Tim Lambesis condenado a seis años de cárcel

Tim Lambesis, frontman de , ha sido condenado a seis años de cárcel tras declararse culpable de encargar el asesinato de su esposa, Meggan Lambesis.

Según cuentan en Radio.com, varios miembros de estuvieron presentes en la sala. También relata como Meggan y sus padres declararon que sentían como su vida daba la sensación de «ser tan frágil como un folio que puede salir volando en cualquier momento.» Su ex aseguró que Lambesis repetía a menudo la frase de «Total Recall» (Desafío Total) que Arnold Schwarzenegger le suelta a su falsa esposa al dispararla: «Consideralo un divorcio.»

En sala, parece ser que Lambesis lloró agradeciendo a la que fuese su esposa por aún «tener corazón«.

El juez descartó que el uso de esteroides del vocalista hubiese jugado un papel importante en los hechos asegurando que mucha gente los usa y no planean matar a nadie. Le condena a 6 años de cárcel restándole 48 días por el tiempo que ya ha pasado entre rejas.

Lambesis aún se enfrenta a la posibilidad de tener que pagar dos millones de dólares por la demanda civil que su ex-mujer interpuso.

El que fuese frontman de ha concedido una entrevista exclusiva a Alternative Press en la que habla de todo lo relacionado con los hechos o como afronta sus años a la sombra.

Me caí de bruces. Toqué fondo. Perdí todo. El trauma, la soledad: me convirtió en la persona que creo que esperaban que me convirtiera. Sé que tengo un largo camino por delante. Sé que redimirme va a ser un proceso difícil. Pero si están abiertos a ello, esta historia de tragedia convirtiéndose en redención, es una historia que está tanto en sus manos como en las mías. Querían verme pasar por lo que fuese para hacerme un buen padre. Ahora lo he pasado y no se me permite ser padre.

De su tiempo en la trena (tened en cuenta que la entrevista es previa al veredicto):

Sé lo que es prepararse para una larga gira. El problema es que esto no es una larga gira. Está a mitad de camino de seis meses y tres años. Si supiera que me preparo para seis meses, entraría en plan, «Tengo mucha fe por delante». Mi carrera y como padre, no quiero depender de meterme en una furgoneta o bus para vivir. Necesito tener un plan alternativo. Es difícil prepararse sin saber cuanto tiempo estaré ahí dentro.

Diré que, pase tres días o tres años, he aprendido la lección. En este punto, es satisfacer al público, a mi ex-mujer y su familia con un castigo. No hará que nadie se sienta mejor pero todos vivimos bajo la ilusión de que castigar a gente nos hace sentir mejor. Eso es cosa que debe decidir el juez, sabes, qué cantidad de castigo hará que la sociedad sienta que me ha castigado.

Disculpas a Meggan y su familia:

Es tan difícil de procesar. Me gustaría decirles que tengo un gran remordimiento. Sé que cualquier clase de disculpa que haga ayudará de manera ínfima, si es que llega a hacerlo. No sé como ponerle palabras. Lo que no quiero hacer es decir, «Oh, me siento realmente mal.

Por si vale de algo, ofrecí dar todos mis ahorros de mi vida como músico durante 13 años. En la única reunión que tuve con ellos, la única oportunidad que tuve de hablar con uno de los miembros de la familia, les ofrecí cada centavo. Sé que eso no es suficiente. Nunca lo sería pero fue un gesto para decir, «si ese capítulo entero de mi vida fue un desperdicio, si tengo que dar todo para tratar de deshacer el daño causado, lo haré.

Sé que el dinero no mejora las cosas. Podría acercarme a ella y darle pensión alimenticia. Estoy en el paro. Su familia es adinerada. Podría luchar en tribunales y ver cuanto puedo quedarme. Pueden seguir luchando contra mi con demandas civiles pero yo no quiero luchar. Quiero pasar página. Podría luchar en el juzgado con los detalles más pequeños. No quiero. Quiero revelar donde está mi corazón ahora.

