Grito de éxtasis

Bobbie Gillespie, frontman de Primal Scream, le da la razón al cómico Bill Hicks, quien en muchos de sus monólogos defendía el uso de ácidos para liberar la mente y lograr la inspiración, y ha declarado al New Musical Express que el uso de éxtasis fue fundamental para crear «Screamadelica«, del que se cumplen 20 años.

«Nadie pensaba que fuésemos a lograr (el éxito),» cuenta de los inicios del grupo. Pero pasaron de «no vender discos» a casi morir de éxito con el que fue su tercer trabajo.

Gillespie explica que Alan McGee, el jefe de Creation Records, le introdujo al acid house (y de propina a otras cosas). «(McGee) enloqueció – un minuto estaba escuchando a Gram Parson y a los Stones y a los Modern Lovers y al siguiente era un loco del acid house. Era como ver una conversión religiosa. De golpe y porrazo te estaba rogando, '¡Por favor, por favor, escucha esta música! ¡Por favor, por favor, tómate esta nueva droga!»

Recuerda el vocalista la primera vez que probó el éxtasis: «Decías, 'Vale, tomaré una (pastilla)' y (McGee) te decía, 'Mira, otra, ¿te gusta? Tómate otra… Y mitad de esta'. Ese fue mi bautizo con el éxtasis. Y, de golpe, ahí estoy escuchando este disco, subiendo el disco y diciendo, '¡Oh! ¡Ooh!'»
http://youtu.be/28ESJrhtK3U

Artistas relacionados:
Primal Scream