Celebrando los diez años de Aloud Music Ltd

Por Rob, 15 reacciones

En los tiempos que corren, hacer 10 años en el mundo de la música es harto complicado. No son muchas las bandas que logran llegar a la década de existencia, tampoco son tantos los medios que logran llegar a los dos dígitos de presencia activa (permitidnos incluirnos en esa categoría), y pensar que un sello discográfico haya sobrevivido la era de las descargas con salud y perspectivas de acompañarnos otros 10 años es digno de toda clase de elogios.

Porque lo cierto es que, si ya de por si España es un país en el que el rock que se salga del convencionalismo prehistórico del conocido como «rock urbano» (¿hace falta dar nombres?) tiene difícil sobrevivir, lograr sacar adelante un sello con propuestas tan dispares pero a la vez tan definidas (poco tienen que ver con The Last 3 Lines) merece formar parte de los libros de historia del rock hecho en España sin limitaciones geográficas.

Basándose en una filosofía rompedora y arriesgada (álbumes disponibles en descarga directa gratuita, por ejemplo), Aloud Music Ltd ha ido creciendo año a año descubriéndonos bandas que no solo han logrado la aceptación del público amante del rock en España sino que han cruzado fronteras con paso firme.

Y llegados a su décimo aniversario, Sergio Picón, padre creador del sello, ha querido celebrarlo con una iniciativa ciertamente ambiciosa: un festival de tres días con grupos de toda índole (no únicamente del propio sello) en tres salas distintas de Barcelona. Una maravillosa propuesta que merece ser aprovechada ya que el disfrutar del directo de cualquiera de las bandas participantes en el festival es también una manera de apoyar una discográfica que debe ser apreciada como un espejo en el que otras muchas deberían mirarse.

Aprovechando la organización del festival, hemos tenido la oportunidad de interrogar a Picón no solo sobre el Aloud Music Festival sino también sobre el pasado, presente y futuro del sello.

Por cierto, solo una semana falta para el Aloud Music Festival así que aún estáis a tiempo de adquirir las entradas.

pA: ¿Como os da por montar algo tan ambicioso? Si, es vuestro décimo aniversario y merece una celebración por todo lo alto, pero una cosa es un concierto con varias bandas y otra es hacer un festival con tantas bandas y en 3 sitios distintos…

Sergio Picón: Un amigo diría: «Se os va la olla, a todos se nos puede ir la olla». Es eso, más que nada. Algo había que hacer y pensamos: ¡una fiesta! La fiesta se fue de madre, y acabó en un festival. Quizá si de aquí a 10 años el festival se convierte en algo grande, molará recordar como empezó y hacer broma sobre qué llevaba el gintonic (o la copa de vino, no lo recuerdo) que me estaba tomando mientras oía y las piezas del puzzle iban apareciendo en mi cabeza.

pA: Según contáis, los viajes por Europa con o , por ejemplo, os ha servido para coger ideas de como organizar un festival. ¿Qué hace falta para poder organizar algo así? ¿Puede ser rentable algo así? Porque 35 euros para tres días de conciertos con tantas bandas es un chollo…

SP: La rentabilidad la comentaremos cuando acabe. Necesitamos mucha gente para rentabilizarlo económicamente, es cierto. Para organizarlo, hacen falta ganas, tiempo, amigos y dinero. Las bandas se han animado muy fácilmente, y eso allana el camino. Es un festival sin «estrellas» del rock, todo el mundo se adapta a todo. A pesar de eso, ofrecemos profesionalidad y el máximo cuidado en cada movimiento a las bandas. Creo que es un festival movido por la ilusión de mucha gente, y las barreras con las que nos podemos ir encontrando, las saltamos entre todos.

Fíjate que yo incluso espero acabar y no perder dinero.

pA: ¿Como decidisteis separar los días? ¿Habéis elegido el local en función de los grupos o ha sido más bien algo hecho en función de disponibilidad?

SP: Surgió espontáneamente, y la verdad es que ha acabado quedando hasta bonito y todo. Tiene sentido, ¿no? Bandas de BCN en el Sidecar, internacionales todas juntas en La [2], y las grandes (todas son grandes, pero y concentran al público) en el Apolo. Son de estas casualidad que no son casuales, supongo.

pA: Ya solo organizar un concierto tiene que llevar su tiempo pero para este festival, ¿qué ha sido lo más difícil de hacer? ¿Qué pasos habéis tenido que dar? En otras palabras, «guía rápida para montar tu festival».

SP: Lo más difícil es la producción. Viajes, vuelos, hoteles, backline, cenas… Si nunca has montado nada, olvídate de hacer algo a lo bestia porque te come. Nosotros hemos montado muchos conciertos a bandas de fuera y hemos viajado con bandas fuera de España. Creemos que sabemos lo que necesitan los grupos. Quieren que les trates bien, quieren comer bien, quieren que los equipos técnicos sean de nivel profesional, que las salas suenen bien, y luego quieren pasárselo bien y disfrutar.