Me esfuerzo al máximo para dar un paso adelante. Sé que es una pequeñez dentro de todo lo que necesito, el daño que necesito resarcir. Hay tanto que puedo hacer. Creo que la curación es posible. Pero pensé, casi un año después de los hechos, que debería haber un proceso de curación, cierta comunicación entre familias. Cuando di un paso atrás y me di cuenta la primera vez que me ofrecí de tratar de hacer las cosas más fáciles, no resultaría en, «Oh, vale, abracémonos todos». Inocentemente esperaba algo y me sentí desanimado cundo eso no pasó. Pero ellos andan ahí fuera viviendo unas vidas normales. Y aquí estoy en mi burbuja.

De su culpa:

Merezco tantísimo más de lo que recibiré (en la sentencia). Estaré agradecido, incluso si me ponen más que el mínimo. No me invento excusas. En la mayoría de sociedades de la reciente historia humana podría haber acabado mucho peor. Doy las gracias. El cambio que tiene que pasarme por dentro, ya pase seis días o siente años, ya ha empezado. No creo que nuestro gobierno mejore por gastar un montón de dinero para encerrarme durante un largo periodo de tiempo. Los argumentos que presentemos en el tribunal para tratar de rebajar mi sentencia no están relacionados con el arrepentimiento que siento y la gratitud que hay dentro de mi corazón.

Siempre siento que merezco más tiempo pero, sinceramente, la verdadera sentencia bien que empezó antes de mi arresto. El verdadero castigo fue perder mis hijos y lo cierto es que perderlos para siempre, fue cosa mía. Perderles a nivel emocional mucho antes de que mi sentencia estuviera en preparación. Esa es la sentencia que más me costará pasar. Pienso especialmente en mi hijo. Si tuviera que hacer una lista de mis 10 recuerdos de mi vida, al menos siete de ellos incluyen a Biruk. Quizá no le vuelva a ver nunca más. Independientemente del tiempo que pase en la cárcel, esa será, de lejos, la sentencia más difícil con la que tendré que vivir.

ACTUALIZADO (a 18 de mayo de 2014) – Os dejamos el resto de puntos destacados de la entrevista:

De sus primeros contactos con el detective encubierto que contrató creyendo que era un asesino a sueldo:

Volví de Asia a altas horas de la noche el 6 de mayo. Me despierto el 7 de mayo por una llamada de un tipo que me dice se llama Red. Me dice, «No vamos a hablar de nada hasta que no nos veamos en persona pero necesito que me traigas esto para que la reunión se pueda producir». Específicamente, «necesito que me traigas fotos, una dirección y 1000 dólares para gastos», así que pienso, «va a investigar un poco. No vamos a cometer el crimen ahora. Es solo investigación.»

Habiendo pasado justo ahora por la separación, no tengo fotos suyas guardadas. Me metí en la red e imprimí fotos suyas en blanco y negro. No tenía fotos suyas listas porque hacía un tiempo que no pensaba en ello. Así que le llevé lo que me pidió y nos conocimos.

De si le dio la clave de la alarma de la casa de su mujer:

No. Eso va en mi contra, si te soy sincero. Imprimí su dirección y las fotos y todo eso. Antes de salir del coche para conocerle, pensé, «quizá debería escribir algunas cosas más». No quería que estuviera husmeando por la casa, viendo lo que pasaba, cuando mis hijos estaban ahí. Así que le puse cuando estaban los niños conmigo. Entonces pensé, «no conozco a este tío. Probablemente sea un tío bruto. Tendrá la típica pinta. Quizá debería anotarle el código de la puerta para que no salte la verja y tal». Así que escribo esas cosas y están muy claramente escritas a mano. Imprimí todo lo que me pidió y en el último momento escribí esas cosas porque me entró un ataque de pánico».

Conocer a «Red» y ser detenido:

Me dice que nos veamos en el Barnes & Noble. Entro y ahí está ese tío con pinta de motero. No había duda de que era Red. Me saluda y le saludo y nos dirigimos a uno de los pasillos, hablando. Me hace esas preguntas directas. «¿Con qué quieres que te ayude? ¿Qué quieres?» Y le dije, «Tío, quiero acabar con mi ex-mujer».

En ese momento sigo pensando que estamos haciendo investigación. Me pidió dinero para «gastos». A medida que avanza la conversación, trata de que sea más directo. Me dice, «No quiero hacer un trabajo en el que se supone que debía pegarle una paliza a alguien cuando en realidad debía hacer otra cosa. Quiero que seas realmente específico».

