Crónica Maika Makovski y Havalina, Sala Apolo (18-12-10)

Por Rob, 0 reacciones

Desde diferentes vías de internet nos anunciaban que lo que íbamos a vivir la noche del 18 de Diciembre de 2010 en la sala Apolo iba a ser muy especial. Las críticas que pudimos leer del concierto en la Joy Eslava que se produjo 8 días antes así lo atestiguaba. Un concierto sin teloneros, en el que ninguna banda destacaría sobre la otra. Maikalina o Havakovski. Lo cierto es que los que nos dejamos la manta en casa para pasar la fría noche barcelonesa con Havalina y Maika Makovski no salimos defraudados, ya que se vivió una gran noche de rock por parte de dos de las propuestas más interesantes de nuestro país.

Para empezar, el trío madrileño salía al escenario arrancando con los acordes de «Las Hojas Secas», tema que da nombre a su flamante nuevo álbum (apenas unas semanas dista la salida del disco con el concierto).

Ante una sala en la que seguía entrando gente y que al acabar el show llegó a tener unos dos tercios de su aforo, la banda se empleó a fondo en el escenario para calentar el ambiente a base de riffs potentes y melodías trabajadas con temas como «Sueños De Esquimal» o «Sórdido», ambas de su penúltimo lanzamiento «Imperfección».

Parece que para los conciertos se han olvidado de su pasado cantando en inglés, durante el cual sacaron 3 discos y se hacían llamar Havalina Blu. También obviaron su primer álbum en castellano «Junio». Así pues, a medida que la sala iba mostrando un aspecto más presentable para la ocasión, el trío fue despedazando sus dos últimos trabajos. Temas como «Imperfección», la muy stoner (y no sólo por el nombre) «Desierto», la desgarradora «Mamut» o la esperadísima «Incursiones», iban caldeando el ambiente antes de la salida de Maika Makovski, que se subió al escenario para acompañar a Havalina en la ejecución de las canciones «La Ley De La Gravedad» y «Objetos Personales», de su ya mencionado «Las Hojas Secas». Más tarde, los músicos que acompañan a la mallorquina aparecían en el escenario para tocar los 7 juntos «Heart Pieces Downtown» (tema que han compuesto conjuntamente y que se puede descargar desde sendos myspaces).

Hasta ahí duró el set de Havalina, aunque tanto Manuel Cabezalí (voz y guitarra), Javier Couceiro (batería) e Ignacio Celma (bajo) permanecieron en el escenario para echar una mano a Maika y a los Makovskis en «Game Of Doses», canción que abre su último y homónimo álbum lanzado este mismo año. Tras la desaparición del trío madrileño, más temas de este disco como «Devil Tricks» o la pegadiza «Friends».

A medida que caían temas como «Oh M Ah», «So Far So Sober» de su disco «Kradiaw» o «No Blood» y los decibelios iban subiendo, la gente se iba animando a mover las caderas entre el público.

Llegado el meridiano de su concierto (canción arriba, canción abajo), la Srta. Makovski se quedaba sola con su guitarra en el escenario para deleitarnos con «Song Of Distance» ejecutada en formato acústico, donde daba rienda suelta a todos los registros que puede llegar a abarcar sus cuerdas vocales y en la que seguramente más de uno se quedaría con los pelos de punta ante los agudos a los que llegó la mallorquina.

Tras esto, vuelta de los Makovskis para interpretar un par de temas antes de que Manuel Cabezalí volviera a pisar el escenario para ayudar en «Lava Love», primer single del último disco de Maika y del que recientemente ha salido su videoclip. Para poner broche final a más de dos horas de concierto, los otros dos miembros de Havalina se unirían al resto para interpretar todos juntos una rockera versión de «I Feel You» de Depeche Mode.

Tirando de tópico, lo cierto es que tanto Havalina como Maika Makovski resultaron ser una apuesta segura en directo. Ellos, por plasmar a la perfección en el escenario la contundencia y solidez que presentan en el estudio y ella, por la riqueza vocal que ofrece y por la dureza que ganan sus temas en directo. Así que esperamos que esta colaboración M&H de más frutos que no sólo una canción y un par de conciertos en Madrid y Barcelona.

Ver más de Havalina o Maika Makovski.