En el #AMF2013 vamos a ofrecer eso y mucho más. Está todo montado con un cariño y una atención que, ojalá, guste y haga que las bandas nos entreguen lo mejor de sí mismas.

pA: Sin duda el día que más os habrá costado montar es el segundo día, dedicado íntegramente a las bandas extranjeras. ¿Qué criterios habéis seguido para elegir las bandas? ¿Cual es la que os hace más ilusión?

SP: El primer criterio es nuestro gusto, luego la amistad y luego la locura. Puedes variar el orden y seguirá funcionando. A los conocemos hace años, vinieron a BCN, durmieron en mi casa y hasta me enviaron un regalo por navidad. Fue un concierto en el que grité de la emoción. Me encantan. los conozco hace mil años, me encantaron, me dejaron de gustar un tiempo y de nuevo los cogí con gusto. Nunca han tocado en BCN y ¡su nombre viene de un jardín de aquí! Con Stian de me escribo también desde 2005 o así. Nunca los pude traer y para el festi, me dijeron que sí en un sólo email. A Stories from the Lost los conozco por su sello, Dunk!, que organizan el mejor festival de rock instrumental del mundo. Y a los los conocí en la gira rusa de . Majísimos. El primer día, comencé a verlos desde detrás del escenario y me quedé enganchado. El segundo bolo que coincidimos con ellos, ya casi tarareaba sus canciones.

Es muy caro, carísimo, traerlos a todos, pero han aceptado condiciones que, estoy seguro, no aceptarían en ningún otro festival del mundo. Y aquí entra la amistad y la locura, también de ellos.

pA: ¿Qué tal está yendo la venta de entradas?

SP: No lo sé. Llevamos bastante más de 300 entradas vendidas. ¿Es eso bueno o malo? Ni idea. Todo el mundo me dice que al final se anima todo. Yo soy escéptico. Me pone realmente nervioso y miro el ticketing a diario, muchas veces al día. Es un error, lo sé, pero no puedo evitarlo. Necesitamos más de 650 vendidas para cubrir, así que nada, a seguir esperando :)

pA: ¿Podríais resumir en una frase cada una de las bandas del cartel?

: La revelación del año y un directo potentísimo.
: Si Jaime sacará un disco de rancheras me gustaría igual. Un genio.
: Los rusos también la saben meter.
: Me da que será la revelación del festi.
: ¡Al fin! Una mezcla inteligente y arriesgada de post-rock y jazz.
: Elegantes como nadie.
: La belleza hecha música.
: Estremecedores y violentos, se me acabarían los adjetivos.
: Guacamole para tus oídos.
: Quizá la más importante banda de rock instrumental de la historia de este país. Además de mis amigos.

pA: ¿Teníais claras ya las directrices que se han convertido en las señas de identidad del sello (precios bajos, descargas gratuitas del disco, conciertos gratuitos para menores de 23…)?

SP: Surgió en una gira con Bloomington para editar su disco. Teníamos claras algunas cosas que nunca haríamos, terrenos pantanosos que no pisaríamos nunca, pero todo lo de la filosofía Aloud surgió después, en la época 2007-2008. Es imposible no evolucionar en 10 años, y Aloud ha ido evolucionando sin parar, con ideas que creemos han gustado vista la respuesta del público, y esperamos que esta evolución no se pare nunca.

pA: ¿Por qué Aloud como nombre?

SP: Nos gusta la música alta, que los grupos toquen alto, y algo básico, empieza por A y así está en todos los catálogos. José Tato (Bloomington) es una persona increíblemente inteligente :)

pA: Me imagino que sobrevivir en estos tiempos es muy difícil pero, ¿cuantos sacrificios supone a nivel empresarial poder seguir con vuestras señas de identidad? ¿Y a nivel personal?

SP: Yo no me considero empresario. Si así fuera, hace años que me estaría dedicando a otra cosa. Aloud no me da dinero, ni a mí ni a ninguno que trabaja en ella, grupos, gente que curra conmigo, etc… Aloud casi se ha convertido en una cooperativa que ofrece momentos buenos a la gente a través de la música, y la gente nos ofrece buenos momentos a nosotros con gestos que ni te creerías.

Aun así, como el dinero no hemos aprendido a crearlo con una máquina, vivimos de las ventas online, de los conciertos, de la editorial y con ese poco, hemos de sacar discos y no dejar que la maquinaria se pare nunca. El equilibrio es complicado, máxime cuando al frente está el típico lumbreras que no tiene ni idea de números y se mueve por la ilusión. Pero bueno, al menos hemos cumplido 10 años. Ya veremos que pasa después.

pA: Sé que si lo supiérais Sandro Rey tendría un serio competidor pero, ¿como veis el futuro de la música? Hace unos días Robb Flynn de decía que no pensaba volver a comprar un CD… ¿Está el formato físico muerto? ¿O al menos el CD como tal?

