Pulso paterno

El frontman de 311, Nick Hexum, se vio obligado a hacer de comadrona después de que su esposa Nikki se pusiera de parto antes de lo previsto.

Así, Hexum ayudó a la llegada al mundo de la segunda hija de la pareja, Maxine Vita, aún habiendo algún que otro momento de pánico al quedar atrapado el bebé en el canal de parto.

Después de que la cabeza de Max saliera, el resto quedó encallado durante las siguientes contracciones. La cabeza del bebé estaba azul y el cordón umbilical enrollado alrededor de su cuello. Supe desde el primer momento que a veces el hombro de un bebé puede quedar encallado y tenía que lograr desencallarlo para liberarlo. Noté sus hombros y la roté adelante y atrás – y con la siguiente contracción salió suavemente.

La criatura no se movía por lo que “la sacudí hasta que oí un ‘¡Buaaa!’. Fue un momento maravilloso.

Termina confesando a People que al llegar la comadrona, procedió a cortar el cordón umbilical. “Todo terminó bien. Nos sentamos en la cama riendo y llorando lágrimas de alegría por la locura de experiencia que había sido.

La banda de Nebraska editará el próximo 19 de julio su nuevo disco, “Universal Pulse”.

Artistas relacionados:
311