Le dije, «Tío, solo quiero acabar con ella». Quería que el dolor parara. En eso me centraba. Sé que suena ridículo pero es como un gran oso defendiendo a sus retoños. Lo que fuese que tuviera que hacer, ¿sabes a lo que me refiero? No está en mi naturaleza rugir y enseñar los dientes. Soy un tipo bastante calmado. Decía pasivamente, «Quiero acabar con ella». Es demasiado para mi. No sé como llevar todo esto.

Me insiste. «Quiero que me digas específicamente qué quieres». Pienso, «¿Este tío es tonto o qué?» Obviamente, yo soy el tonto pero en mi mente, en ese momento, pensaba, «tío, lo estoy dejando bastante claro». Me dice, «solo para dejarlo claro: ¿quieres a tu mujer muerta?» Así que justo antes de que me fuese, me acerco a él y le digo, «Si, para que te quede claro». No sé porqué no me di cuenta de que yo era el tonto. Ahí estaba yo pensando que él era el tonto. Pero yo soy el más tonto del mundo. Ahí es cuando dije, «Si, para contestar específicamente a tu pregunta, eso es lo que quiero». Eso lo tiene grabado.

Me pregunta si traigo el material que me pidió. Le dije que si y que lo tenía en el coche. Vamos al coche, le doy el sobre con todo a través de la ventanilla, meto marcha atrás, miro hacia atrás por encima del hombro, doy media vuelta y meto primera y tan pronto vuelvo a mirar al frete, tenía una pistola en la cabeza.

De cuando salió de prisión a la espera de juicio:

Jordan me devolvió la llamada. Los otros chicos (de As I Lay Dying) no me devolvía las llamadas cuando llegué a casa. Finalmente hablé brevísimamente con Nick (Hipa, guiarrista). Brevísimamente. En ambos casos, nunca entramos en detalles. Pensé que estaban estableciendo comunicación por si finalmente iban a poder hablar de todas estas cosas. Pero parecía que había una especie de pensamiento de grupo. Estaba como todo decidido, colectivamente, de no hablar conmigo.

Cortaron todas las comunicaciones. Les mandé una disculpa larguísima a todos, tratando de redimirme, sabiendo como la gravedad de mis acciones les había afectado en sus vidas. No recibí respuesta así que envié otra. En la segunda, la cosa fue más bien, «mira, no sé si merezco perdón pero simplemente quiero empezar este proceso…» Solo recibí breves respuestas de Nick y Jordan, dando a conocer que lo habían recibido. Jordan dijo que todos necesitaban más tiempo y que les estaba como acosando, en plan, «déjanos en paz». Así que dejé de molestarles. El último email que mandé era, «Tíos, no estoy buscando una oportunidad económica o arreglar todo para poder hacer más discos juntos. Simplemente os consideraba amigos desde hace mucho tiempo…» Simplemente quería ponerme en contacto con vosotros a nivel de amistad. Lo que si necesitaba en esos momentos difíciles era mis amigos. Pensé que necesitaban más tiempo. Los emails fueron mandados. El último fue como nueve meses después de que me arrestaran.

Echando la vista atrás, no lo hice demasiado bien respetando sus deseos, dejando que hablaran cuando estuvieran listos. Seguí tratando de contactar con ellos. Empeoré las cosas. Es culpa mía. Me doy cuenta de que seis meses es un período corto de tiempo para alguna gente pero para un tío sentado en su casa bajo arresto domiciliario… (risas) Vivía en mi propia burbuja.

La gente escoge sus amigos. Ellos estaban en una banda conmigo porque era un vale de comida. Era una oportunidad para lograr buenos ingresos. Éramos compañeros de negocio. Dejaron claro que les traía sin cuidado lo que me pasara a nivel personal. Y eso está bien.

La persona que era no era alguien por quien mereciera preocuparse, para ser sincero. La persona que era en los últimos seis meses o así antes de mi arresto, no me haría amigo suyo. No me lo tomo como algo personal. Pero no lo hace menos triste. Es triste pensar que todo el tiempo invertido en esas relaciones y ahora no hay preocupación personal, no hay amistad.

Diré que: dejaron claro que éramos solamente socios y nada más. Rompe el corazón a nivel personal pero no hay nada malo en ello. Tengo que respetarlo. Es su elección. Pero cuando se deben tomar decisiones empresariales, no puedo quedarme esperando respuestas de gente que no me habla.

