Sin cara de nada, de momento

No nos cansaremos de reivindicar la calidad de Nothingface que, desafortunadamente, nunca se logró traducir en un éxito comercial masivo. Quizá mejor y que la banda sea recordada como una de esas joyas del ‘underground’.

Metal Insider ha charlado con el ex-bajista de la banda de Baltimore, Bill Gaal, quien ha explicado las razones que provocaron que su reunión de 2009 no fructificara aunque sin descartar un nuevo intento.

Es una larga historia,” ríe el bajista. “Lo que en realidad pasó es que yo vivo en California, Chris (Houck, batería) vive en Carolina del Norte, Tom (Maxwell, guitarrista) vive en Annapolis y Matt (Holt, vocalista) vive en Baltimore. Ya solo la logística de juntarnos en un sitio es difícil y yo tengo familia ahora y todos tienen sus familias en sus vidas.Para empezar, ya solo juntarnos es complicado y cuando lo hicimos teníamos que hacer muchas cosas en muy poco tiempo. Y estábamos en el estudio, estábamos componiendo, teníamos cuatro, cinco o seis canciones solo de música, sin voz en ese punto. Sin duda eso es Nothingface, componíamos música, se la enseñábamos a Matt y él le ponía la voz. Llegamos a un punto en el que nos estábamos quedando sin tiempo. A eso se redujo. Tom tenía que volver a Hellyeah que tenían que volvera a ponerse a componer lo que sería su segundo disco. Yo tenía que volver a Los Angeles. Tenía un puñado de cosas por producir y otras cosas por hacer en mi estudio. Chris tenía trabajo que tenía que hacer. Y así, entre todo eso y que teníamos que hacer las cosas muy deprisa, no fuimos capaces de terminar todo a tiempo. Eso no quiere decir que no vayamos a probarlo nunca más porque el material en el que estábamos trabajando era realmente guay y todo se reduce a un tema de tiempo.

Ahora Gaal concentra su tiempo en los estudios y sello de su propiedad (GMG), a la vez que forma parte del equipo de compositores Level 7 Artists y dirige un sello digital. Aunque hay hueco para crear música. El proyecto se llama In For The Kill y editó en 2008 su primer disco que se puede descargar en su web de forma gratuita.

In For The Kill salió del grupo, Kingdom Of Snakes, la banda que empecé justo después de Nothingface. Lo que terminó pasando es que Kingdom Of Snakes tenía compuesto un EP y lo sacó, y habíamos estado haciendo conciertos mientras trabajábamos en un largo. Había dos compositores principales en nuestra banda. Yo era uno y el otro era Jason Blackmore. Básicamente, para el disco, él compuso una mitad y yo la otra y justo cuando estábamos terminando ese disco, la banda se deshizo. Así que tenía un grupo de canciones todo mías. Me decía, ‘No quiero tirar estas, quiero que esto sea mi nueva banda’. Así que así nació. Entonces, reenfoqué las canciones que habíamos hecho y monté el disco y fundé In For The Kill. In For The Kill es para mi un gaseoducto musical – todo lo que quiero hacer con las canciones y en la música, sin filtros, sin la opinión externa o la influencia de nadie más que quien yo traiga o cuando le pido a los amigos de diferentes bandas para que vengan a tocar.

Es, pues, distinto a Nothingface. “Nothingface eraprácticamente una democracia. Todo el mundo tenía su opinión en lo que hacía cada uno antes de que se lanzara nada. Así que era una banda en el sentido clásico en cuanto a que todos trabajábamos juntos siempre en pos de la banda. La mayoría de gente cuando compone algo le gusta así porque así lo compusieron. Estando en un grupo como Nothingface, compones una parte y todo el mundo da su parecer y eso se convierte en el sonido de Nothingface. Sin ese estilo de composición, Nothingface no sonaría a Nothingface. Así que es muy diferente en cuanto a que aquí compongo todo, todas las partes y luego tengo diferentes músicos que vienen y le dan su interpretació. No hasta el extremo que se da en una banda sino más bien para darle su toque a lo que yo ya he compuesto. O en el caso de este nuevo disco de In For The Kill, la forma de tocar la batería de Chris (Houck) es un poco diferente a la mayoría de material que había compuesto y programado y hace todo muy diferente en el sonido del disco. Es maravilloso.

Recuerda el bajista que “en el primer disco que hice, el álbum de Kingdom Of Snakes, toqué la guitarra en casi todo y luego Jason Blackmore hizo otras partes. Solía tocar en una banda llamada Molly McGuire, con la que solía tocar Nohingface y que admirábamos. Y el batería de la banda era Jason Gerken (que tocó en el primer disco de In For The Kill). Estaba en bandas como Shiner, Open Hand y también en Molly McGuire con Jason Blackmore. Y al bajo y los teclados un buen amigo nuestro llamado Gabe Cardinale, que tiene una banda llamada Dead Twins. De hecho él es cantante y guitarrista pero en esa banda tocaba bajo y teclados. Y en el nuevo disco, obviamente, Rick Houck, el batería original de Nothingface, toca la batería.

Define el proyecto como “una banda de heavy rock. No es una banda de metal. Y luego la música en la que trabajo para mis clientes es generalmente rock o pop. Así que, ya sabes, necesito mi dosis de heavy y Nothingface me da eso y lo echo de menos (risas)

In For The Kill.mov

Artistas relacionados:
In For The KillNothingface