Iggy Pop recuerda a Scott Asheton

Por Rob, 7 reacciones

Iggy Pop ha hecho pública una carta abierta en Rolling Stone de recuerdo a su ex-compañero, el batería de , Scott Asheton, que fallecía el pasado sábado.

Cuando conocí a Scott Asheton trabajaba en Discount Records en Ann Arbor para aumentar mis capacidades como batería. Solía ponerse con (el futuro bajista de Stooges) Dave Alexander en la esquina de State Street y Liberty, que es el grand central del campus de la Universidad de Michigan. Scott me impresionó de inmediato por su obvio don físico. Él lo recordaría mejor que yo pero me chinchaba para que le enseñara a tocar la batería.

Las cosas no llegaron muy lejos hasta que no me di cuenta de que sería mejor para mi trabajar con un buen batería en lugar de seguir como batería en bandas de blues. Además, solo mirar al tío veías que lo tenía. Era una persona que gustaba y era atractiva y cogió la batería en un suspiro. Le di mi kit y le enseñé un par de cosas. Le decía, «Así se hace un ritmo Stax Volt. Aquí un ritmo Bo Diddley. Esto es un ritmo del medio oriente». Lo pillaba rapidísimamente. No le tenía que enseñar mucho.

Scott tocaba la batería con la autoridad de un boxeador. Cuando quería, tenía una mano pesada a la batería. Le daba muy fuerte a la batería pero nunca había muchos codos volando. No era muy de fardar. No tenía que hacer una demostración física para hacer el trabajo. Cuando tocaba contigo, siempre había swing. Volvió a traer un giro de verdad a la música que tocaba y una extrema sinceridad musical.

Lo que Flea y Chad Smith siempre entendieron es que Scott siempre tocaba un poco a destiempo del ritmo, siempre un poco por detrás. Hacía retrasarse a la banda, muy poco, desde donde podría haber ido si corriera. Le daba autoridad y una especie de trance a la música. Siempre, siempre, siempre tocaba la canción. Nunca subía ahí y empezaba a tocar el kit para enseñarle a todos lo que podía tocar.

Cuando nos volvimos a juntar para Coachella en 2003, no habíamos tocado juntos en años. Solía decirle a Mike Watt (bajista), «Watt, esa nota no está en la canción». Y no decía, «No está en el disco». Decía, «No está en la canción». Siempre entendió que tocaba una parte de la canción. Éramos un grupo que trabajaba con un vocabulario realmente simple y necesitarás mucha ayuda si no has tenido un Burt Bucharach o Paul Simon. ¿Como traes el arte de componer y lo mantienes ahí metido? Él ayudó mucho con eso.

Scott tuvo algunos problemas de adicción entre «Fun House» (1970) y «Raw Power» (1973). Pero nunca afectó su forma de tocar del modo que afectó la capacidad del grupo como conjunto de comunicarnos entre nosotros y componer de forma clara. Eso es culpa de todos en el grupo, incluyéndome a mi. Pero las drogas no le tumbaron. (Si eres) una persona joven y fuerte, si tienes algo de tiempo y tienes la suerte de tener algún limite en el dinero que puedes gastar en mierda, puedes regresar, físicamente, una o dos veces.

No nos comunicábamos bien cuando fuimos a Inglaterra con James Williamson para hacer «Raw Power» en 1973. Podría haber probado con otros músicos a la batería y al bajo pero James Williamson no estaba conforme con eso y sugirió que siguiéramos con Scott y Ron. Quizá hubo algo de rencor por parte de Scott por toda la situación pero nunca me lo echó en cara. Me enteré más tarde en varias entrevistas.

Le traje a mi gira en solitario en 1978 con Sonic Rendezvouz Group, con Fred «Sonic» Smith de MC5 a la guitarra. Estuvimos en Europa durante un mes y no recuerdo que Scott se quitara el sombrero ni una vez. Le hacíamos broma al respecto continuamente. Éramos amigos de la marihuana macrobiótica y nos comimos toneladas de comida de Oriente Medio. Scott siempre decía, «Venga, vayamos a por algo de baba ghanoush. ¡Vayamos a por falafel!» Hizo esa gira mucho más divertida de lo que podría haber sido.

Hacia finales de los 80, me estaba preparando una gira en solitario y vino y quería tocar y hablar del grupo. Yo sabía que, por naturaleza, él no era el empleado de nadie. Eso habría sido una mierda. Me dijo, «Si el grupo no puede estar junto, ¿puedo venir a tocar contigo?»

Le dije, «Esperemos». No era el momento de The Stooges. Si lo hubiéramos forzado, no habría habido el apoyo que hizo que prosperara. Pero vino y ensayamos juntos. Fue muy bueno verle. Un poco después, cuando Ron ensayaba con J Mascis, y alguien dijo que quería volver a juntar (a los Stooges), pensé, «Bueno, si dos de ellos están cómodos, yo lo estoy».

