pero no dejo de ser completamente satisfactorio.

El lugar elegido era Costanera Sur, un lugar bastante alejado a lo que se venia dando en años pasados, la concurrencia fue muy amplia y llegar al lugar en si requería de caminar varias cuadras. En un principio se había elegido otra locación para el festival, pero con los problemas por parte del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, para que se lleve a cabo un «Festival de Rock», se llego a la conclusión de que se hiciera en un lugar bastante a contramano, otra de las limitaciones y que afectaron negativamente al espectáculo, era el limite de no superar los 95dB.

Luego de varias peripecias y un retraso para por el cargado trafico para llegar al predio, llego a las 19.40 hrs, ya había empezado a tocar Alain Johannes, se estableció de que todo iba a ser muy puntual y sin retrasos, y la verdad que cumplieron con su palabra.

Y ahí estaba Alain, parado solo contra el mundo, con su guitarra Cigar Box, la misma con la que compuso “Endeless Eyes”, dedicada a su mujer Natasha Shneider fallecida en 2008, esa canción lo llevo a componer el resto de las canciones de Spark su primer disco en solitario, así también pasaron “Return To You”, “Spider” y “Gentle Ghosts”, en esa ultima canción tomo otra guitarra y mostró sus dotes por los cuales Josh Homme, lo viene invitando para tocar junto a el tanto en las Desert Session, con Queens of The Stone Age y con Them Crooked Vultures.

Finalizado Alain, unos 5 minutos mas tarde se dan los últimos toques al set de Queens of The Stone Age y aparecen en el escenario. Empezando con algo de Rated R, “Feel Good Hit Of The Summer”, la canción es una descripción de una alocada fiesta “Nicotine, Valium, Vacodine, Marihuana, Ecstasy and Alcohol… C-c-c-c-c-cocaine”, generando una de las primeras explosiones de la noche, aunque la canción se me hizo mas corta que lo habitual, al instante se le pego “Lost Art Keeping Secrets” una de las mas coreadas por el publico, y así siguió la lista mezclando canciones de su discográfica, pasaban “3’s & 7’s”, la distorsionada “Sick, Sick, Sick” en ambas veíamos a Troy van Leeuwen tocando una guitarra con slide. Con “Burn The Witch”, Josh Homme alienta al publico a que hagan palmas y entra el bajo Michael Shuman y Joey Castillo en batería tocando de manera tan certera como siempre.

Calmando las aguas y Homme prometiendo que sera una noche que nunca olvidaran, empieza “Long Slow Goodbye”. Mas tarde el doblete de Lullabies to Paralyze, “In My Head” y “Little Sister”, quizás 2 de las mejores canciones de ese disco. Nuevamente Josh pide participación del publico para “Do It Again” y luego de unas pitadas de cigarrillo y un largo trago de una botella, que creo que identifique como Vodka, empieza “I Think I Lost My Headache”, que con el tiempo fue evolucionando a lo que se escucho, muy alejada a la versión que cerraba el Rated R, sin trompetas pero con un ritmo trepidante. Para finalizar ahora con Troy con una guitarra de color rojo que me recordaba el arte de tapa del Songs for The Deaf, terminan con un trió super enérgico, con “Go With The Flow”, “No One Knows” que fue una de las joyas de la noche y por ultimo la impactante “A Songs for The Dead” que hizo estallar al publico. En resumen el setlist termino siendo algo corto, pero con buenas canciones y un volumen algo bajo (como dije por las limitaciones de dB.), pero no dejo de ser contundente y prolijo, con un Josh Homme muy inspirado, algo barbudo y de buen humor.

Momentos mas tarde en el Escenario 2 me dispuse a ir a escuchar a Los Natas, una de las primeras bandas argentinas en empezar a tocar Stoner, quienes habían teloneado a los Queens of The Stone Age en su primera visita, en el año 2001. Esta vez mucho mas maduros y mas acelerados que en sus comienzos, empezaron con un poco de “Carl Sagan”, seguidos por canciones de “Hombre Montaña” y “El Nuevo Orden de la Libertad”, sondando la hipnótica “Patas de Elefante” y cerrando con “Meteoro 2028” todo eso con un sonido muy teletransportador y profundo, demostrando años de “zapadas” y química en el escenario.

Todavía faltaba el plato fuerte, debía volver al escenario 1 que ya estaba bastante colmado de gente, según los organizadores se reunieron unas 30.000 personas en esa noche, a las 22.00 hrs, tenia que comenzar Rage Against The Machine, hubo un leve retraso de unos 10 minutos, la lluvia empezaba a caer muy de a poco y quizás haya causado algunas dificultades. Se apagan las luces, al fondo del escenario sube una bandera negra con una gigante estrella roja, suena una sirena y aparece la banda, puños en alto La furia contra la maquina esta en escena.

Zack de la Rocha presenta a la banda diciendo: «Buenas Noches, nosotros estamos Rage Against The Machine en las Americas» (sic) y empieza la potente dupla, en el bajo de Tim Commerford y en batería Brad Wilk.

La lista de temas colmada de grandes y contundentes éxitos. Empezando con “Testify”, Tom Morello ya empezaba a sacar a relucir su guitarra, verlo tocar es un capitulo aparte, porque a diferencia de lo que creía antes, de que gran parte de sus sonidos eran a puro pedal, el tipo tiene esa habilidad de ser tan versátil con la guitarra, desde el Kill Switch, los trastes, la palanca, tocar moviendo las clavijas, era como verle los trucos a un mago. Seguían los clásicos y sonaban “Bombtrack”, “People of the Sun”, “Know Your Enemy” (no pude evitar acordarme de Maynard J. Keenan cantando una estrofa), “Bulls On Parade” dedicada a los obreros de la Fabrica Zanon (recuperada y administrada por sus trabajadores), quienes habían sido los invitados especiales en el escenario, les dijo: “Para los obreros de Zanon, los obreros sin patrón”.

Y así mezclando su mensaje político y rap, retumbando el bajo con “Township Rebellion”, “Guerrilla Radio”, “Bullet In The Head”, “Calm Like A Bomb”, la dupla de Morello y Zack se iban turnando mientras se apoderaban del escenario, y todo seguía sonando muy afinado y acertado.

Terminado el set, el publico con sus ultimas fuerzas de una exhaustiva noche, empieza “Sleep Now in The Fire” y el kill switch en su máximo esplendor, se le pega “Wake Up” con mensajes acerca de la lucha de diferentes sectores de la sociedad argentina, estudiantes, piqueteros, Las Madres de Plaza de Mayo, el Che Guevara, etc. El cierre es eufórico y la banda sale de escena, pero no por mucho. Faltaban solo 2 canciones, el setlist al igual que el de Queens of the Stone Age, venia siendo el mismo para la gira sudamericana.

Sacando fuerzas de no se donde, “Freedom” hizo resonar en todo el publico la frase de Malcom X, “The Anger is a Gift”, ante los gritos de libertad Zack termina en el piso, antes de la estrofa final. Y como broche de oro “Killing In The Name”, coreado por todo el publico “FUCK YOU, I WON'T DO WHAT YOU TELL ME!!”, devolviendo toda esa furia adolescente contenida y como si estuviese planeado, la lluvia y el final de la canción se fusionan, dejando una imagen que quedara grabada en la retina de todos los presentes esa noche, lluvia torrencial y punto culmine del tema.

La batalla había terminado, y todavía quedaba un largo regreso a casa. Si, recordé que el predio de Costanera sur, estaba muy lejos de casa.

Ver más de Alain Johannes, Los Natas, Queens Of The Stone Age o Rage Against The Machine.