La cárcel de barro de Creed

andan preparándose para su próxima gira norteamericana en la que tocarán sus dos primeros álbumes (“My Own Prison” y “Human Clay”) de principio a fin.

Me sigue encantando tocar ‘Torn’, ‘My Own Prison’ y ‘Unforgiven’,” asegura el guitarrista Mark Tremonti a ARTISTdirect. “Tocas algunas de esas ahora y sientes que eras solo un chaval cuando las compusiste, que hace tanto tiempo. Cuando tocas algunas de las partes musicales, sabes que ahora harías algo diferente. De algún modo, mola volver a visitar y ver donde tenías la cabeza y como has crecido.

Cuenta que “en ‘My Own Prison’ todo es bastante directo. Hay un par de riffs aquí y allí que molaban bastante. En general, el primer álbum fue bastante simple en general. Al meternos con el segundo y el tercero, habíamos aprendido mucho por el camino y profundizamos un poco con las canciones.

Le preguntan por “Pity For A Dime”, tema incluído en “My Own Prison”: “Siempre me ha gustado esa canción. Surgió mientras jugagaba con el estribillo y saqué la letra, ‘Sell My Pity For A Dime’. Scott (Stapp) terminó la letra. Fue uno de mis primeros solos. Tiene un rollo de rock clásico molón.

De “Inside Us All” (“Human Clay”) cuenta “recuerdo estar en la universidad escribiendo ese estribillo. Llamé a Scott y le dije que tenía un gran estribillo y quería que lo oyera. Me encantó y a él también desde el principio. La construímos juntos bastante deprisa. Viene marcada por la melodía más que por la música. Es una buena canción deprimente y apasionada.

El guitarrista se sorprende por como ha aprendido desde su primer disco. “Cuando vuelvo a ‘My Own Prison’ es, sin duda, volver a mi yo mucho menos experimentado donde todo es tan simple y básico. Hay mucho espacio donde ahora harías muchas cosas. Aquello quizá tuvo tanto éxito porque era tan digerible. Uno sobre-complica las cosas cuando aprendes a sobre-complicar las cosas (risas) Esas canciones son conducidas por la melodía.

De las primeras sesiones como banda, recuerda: “Al principio, teníamos otro bajista y otro guitarrista. Yo tocaba riffs metaleros y Scott cantaba un rollo tipo . Poco a poco, mientras más tocábamos, más nos pusimos en la misma onda. Estar en se llevó algunas de mis raíces metaleras y me metamofoseó en lo que oyes en los discos.

La banda ya trabaja en material para su próximo disco. “Creo que es una buena mezcla de todo. Tenemos algo de material que recuerda al rollo de ‘My Own Prison’ y el otro día compusimos un tema que tiene un aire a ‘My Sacrifice’. Compusimos una canción que tiene un rollo a ‘Unforgiven’. Va de un lado a otro. No tratamos de sobre-complicarlo. Dejamos que fluya naturalmente y hasta ahora estamos felices. El nuevo disco está quedando sólido. Estamos emocionados por seguir adelante.

Para componer, explica que “compongo solo completamente. No puedo tener ni siquiera a mi mujer cerca cuando estoy componiendo las ideas de melodías. Puedo componer riffs con cualquiera al lado pero cuando canto para mi, tienes que equivocarte y sonar mal cuando compones algo, así que siempre lo hago solo. Anoto todas mis ideas y me junto con los chicos y saco las cosas. La mayoría de veces, les gusta. Si no les gusta, les muestro otra parte. Una vez les gustan las partes, se las pongo a Scott y él improvisa por encima. Si algo no sale, les muestro lo restante que tenía y fundimos nuestras melodías. Las melodías son los más importante. Es lo que me trabajo más.

Artistas relacionados:
Creed