SP: Nunca le haría la competencia ni a Sandro Rey ni mucho menos a Silvia Raposo. Ojalá vengan al festi.

Yo no suelo comprar muchos CDs. Desde 2000 o así me centré bastante en el vinilo. Aun así, cuando voy a un bolo y me flipo con la banda, me compro hasta al chico (o la chica) que vende. Se venden discos, muchos más de lo que la gente cree. Los clásicos como yo y los que se han dejado arrastrar por la moda, compran vinilos. Los demás, compran CDs. Otros compran formato digital. Otros no compran. La música se vende, o al menos nosotros tenemos esa suerte con algunos grupos.

No me importa mucho hacia dónde vaya el formato físico, porque cualquier decisión tomada a ese nivel será un error. Esto es como la economía mundial, los expertos siempre hablan cuando ya ha pasado todo y dicen: «Si ya decía yo que…». Los cojones. Nadie se atreve a saber qué pasará, porque nadie podía predecir, por ejemplo, que volvería esta fiebre por el vinilo tantos años después.

Por tanto, yo sigo editando en los dos formatos, me sigue gustando tocar las cosas y no comprarme un conjunto de bits, y esperaremos a ver que pasa.

pA: ¿Como es un día normal en Aloud? ¿Como hacéis para buscar nuevas bandas?

SP: Yo voy a correr o a la piscina a las 7am. A las 8.30h contesto emails. Ahora por la mañana viene Sonia, le paso pedidos y desayunamos. A veces trae croissants, a veces bocadillo para coger fuerzas. Contestamos más emails y siempre hay hueco para un té. A veces vamos de visita a Correos con más peso del que nuestras hernias recomiendan. A las 14h viene Natalia. Comemos sano excepto los viernes, que comemos guarrería pura y dura. Mientras comemos, vemos alguna serie de las buenas. Suele ganar «La que se avecina». Contestamos más emails. Si estamos de bajón, tomamos café. Entonces surge la magia. A los 5 minutos, la magia se acaba, contestamos más emails y nos vamos a casa. Natalia va en bici, yo camino y Sonia aun no lo sé porque es nueva.

A todo esto, Victor curra desde casa y Núria desde su trabajo. Todo muy normal, vamos.

Escuchamos bandas nuevas cuando podemos. No buscamos en plan locura, siempre nos llegan por varios frentes: o nos los cruzamos en un directo, o envían un mail con su Bandcamp, o simplemente te llegan voces de gente que te dice: sigue a éstos (o a éstas). De esa manera han salido todos los grupos que están en Aloud.

pA: ¿Es fácil ser un sello de rock en España? Es decir, ¿es más complicado lograr apoyos (de toda clase)? No sé si los sellos pueden contar con subvenciones de alguna clase…

SP: No es fácil. Las guitarras altas y el volumen no casan bien con la marca España. El pop, el «¿te puedes bajar?» y la moda sí.

Subvenciones hay pocas. En Catalunya, nosotros hemos recibido varias por parte del ICEC (instituto catalán de las empresas culturales), aunque a principios de 2012 decidimos intentar tirar adelante sin contar con ellas. Si se está recortando en sanidad y educación, nos parece cuánto menos extraño pedir una subvención. Aunque claro, luego se subvenciona a gente fantasma o a proyectos de (aquí puedes poner tu insulto gratis) que les sale el dinero por las orejas, y eso créeme que tampoco nos gusta.

A nivel de España no sé si hay algo. Si así fuera, dudo que fuera para un sello o una banda de rock. Pregunta a las bandas noruegas, suecas, etc… por este tema. Fliparías. Les dan ayuda por casi todo. Pero claro, el nivel cultural de esos países es el que es. Y en España matamos a los toros y saltamos de la emoción y decimos «olé, maestro». Pues eso.

pA: Si tuvierais la posibilidad de fichar alguna banda que no tengáis aún, ¿cual sería? Elegidnos una nacional y una internacional.

SP: ¡Nacional ya la hemos fichado! Esta vez, he dejado escoger a Natalia, y creo que ha elegido bien. El 11 de febrero lo anunciaremos.

Internacional, me molaría editar a . Estoy que no cago con ellos (es humor para gente con hemorroides como yo).

pA: ¿Qué consejo daríais a una banda que empieza en esto de la música?

SP: Trabajad duro y no perdáis la ilusión.

Ver más de A Giardini di Mirò, Cuzo, Lisabö, Powder! Go Away, Stories From The Lost, Syberia, The Joe K-Plan, The Samuel Jackson Five, Toundra o Yndi Halda.