Tras la reunión del Coachella, Ron me dijo, «Sabes, no salí ni hablé con Scott desde hace mucho. Eso nos ha vuelto a unir. Además llevaba una pinta de dejado y eso también lo perdió. Tiene un nuevo muelle en su paso». Ron y Scott eran dos guisantes distintos del mismo cesto… Cuando el grupo se reunió, Scott dijo, «He tocado en todos estos grupos distintos pero nunca tenía buenas sensaciones. Y ahora tengo la sensación de estar en casa». La reunión fue también genial para él porque pudo hacer toda clase de cosas para su familia y su hija. Eso era realmente importante para él.

A mi modo de ver, llegamos a la cima allá por 2005/2006. El grupo grabó esos ritmos inmensos, feroces y espaciosos. Fue divertidísimo. No había perdido aún el 50% de mi oído por aquel entonces así que hice las cosas que hacía cuando empecé a tocar con Ron. Me emocionaba y corría a sus amplis y pegaba el oído a su ampli para conseguir ese rollo ilícito. Ahora no puedo hacerlo. Ahora tengo que evitar a la gente ruidosa.

Scott tenía cierta dignidad intrínseca y todo el mundo siempre se alegraba de tenerle en la habitación. Parecía ser un cliente exigente pero nunca le oí matar ni a una mosca. Parecía el hombre de Marlboro. Más entrado en años, se compró una casa en Drummond Island, un lugar al que van muchos pescadores de pura cepa, al norte de Michigan cerca de la frontera canadiense. Iba ahí y pescaba y cazaba con arco y flechas. Era un auténtico hombre. También andaba muy metido en la observación de pájaros, así que había muchas cosas en él inesperadas para la gente.

El pasado fin de semana del Memorial Day, tuvimos una jam juntos, solo nosotros dos. Tocamos algunas cosas que habíamos compuesto. Toqué la guitarra y él la batería, y luego tuvimos un círculo de batería. Tocamos una conga y un kit juntos. No tocaba tan fuerte como solía pero podía descubrirse las muñecas y sacar un sonido heavy. También pasamos por algunas cintas de jams que había hecho con Ron. Luego hice que se sentara con Jim Jarmusch para una entrevista para su documental sobre los Stooges.

Murió de un ataque al corazón. Lo que le pasó en 2011 mientras estábamos de gira seguirá siendo privado. Hubo un contratiempo y tuvo que ir al hospital. Pudo recuperarse de varios problemas de salud ocultos hasta el punto de llevar una vida normal y segura. Y pudo tocar en nuestro último álbum.

Cuando Scott no pudo salir de gira, trajimos a Toby Dammit para cubrir nuestros compromisos. Todo lo que hicimos sin él, me daba la sensación de que le representábamos. He leído que yo había dicho que nos tomábamos un año de descanso. Nunca lo dije ni hice planes con nadie sobre el año que viene. No me gusta ver como nada termina. Eso es la muerte y es algo terrible. Pero si le dije a todo el mundo del grupo con bastante anticipación que no iba a trabajar con ellos este año.

Estoy muy ocupado haciendo otras cosas y tengo mis propias limitaciones, lo cual es gran parte del motivo (por el que no salgo de gira). No puedo salir año tras año y no sufrir terribles consecuencias. No me gustan los anuncios falsos así que dije, «Dejemos la puerta abierta». Tenía la sensación de que todo se estaba sobrecalentando. Sentí que las cosas tenían que calmarse y solucionarse solas; que se solucionen algunas cosas. Creo que esto es parte de una solución, francamente.

No quiero decir que haya terminado con la banda. Simplemente me gustaría decir que tengo la sensación de que el grupo siempre ha incluido a los hermanos Asheton. Cuando Ron murió, Scott le representaba. Casi todo lo que tocábamos, Ron lo había tocado originalmente. No siento que haya ninguna razón para ponerme unos Levi’s ajustados y saltar al escenario. ¿De qué voy gritar ahora?

No veo a la banda tocar en un futuro cercano. Estaría mal. Pero si sale algo, deberías estar abierto a ello. Depende de la sensación de la familia y los supervivientes. James Williamson estaba en el grupo y yo he estado ahí desde que empezó. Dependería de las realidades y la verdad musical.

Un buen grupo de rock es tanto un don musical como un fenómeno social. Lo que normalmente pasa es que en la cronología de cualquiera de estos grupos, emergen divisiones y se juntan sensaciones que no tienen válvula de escape. Esas pueden causar destrucción. Pueden causar falsedad. Creo que pueden reconocerse y lidiar con ellas mejor dando un paso atrás.

No tengo planes de salir de gira en solitario. No tengo planes de ninguna clase de ser un músico de gira el próximo par de años. He estado de gira casi cada año de los últimos cuarenta. Probablemente saldré de gira en algún momento pero no sé cuando y no sé como.

Volviendo a Scott, empezó tocando con Ron en su sótano con un pequeño equipo y algunos sueños. Ahora, de algún modo, vuelven a estar juntos.

Ver más de Iggy & The Stooges, Iggy Pop o The Stooges.