No voy a esperar un consenso de cinco persona si no es más que un negocio. La propiedad del negocio As I Lay Dying es de dos personas. Somos Jordan y yo. Solíamos hacer las cosas más democráticas pese a que Jordan y yo teníamos poder para vetar. Para cualquier pequeño asunto empresarial que quede, somos Jordan y yo. No volvería a meterme en una furgoneta o un bus (con ellos). Quiero estar rodeado de gente que trata de mejorar la una a la otra y no solo tratan de hacer bueno música.

Sabes, cuando preguntaste por los chicos de la banda… En perspectiva, si se hubieran puesto en contacto, me hubieran apoyado un poco más, probablemente habría vuelto a meterme en la mentalidad de hacer As I Lay Dying con ellos de nuevo. Habría recaído en viejos hábitos. El modo en que se distanciaron de mi fue como no hay mal que por bien no venga.

Lo perdí todo. No solo mi familia, mi dinero pero los tíos con los que pasé casi una década. No quiero parecer que estoy resentido con ellos. Estoy agradecido por como se ha desarrollado la cosa. No quiero una disputa. No creo que sean unos capullos por no venir a visitarme. Tenían sus razones por estar alejados de mi. Algún día se explicarán, estoy seguro.

Una llamada o un email habría colmado mi curiosidad. O si oyeran toda mi versión, quizá haría que me odiaran más incluso. No deja de ser raro que no expresaran nada hacia mi – ni odio, ni rabia, nada. Da la sensación de que no hay un acuerdo personal.

Sobre publicar la música que componga en el futuro:

Es discutible si Metal Blade Records será propietaria de cualquier cosa que haga. Y publicar (música bajo) el nombre de As I Lay Dying no es apropiado ahora mismo; quizá nunca más lo sea. Ahora no es momento de evaluar eso. No estoy componiendo necesariamente un disco en solitario porque Metal Blade no podría encajar eso. No estoy componiendo como As I Lay Dying. Es más música para mis amigos, mi familia y para mi. Acabará viendo la luz del día pero no estoy componiendo con grandes expectativas.

A Metal Blade no le podría haber traído más al pairo lo que hiciera (después de mi arresto). Pero luego salió el disco de Austrian Death Machine y vendió más que ninguno de los anteriores de ADM. Así que el Presidente de Metal Blade llama a Artery Recordings y dice, «Oh, por cierto, te quiero recordar que eso era algo único, el dejar que Tim hiciera ese disco contigo». Estoy haciendo Si todo esto queda en terreno de nadie por el marketing y los sellos discográficos, preferiría que no viera la luz del día.

Quiero que Metal Blade me libere de mi contrato. Porque, y no es broma, quiero hacer más discos benéficos. Quiero quitarle toda clase de motivación impura. Pero al puro estilo de los sellos, si no les das un disco que crean que es va a dar cierta cantidad de dinero, te pueden presionar hasta que les des algo que les guste.

De su implicación en las composiciones de y la aparición de .

En la fundación de As I Lay Dying, yo era el único compositor. Para los tres primeros lanzamientos, no hubo ninguna clase de contribución importante de los chicos que
entraban y salían (de la banda). Habían algunos riffs geniales pero en el aspecto instrumental, yo hacía la mayoría de la composición y escribía todas las letras.

Cuando Phil se unió a la banda, empezó a ayudar. Y Nick empezó a añadir riffs aquí y allá. El último disco fue compuesto en su mayoría por Josh, extrañamente. Compuso más de la mitad. Así que cambió con el tiempo. Pero mis composiciones le dieron forma al sonido. No me estoy dando palmaditas: soy el primero en admitir que lo que dio forma al sonido de As I Lay Dying fueron In Flames y Living Sarifice.

No tenía problema problema en que el resto de chicos compusieran pero tenía que darle la aprobación porque tenía que verme cantando. Mi rango vocal limitaba lo que podía acabar saliendo. Muchas canciones acababan rechazándose. Supongo que muchas de esas canciones acabarán en su nuevo banda, lo cual explica porqué el primer material promocional que sacaran fuera una cara B de As I Lay Dying.

Artistas relacionados:
As I Lay Dying